20 de marzo de 2009

Teorías conspirativas: Chávez intentó derrocar a Castro

Uno está convencido de que nadie es que capaz de superar a Nelson Bocaranda (el mismo que juró por este puñado de cruces que la foto entre Fidel Castro y Cristina Fernández de Kirchner era un montaje), hasta que viene Jorge Castañeda y lo supera.

Jorge Castañeda es un tipo a la vez notable y veleidoso: estudió economía en Princeton y se doctoró en la Universidad de París; inició su militancia política en el Partido Comunista Mexicano, asesoró a Cuauhtémoc Cárdenas (PRD: más o menos progre) en las presidenciales de 1988, luego a Vicente Fox (PAN: más la derecha que el PRI) en la campaña de 2000, fue Canciller durante el gobierno de Fox y combatió férreamente la candidatura de Andrés Manuel López Obrador en 2006.

De Castañeda recuerdo en particular un libro suyo, La utopía desarmada, sobre el que aquí no voy a escribir ni ñe, sólo que estuvo muy de moda en la desencantada escuela de sociología de la Central de mediados de los 90.

Lo cierto es que el hombre acaba de publicar un... (no encuentro la palabra...) clarividente y enigmático artículo en la revista estadounidense Newsweek, intitulado El complot contra los Castro (The plot against the Castros). Allí nos revela las verdaderas razones de las renuncias de Carlos Lage (ex Vicepresidente cubano) y Felipe Pérez Roque (ex Canciller):

- Resulta que durante un mes, más o menos, Lage, Pérez Roque y otros estuvieron aparentemente involucrados en una conspiración, traición, golpe o el término que a usted le dé la gana, para derrocar o desplazar a Raúl Castro. (Como siempre, la traducción es libre, así que aquí les dejo el texto original: "for at least a month or so, Lage, Pérez Roque and others were apparently involved in a conspiracy, betrayal, coup or whatever term one prefers, to overthrow or displace Raúl").

- Aquí viene la parte candente del asunto: en el camino, reclutaron - o fueron reclutados por - a Hugo Chávez, quien trató de calentarles la oreja a varios líderes latinoamericanos, comenzando por Leonel Fernández, el presidente dominicano, que le respondió que él no se metía en esos vaporones. ("In this endeavor, they recruited—or were recruited by—Venezuela's Hugo Chávez, who in turn tried to enlist the support of other Latin American leaders, starting with Leonel Fernández of the Dominican Republic, who refused to get involved").

- Raúl, por supuesto, pilló la movida casi antes de que los complotados decidieran complotar y se fue donde Fidel y lo puso en tres y dos: mi hermano del alma, tú decides: o ellos o yo. ("As usual, Castro... detected the plot almost before the plotters themselves. Raúl took the evidence collected by military intelligence to his ailing brother, and forced him to choose: stick with him and extend his support to the predetermined succession path, or back Lage and Pérez Roque and forsake Raúl").

- Fidel, abrumado por la evidencia y profundamente decepcionado de sus pupilos, se decidió por Raúl. ("With evident disappointment in his old allies, the Comandante Máximo backed Raúl").

- Mandaron a llamar a Chávez a La Habana y se la pintaron así: o te retractas, a la vez que mantienes el apoyo económico a la isla; o pierdes el apoyo del aparato cubano de inteligencia, con todo y la información pormenorizada que ella implica, exponiéndote a golpes o intentos de asesinato de tus eventuales sustitutos. ("Then Chávez was summoned to Havana to be placed before another devil's alternative: back off, while maintaining economic support for the island, or lose his Cuban security detail and intelligence apparatus, exposing himself to coups and assassination attempts from eventual Venezuelan replacements").

- ¿Qué creen ustedes que hizo Chávez? Como el hombre no es tonto y sabe sumar, se puso a sacar cuentas: o me retracto o me asesinan. Mejor déjame seguir apoyando a los Castro. ("He chose to stick with the Castros").

Tremenda historia, ¿no?

Ah, pero siempre hay un pero. Miren como comienza el último párrafo del artículo de Castañeda: "Needless to say, none of this can be fully substantiated". Que en venezolano significa: "Por cierto, vale, antes de que se me olvide: nada de esto puede ser completamente sustentado, comprobado, verificado, confirmado o como quiera que a usted le dé su real gana llamarlo".

Tanto Princeton y tanta Universidad de París para terminar escribiendo chismes. Pero más hilarante aún resulta la manera como el Castañeda intenta revestir de un mínimo de credibilidad el chisme.

Seguramente ustedes recordarán el intercambio fraterno de chistes entre Chávez y Fidel en torno a la participación de Cuba y Venezuela en el Clásico Mundial de Beisbol 2009. Más concretamente, ¿ustedes recuerdan el artículo aquel en el que Fidel le respondió a Chávez: "Chávez ignora todavía por qué sus magníficos pitchers y bateadores serán derrotados por nuestros atletas"? Ahora la frase en su contexto: "No acepto que se mezcle ahora la chismografía con el Clásico de Pelota que está próximo a comenzar. Dije bien claro que nuestros atletas de béisbol eran jóvenes de primera línea y hombres de patria o muerte. Como ya expresé otras veces regresaremos con el escudo o sobre el escudo. Venceremos porque sabemos y podemos combinar algo que sólo pueden hacer hombres libres, y sin dueños, no los jugadores profesionales. Leonel Fernández me contaba ayer por la tarde que los excelentes peloteros profesionales dominicanos no deseaban participar en esas competencias, estarían ausentes con dolor para el pueblo que los vio nacer. Chávez ignora todavía por qué sus magníficos pitchers y bateadores serán derrotados por nuestros atletas. El equipo cubano que este año medirá sus fuerzas con los mejores profesionales de Estados Unidos y Japón en las Grandes ligas, es mucho más fuerte y está mejor entrenado que el de hace tres años. Muchos de ellos son ya veteranos a pesar de su juventud. Ninguno de los hombres que hicieron el equipo quedó en casa, excepto por razones de salud. Asumo la total responsabilidad por el éxito o el revés. Las victorias serán de todos; la derrota no será jamás huérfana".

Bien. Entonces seguramente recordarán que ese fue el mismo artículo en que Fidel escribió: "Con motivo de los cambios en el seno del Ejecutivo, algunas agencias cablegráficas se rasgan las vestiduras. Varias de ellas hablan o se hacen eco de rumores 'populares' sobre la sustitución de los 'hombres de Fidel' por los 'hombres de Raúl'. La mayoría de los que fueron reemplazados nunca los propuse yo. Casi sin excepción llegaron a sus cargos propuestos por otros compañeros de la dirección del Partido o del Estado. No me dediqué nunca a ese oficio. Jamás subestimé la inteligencia humana, ni la vanidad de los hombres. Los nuevos ministros que acaban de nombrarse fueron consultados conmigo, a pesar de que ninguna norma obligaba a los que los propusieron, a esa conducta, ya que renuncié hace rato a las prerrogativas del poder. Actuaron sencillamente como revolucionarios auténticos que llevan en sí mismos la lealtad a los principios. No se ha cometido injusticia alguna con determinados cuadros. Ninguno de los dos mencionados por los cables como más afectados, pronunció una palabra para expresar inconformidad alguna. No era en absoluto ausencia de valor personal. La razón era otra. La miel del poder por el cual no conocieron sacrificio alguno, despertó en ellos ambiciones que los condujeron a un papel indigno. El enemigo externo se llenó de ilusiones con ellos".

Ahora miren la interpretación que le da el Castañeda a las palabras de Fidel: en su columna de prensa, Fidel los acusó de albergar "ambiciones" excesivas, alimentadas por la "miel del poder" y la "ausencia de sacrificio". Dijo además que habían reanimado las ilusiones de "poderes extranjeros" respecto al futuro de Cuba. ("In a newspaper column Fidel accused them of harboring excessive 'ambitions' fed by the 'honey of power' and the 'absence of sacrifice'. He said they had reawakened the illusions of 'foreign powers' regarding Cuba's future").

Arriba tienen el artículo de Fidel. ¿En alguna parte escribió sobre "poderes extranjeros"?

Pero eso no es lo más importante. Según Castañeda: más importante aún, y enigmáticamente, Fidel recurrió a una metáfora beisbolera en ocasión del Clásico Mundial de Beisbol para afirmar que los jugadores de beisbol de Chávez, con todo y lo "jóvenes y buenos" que son, no serían capaces de vencer a las "estrellas cubanas". ("More importantly, and enigmatically, he resorted to a baseball metaphor on the occasion of the World Baseball Classic... to claim that Chávez's baseball players, 'as good and young' as they might be, were no match for 'Cuba's seasoned all-stars'").

Cosa más grande y ridícula, caballero. A ver, a ver, a ver:

Lo que escribió Fidel: "Chávez ignora todavía por qué sus magníficos pitchers y bateadores serán derrotados por nuestros atletas".

Lo que escribió Castañeda: enigmáticamente, Fidel recurrió a una metáfora beisbolera... para afirmar que los jugadores de beisbol de Chávez, con todo y lo "jóvenes y buenos" que son, no serían capaces de vencer a las "estrellas cubanas".

Otra vez Fidel: "Chávez ignora...".

Cosa más grande, ridícula y "enigmática", caballero. Como escribió el cámara que lleva el blog BoRev.Net (altamente recomendado para todo aquel que le meta al inglés): "About baseball! The whole stupid coup plot story was based on an 'enigmatic comment' Fidel made about his team winning the World fucking Baseball Classic this year. Jorge Castañeda is a disturbed old man". Que traducido al venezolano quiere decir: "¡Sobre beisbol! Toda una estúpida historia sobre golpes y comploteos basada en un 'enigmático comentario' que hizo Fidel sobre su equipo triunfando en el Clásico Mundial de Beisbol del coño. Jorge Castañeda no es más que un viejo trastornado". Traducción alternativa de la última frase: "Jorge Castañeda no es más que un viejo senil que está loco e bola".

Pero la historia no termina aquí. El Universal, entre muchos otros, reprodujo la "noticia" hace un par de días, el miércoles 18 de marzo. Y ayer jueves 19, su columnista estrella, Nelson Bocaranda (Runrunes), abrió con este runruneo:

"Cuba. La información que publicó en la revista Newsweek el ex canciller mexicano Jorge Castañeda - hombre de izquierda muy vinculado a importantes figuras cubanas tras ayudar a mejorar las relaciones entre ambos países - en la que involucra al presidente venezolano con un supuesto golpe, conspiración o traición en Cuba contra Raúl Castro apoyándose en los defenestrados Carlos Lage y Felipe Pérez Roque, vicepresidente y canciller, respectivamente, nunca será aceptada o confirmada por el régimen cubano tal como pasó con las purgas de Stalin o en las de Mao. Sin embargo, hay piezas que cuadran. En nuestra pasada columna del 5 de mayo escribimos sobre el intempestivo viaje del caudillo criollo a Cuba, el viernes 20 en la noche, y su regreso silencioso con sus acompañantes tras pasar unas horas en la capital cubana. Molesto regresó por Barquisimeto, dejó a sus acólitos y se fue a Barinas donde pasó dos días encerrado conversando con su hermano Adán. Desde ese viaje sus ministros no han osado preguntarle absolutamente nada sobre Fidel y Raúl. ¿Le dará todo esto más razones a Castañeda para armar el rompecabezas del que sólo algunas pistas le dieron los altos cargos cubanos para que lo hiciera público en Estados Unidos? ¿Será por eso el mal genio de Hugo I las últimas semanas y su huida hacia adelante llevándose en su carrera hasta la propia Constitución de la que con tanto orgullo nos hablaba hace sólo unos añitos? No ve a nadie que se le pare y enfrente".

Yo no sé a ustedes, pero a mí me provoca cierta grima saber que la columna de este otro "disturbed old man" sea la más leída todas las semanas por aquellos que consumen El Universal. Dicho diario, por si no lo saben, incluye en su página web, diariamente, un "Ranking de Noticias". Vean el "ranking" de ayer:


Si el estómago se los permite, pásense por ahí el próximo jueves, y se acordarán de lo que aquí les digo.

Y después dicen que el que está de manicomio es Chávez.



Caricatura de Rayma, publicada ayer jueves 19 de marzo en El Universal.

Cosa más loca e bola, caballero.

2 comentarios:

  1. Vamos, Reinaldo, cosas más locas se ven a diario. Lo que queda en sombra es saber si es alguna necesidad oscura de la siquis la que compele a leer esas divagaciones de "disturbed old men" (yo añadiría "and women", que parecen aún más numerosas).
    Basta con escuchar los discursos de los secuaces y fanáticos de Manuel "Perasalhorno" y cómplices, ayer en la calle y hoy en la legislativa del Zulia.
    Basta con entrar a leer las gentiles expresiones de ternura y solidaridad de l@s foristas de basur... digo, noticierodigital.
    Rolo 'e problema de salud mental, mano. Y dime hoy cuando Hugo les tire el paquete. Debe haber un ejército de palangre al acecho del verbo de hoy, listos a trinchar, disectar, señalar y criminalizar cada oración, cada párrafo y cada palabra del esperado edicto.
    Franco Munini.

    ResponderEliminar
  2. Franco dijo:
    "Lo que queda en sombra es saber si es alguna necesidad oscura de la siquis la que compele a leer esas divagaciones...".

    No he encontrado mejor definición que ésta: amor al poder, "desear aquello mismo que nos domina y explota".

    ResponderEliminar