11 de marzo de 2009

CMB 2009: Y Venezuela venció a Estados Unidos

Venezuela celebra: Carlos Silva, Melvin Mora y Miguel Cabrera (de izquierda a derecha) saltan al terreno al concretarse la victoria sobre Estados Unidos. Por: Frank Gunn/AP.

Yo no sé cómo habrá sido por donde ustedes viven, pero por aquí se dejaron oír gritos emocionados y un poco más lejos algunos cohetones inclusive, esos que al habitante de Caracas le indican que algo importante acaba de suceder. ¿Quién no ha encendido el televisor al escuchar el estruendo inconfundible de la pólvora que estalla bien arriba en el cielo? Lo que sucedió fue que Francisco Rodríguez hizo abanicar a Kevin Youkilis, primera base de la selección estadounidense, sellando así la victoria de Venezuela, 5 carreras por 3.

Henry Blanco (sustituyendo a Ramón Hernández, autor del kilométrico jonrón contra Italia durante el juego del martes 10 de marzo) jonroneó en el tercer inning contra Ted Lilly, dándole la ventaja a Venezuela, y terminó como el bateador más destacado del equipo, yéndose de 4-3, con 2 anotadas y una impulsada, sumándole un buen lance a la defensiva en el cierre del noveno inning, cuando reventó en segunda a Derek Jeter para poner el inning en dos outs. Destacaron también Grégor Blanco, que conectó de 5-3 con una impulsada, incluyendo doble y triple, y Marco Scutaro, que se fue de 4-1, impulsando par de carreras que serían claves.


Henry Blanco es felicitado por César Istúriz luego de conectar su jonrón. Por: Frank Gunn/AP.

El abridor Víctor Zambrano, el derrotado en el primer juego contra Estados Unidos, remontó parcialmente, lanzando 3 innings y 2 tercios, permitiendo tres hits, una carrera limpia, otorgando par de bases por bola y ponchando a uno. Lo relevaron sin permitir mayores libertades Jan Carlos Granado (el ganador), Iván Blanco y Carlos Vásquez. Orber Moreno permitió 2 carreras en el octavo inning, cuando el receptor del equipo estadounidense, Chris Iannetta, se la sacó con uno en circulación. Pero no pasó de ahí: la elogiada alineación estadounidense fue mantenida bajo control.

Y como yo sé que hay un montón de gente mal pensada, esa última línea no la escribí yo. Es mi traducción libre de la reseña que escribió Ed Eagle en la página oficial del Clásico Mundial: "... and catcher Chris Iannetta drilled a two-run homer in the eighth, but the vaunted U.S. lineup was otherwise held in check". Ah, bueno, después no digan.

Y ahora viene la parte que todos mis cámaras están esperando (y seguramente otros por ahí también): esta victoria nos la gozamos y la celebramos por partida triple: en primer lugar, porque ganó Venezuela, que aunque parezca muy obvio resulta que no lo es tanto; en segundo lugar, porque le ganamos a uno de los equipos favoritos, con todo y su "elogiada alineación" y su aura de invencibilidad: Estados Unidos; pero sobre todo sentí alegría porque sé que hay venezolanos que estaban deseando que Venezuela perdiera, y después de este resultado se sienten tristes, molestos y frustrados.

Usted lo puede llamar como quiera: llámelo resentimiento si le da la gana. Por lo que a mí respecta, hoy me río de aquellos que son capaces de confundir alegría por partida triple con resentimiento.

¿Saben cómo es la vaina? Vayan a llorar pal valle. Dígalo ahí, Francisco Rodríguez.

Francisco Rodríguez expresa su preocupación por aquellos venezolanos que estaban ligando a que Estados Unidos nos dejara en el terreno. Por: Elsa/Getty.

10 comentarios:

  1. Me entero por ti. No pude ver el juego anoche, aunque el primero lo vi todito. Y bueno como diría el sabio: la venganza,como las chuletas de cerdo, son dañinas para la salud, pero qué sabrosas son.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. ESPERABA OTRO NOMBRE PARA EL ARTICULO ALGO COMO "GRINGOS SU PRIMERA VICTORIA FUE UNA VICTORIA DE MIERDA" JAJAJA ESTA ES LA VENEZUELA QUE ESPERABAMOS LA QUE DA LA PELEA ANTE LOS "GRANDES" LASTIMA POR AQUELLOS QUE DESEABAN LA DERROTA, A LLORAR PAL VALLE

    ResponderEliminar
  3. Epa: algunos panas me comentaron que no escucharon los abucheos contra Magglio Ordóñez durante el primer juego del CMB.
    Estuve buscando algún testimonio audiovisual para despejar dudas, pero no lo encontré.
    Pero léanse esta nota que publica hoy El Universal.
    Les dejo aquí sólo el primer párrafo:
    "Para nadie es un secreto que la inmensa mayoría de los venezolanos que viven en Florida no son simpatizantes del presidente Hugo Chávez. Si en el lejano Rogers Center de Toronto se oyeron abucheos contra Magglio Ordóñez y constantes cantos políticos, es poco probable que los decibeles bajen en el Dolphin Stadium de Miami".
    Ahí está.

    ResponderEliminar
  4. No sé de deportes y menos de béisbol, pero me imagino algo así como los goles del Diego a los ingleses: el q´ no los gozó tiene sangre´e pato.
    Saludos.
    Pelu.

    ResponderEliminar
  5. Alicia: interesante símil histórico. Me gustaría saber si parte de la sociedad argentina deseaba la derrota contra Inglaterra.

    ResponderEliminar
  6. Epa, hasta en Dando y Dando sonaste!
    (Y yo estaba arreglando el #$%& cable del televisor y me perdí el comentario).
    Vi algo de refilón, un "contacto con la realidad" en el cual ese par de inmarcesibles varones y gallardos machos, esos dos gallos vernáculos de pelo en pecho y escupetabaco de las noches globidiotizantes se referían a esta derrota horrorosa para el deporte nacional. A esta mancha en el historial de las relaciones deportivas con los iunaitedestéits que empaña el buen humor de nuestra representación en Westonzuela.
    ¿Sabes qué, pana? Esos son los buenos de ese grupo. Los "y que" malos patriotas, los que le dán una pita a Magglio, los que están del otro lado de la creación más balurda que nos hayamos dejado encajar: la supuesta barrera ideológica que marca un "nosotros" y un "ellos". Esos tipos son básicamente iguales a nosotros, sólo que ven otro canal de televisión y piensan que Chávez es una maldición o lo que sea que le digan o se inventen, pero tratan de vivir una vida honesta, aún cuando basada en principios diferentes a los que quisiéramos idealizar y realizar nosotros.
    Las ratas son otras, hermano. Los constructores de barreras. Los creadores de divisiones y fricciones, los ilusionistas del odio o del fraude colectivo que nos distrae de sus acciones reales, moviendo las redes en nuestro erario, estableciendo cabezas de playa en la siquis colectiva, echando casquillo a uno y otro bando y preparando el terreno para que nos matemos mientras ellos siguen predando.
    Los magos de Kosovo al lado de los matraqueros públicos.
    Entre esos están los asesinos de Clelia Spinas. Los materiales, basura que se vende como sicarios, y los intelectuales, contratistas y parásitos de las obras públicas de cualquiera y por ende de ninguna ideología.
    Y están los ganaderos y terrófagos con sus matones a sueldo.
    Y están los guionistas y actores de la industria del odio enlatado, empaquetado, premasticado y de liberación prolongada que nos inyecta violencia en las neuronas.
    Cada vez que abuchean a Magglio las ratas se restriegan las sucias patas. Cada vez que sentimos pena ajena por los desvaríos de un escuálido las ratas se restriegan las sucias patas.
    Porque mientras nos miremos de mala manera entre venezolanos, ellos ganan en la sombra. Porque no estamos mirándolos A ELLOS.
    Coño, esto iba a ser un comentario sobre deporte. Mira en qué paró.
    Franco Munini.

    ResponderEliminar
  7. La pasión, la dignidad y el orgullo patrio se expresaron abiertamente en la celebración de nuestros jugadores, eso es indudable, digan lo que diga… sus rostros de felicidad, fue la mejor demostración contra los pitiyanquis venezolanos que se dieron a la tarea de desprestigiar y calumniar a nuestro equipo… pero esto es más que deporte… a los que sueñan e incitan desde aquí, para que piten y abucheen a nuestro equipo, pues ahí tiene PA QUE APRENDAN A RESPETAR Y SEAN SERIOS! Cuidaoooo y les sale el tiro por la culata y en Miami los abucheados son otros… porque, lo que si he escuchado en muchas ocasiones y especial en juegos de Beisbol, son Gritos a coro como: “Cuba Si Yanquis No” Por mi parte nunca me cansare de Gritar ¡Venezuela SI Yanquis No!

    ResponderEliminar
  8. Reinaldo, pues creo que no: aunque por diferentes razones, nadie simpatizaba con el equipo inglés.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Franco dijo:
    "Las ratas son otras, hermano. Los constructores de barreras. Los creadores de divisiones y fricciones, los ilusionistas del odio o del fraude colectivo que nos distrae de sus acciones reales, moviendo las redes en nuestro erario, estableciendo cabezas de playa en la siquis colectiva, echando casquillo a uno y otro bando y preparando el terreno para que nos matemos mientras ellos siguen predando".

    En eso estamos claros, cámara.

    Por cierto, te agradezco haber traído acá la referencia a María Clelia Spinas. Habría que indagar más sobre ese asunto.

    ResponderEliminar
  10. Y SEGUIRA VENCIENDO AMIGO MUY BUENOS SUS CORREOS

    ZM

    ResponderEliminar