23 de marzo de 2009

Derechos para las parejas homosexuales en Venezuela y "revolucionarios" homofóbicos

Según nota de prensa de la Asamblea Nacional, que reproduce YVKE Mundial, "está casi listo el informe para segunda discusión del proyecto de Ley Orgánica para la Equidad e Igualdad de Género, el cual establece las asociaciones de convivencia constituidas entre dos personas del mismo sexo".

De la misma nota, les dejo acá dos párrafos más:

"La parlamentaria [Romelia Matute] citó el contenido del artículo 8 de la ley que debate la AN en relación con esta materia: 'Toda persona tiene el derecho a ejercer la orientación e identidad sexual de su preferencia, de forma libre y sin discriminación alguna. En consecuencia, el Estado reconocerá las asociaciones de convivencia constituidas entre dos personas del mismo sexo, por el mutuo acuerdo y el libre consentimiento, con plenos efectos jurídicos y patrimoniales'.

"De esta manera, una pareja homosexual unida legalmente podría compartir sus bienes, como apartamentos, automóviles y similares, y en caso de fallecimiento de uno de ellos, el sobreviviente tendrá derechos sobre los bienes comunes. La separación legal entre ambos, y la consecuente repartición de bienes, podría manejarse de forma similar a la separación entre una pareja o entre socios, y una persona homosexual podrá incluir a su pareja legal en seguros médicos, entre otros".

Es mi opinión que una iniciativa legislativa de esta naturaleza - que, confieso, desconocía por completo - debe ser no sólo celebrada por nosotros, sino también defendida firmemente. Ya vendrán los ataques de la Iglesia y - no lo duden un segundo - desde las propias filas "revolucionarias".

Valga la ocasión para plantear aquí algunas interrogantes absolutamente pertinentes: ¿hasta cuándo tendremos que aguantar las reiteradas manifestaciones de homofobia que, en nombre de la crítica a las figuras más censurables de los medios opositores, tienen lugar en algunos programas de Venezolana de Televisión? ¿Es que acaso el fin justifica los medios? ¿Acaso es necesario, para hacerle frente a la indignidad de algunos tristes personajes, recurrir a la ofensa de la dignidad de otros? ¿Acaso no es ésta una penosa práctica que nos hace cómplices del envilecimiento de la batalla de las ideas? ¿Acaso esta práctica no nos hace indignos a nosotros mismos? ¿Allí donde brilla por su ausencia la crítica inteligente, crecen como la mala yerba los chistes de mal gusto y las risitas cómplices, al mejor estilo de los peores programas de humor? ¿Debemos resignarnos a esta forma de hacer televisión?

Por lo que a mí respecta, cada vez que me cruzo con alguna de estas expresiones, cambio de canal o apago el televisor.

Ya lo decía Michel Foucault, homosexual, pero sobre todo una de las mentes más lúcidas del siglo XX:

"Por último, el enemigo mayor, el adversario estratégico... el fascismo. Y no sólo el fascismo histórico de Hitler y Mussolini - quienes tan bien supieron movilizar y utilizar el deseo de las masas - sino también el fascismo que se halla dentro de todos nosotros, que acosa nuestras mentes y nuestras conductas cotidianas, el fascismo que nos hace amar el poder, desear aquello mismo que nos domina y explota".

15 comentarios:

  1. Qué bueno que se apruebe esta Ley. Todavía hay gente que sufre mucho porque son excluidos, maltratados y objeto de burla porque son homosexuales. La Ley ni impedirá estas conductas retrógradas en forma inmediata, pero por algo así se empieza.
    Y sí preocupante que los medios oficialistas agreda a sus adversarios haciendo uso de motivos como este.EN el fondo, Reinaldo, se nos sale a veces el adeco, la estructura mental de la iglesia o de la burguesía. Cómo culparnos en medio de todo eso hemos nacido y nos hemos levantado.Sin embargo, hay que luchar contra eso, criticarlo de modo que puedan corregirse en el camino.
    Abrazos.
    Pd. será la próxima vez que nos traigamos el título de campeón, de todos modos nuestro equipo tuvo una actuación brillante y digna.
    Tulio Hernández que se vaya al... tú sabes, tú sabes.

    ResponderEliminar
  2. A mí me preocupa mucho la elevada cantidad de comentarios de personas "chavistas" y que apoyan al proceso, pero no están de acuerdo con esa ley por razones religiosas o prejuicios morales. Falta mucha concientización sobre el tema...

    ResponderEliminar
  3. Es verdad, tienes razón, falta mucho, pero ya falta menos, vamos a lograrlo, ya lo veraz, es solo un proceso, que requiere de tiempo y método....En eso estamos....

    Aquí les dejo este vídeo......

    ResponderEliminar
  4. Vamos a ver este:

    http://www.youtube.com/watch?v=KyHSEREyc_o

    ResponderEliminar
  5. Hola Reinaldo.
    En relación a tu artículo, quiero decirte, que estoy muy contenta de que se haya logrado este paso, que por cierto es muy importante.Me refiero a las uniones homosexuales.
    En cuánto a tus preguntas...muchos saldrán con los tacos de punta....muchas quedarán sin respuestas, pero sabes porque?? porque nada pueden contestar, porque simplemente no saben, en cuánto a la iglesia, todos sabemos que está en contra de todo lo que signifique bienestar, paz y adelantos.
    Y si no, solo nos queda mirar el papel que hizo el Papa recientemente en su visita al Africa en denostar el uso del profiláctico, algo que la ciencia ha puesto a disposición del ser humano, como una de las herramientas para combatir el sida.
    Este proyecto de Chavez sobre las "asociaciones de convivencia", hará que muchxs se animen y salgan del closset (como comunmente se dice), esperemos que la gente que los rodea lxs admita y aprueben su relación. Tiempo al tiempo no??
    También espero que no pase mucho tiempo, ya que esta unión se legaliza, aprueben el título de "matrimonio" como a las parejas heterosexuales y dejen de ser asociaciones......
    Con el correrr del tiempo supongo que estas parejas homosexuales, tengan la misma oportunidad de poder adoptar a un niño/a ya que hay tantos esperando, entonces será ese el momento en que digan: si, es hijo/a del matrimonio tal y no "es hijo de la asociación de convivencia de tal y tal" no te parece???
    Lia

    ResponderEliminar
  6. More dijo: "EN el fondo, Reinaldo, se nos sale a veces el adeco, la estructura mental de la iglesia o de la burguesía".

    No tanto como "a veces", More, sino más bien muy a menudo.

    Luigino: cómo estás cámara. He seguido con atención los comentarios a la nota que publicaste en YVKE. (Ha sido una noticia muy comentada, por cierto).
    Y sí: mucho conservadurismo y pacatería. Sirva la ocasión para que cierto chavismo muestre su verdadero rostro "humanista", "democrático", etc., etc.

    Michel: Sí, falta mucho.
    Gracias por los videos, cámara.

    Lia: Es sin duda un paso importante. Implica derribar barreras gruesas, sobre todo políticas y culturales.
    Ya veremos qué sucede en adelante. Cómo dices: tiempo al tiempo.

    ResponderEliminar
  7. Es lamentable que haya aún gente que pretenda negar los derechos de todas las personas con tendencia sexual distinta a la suya.

    En ocasiones realmente me resulta incongruente que desde los mismos chavista, que supuestamente siendo de izquierda, serían liberales en éstos apsectos, se condene a los gays y lesbianas, la misma Ley RESORTE da cuenta de pacatería mas propia de la derecha.

    Aún así en éste país tan extraño, ocurren cosas como que el alcalde de Baruta es gay reconocido, ó que en la UCAB el profesor Tomás Adrián es transexual (Tamara Adrián) y es Jefe de la Cátedra de Derecho Mercantil (ambos por cierto reconocidos en sus áreas y de oposición). En las filas chavistas tambien hay casos sonados, no los nombro pues no me constan, y apesar de que me parece igual de honorable ser gay que heterosexual, es un tema delicado.

    En Venezuela hay bastante mas tolerancia de la que creemos, incluso entre los que pueden ser considerados como mas tradicionalistas.

    Saludos,
    EL MISMO ANÓNIMO

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno. Cómo verán, un comentario poco abundante en letras, pero sí en acompañamientos. ernesto

    ResponderEliminar
  9. Quizás el más difícil de todos los problemas: la discriminación racial

    (Comparecencia del Comandante en Jefe Fidel Castro en el Canal 12 de televisión. La Habana, 25 de marzo de 1959.)

    [...] El problema de la discriminación racial es, desgraciadamente, uno de los problemas más complejos y más difíciles de los que la Revolución tiene que abordar. El problema de la discriminación racial no es el problema del alquiler, no es el problema de las medicinas caras, no es el problema de la Compañía de Teléfonos, no es ni siquiera el problema del latifundio, que es uno de los problemas serios que nosotros tenemos que encarar.

    Quizás el más difícil de todos los problemas que tenemos delante, quizás la más difícil de todas las injusticias de las que han existido en nuestro medio ambiente, sea el problema que implica para nosotros el poner fin a esa injusticia que es la discriminación racial, aunque parezca increíble.

    Hay problemas de orden mental que para una revolución constituyen valladares tan difíciles como los que pueden constituir los más poderosos intereses creados. Nosotros no tenemos que luchar solamente contra una serie de intereses y de privilegios que han estado gravitando sobre la nación y sobre el pueblo; tenemos que luchar contra nosotros mismos, tenemos que luchar muy fuertemente contra nosotros mismos. [...]

    [...] Y yo me pregunto qué diferencia hay entre una injusticia y otra injusticia, qué diferencia hay entre el campesino sin tierra y el negro al que no se le da oportunidad de trabajar. ¿Es que no se muere igualmente de hambre el negro que no trabaja como el campesino que no tiene tierra?

    ¿Y por qué la Revolución ha de tener la obligación de resolver las otras injusticias, y no va a estar en la obligación de resolver esa? [...]

    [...] Sin embargo, hay gente que va a la iglesia y es racista, hay gente que se llama revolucionaria y es racista, hay gente que se llama buena y es racista, hay gente que se llama culta y es racista.

    Y acaso he venido yo a tratar esta injusticia, que la traté con todo el cuidado con que un gobernante debe tratar los problemas de su país, porque dije bien claramente que no debiera ser necesaria una ley para que se pusiera fin a una injusticia semejante que nacía de un prejuicio absurdo. Y yo soy de los que creen que los prejuicios no se combaten con leyes; se combaten con argumentos, se combaten con razones, se combaten con persuasión, se combaten con la educación [...].

    [...] Y dije bien claramente que había dos tipos de discriminación: una en el trabajo y otra de carácter cultural —si se quiere—o de recreo; que la que resultaba verdaderamente cruel, que la que resultaba verdaderamente inhumana era aquella que le negaba a un hombre, a un cubano, a un hermano, por ser negro, la oportunidad de ganarse la vida trabajando.

    Dije que no solamente teníamos que hacer campañas en los centros de trabajo, una campaña nacional para que tuvieran igualdad de oportunidades; dije que era un problema de educación, que si los educaban separados era lógico que después no pudiesen trabajar juntos, ni vivir juntos, ni divertirse juntos; dije que era lógico que si los hijos de la aristocracia se educaban aparte, después albergasen prejuicios raciales, no pudiesen sentirse habituados al trato igualitario y fraternal con aquellos cubanos que no fuesen del mismo color.

    Hay gente muy humilde que también discrimina, hay obreros que también padecen de los mismos prejuicios de que pueda padecer cualquier señorito adinerado. Y eso es lo que resulta todavía más triste.

    Porque si aquí los que hubieran protestado de que yo abordara el problema de la discriminación, hubiesen sido los mismos que tienen latifundios, que tienen rentas, aquellos a quienes las leyes de la Revolución hubiesen perjudicado, tendría una lógica; pero lo absurdo, lo que debe obligar al pueblo a meditar, es que haya levantado ronchas entre gente que ni tiene latifundios, ni tiene rentas, ni tiene nada, que no tiene más que prejuicios en la cabeza. Y eso es realmente lo doloroso. Lacra que hay que decírsela al pueblo, lacra que hay que aquí escribirla y hablarla; prejuicios que hay que erradicar, no por la ley, porque quién le va a quitar un error de la cabeza a nadie con una ley; hay que hablarle y persuadirle, demostrarle —porque para eso es un pueblo inteligente, este es un pueblo que razona, este es un pueblo que oye—. Este no es un pueblo de fanáticos. Este es un pueblo de gente de inteligencia despierta, a quienes las luces de la razón les tienen que penetrar [...].

    Elkys

    ResponderEliminar
  10. Lastima que en ocasiones esa búsqueda de igualdad, termine discriminando a otros, y creando mas desigualdades y problemas.

    Los derechos deben extenderse en su disfrute a todos, y para ello, no hace falta amenazar a nadie, ni quitarle a otro, solo hace falta crear condiciones por las que se amplíe el disfrute de derechos a otros ciudadanos.

    La discriminación por tendencia sexual y su eliminación, no debe suponer una amenaza para nadie, pero si hubiera la ocurrencia (es solo una suposición para dar un ejemplo) de eliminar el matri monio civil para que todos estemos igual, es decir sin matrimonio, eso sería una amenaza inaceptable a la gente que desea casarse. Igual ocurre co otros temas, si usted cree que todos merecemos tener un hogar, no puede, en aras de que así sea quitarle a los otros la mitad del suyo para que lo comparta con otro, sino crear mas hogares para que todos puedan tener 1 (los construye usted, los manda a construir con un particular, etc).

    En definitiva, la discriminación es una aberración inaceptable, sea racial, sexual, o de cualquier otra índole (pensemos en la discriminación política tan usada en estos años con las listas Tascón y otras) y debemos saludar con beneplácito cualquier ley que intente mitigarla, mi única preocupación es que en esa lucha de erradicar esta y cualquier otra discriminación, se nos vaya la mano, y terminemos afectando a mas personas, sin que por ello se haya resuelto el tema que se quiso resolver inicialmente.

    EL MISMO ANÓNIMO

    ResponderEliminar
  11. Anónimo de las 11:43 am dijo:
    "Los derechos deben extenderse en su disfrute a todos".
    El problema es que el capitalismo niega, de entrada, esta posibilidad. La niega mediante la explotación.
    Sólo un pequeño detalle que muchas veces pasamos por alto.

    ResponderEliminar
  12. Elkys:
    Gracias por la valiosa referencia del discurso de Fidel. Muy bueno.

    ResponderEliminar
  13. No se yo si es un tema de Capitalismo vs. Socialismo esto de los derechos humanos, enre ellos el de no ser discriminado por tendencia sexual, ni por la raza, como tambien se ha apuntado en estos comentarios.

    Sin embargo, si te puedo decir que las sociedades democráticas, son mas proclives a la apertura y a la tolerancia, que suele dar paso al respeto a los derechos. No es lo que abunda en las sociedades gobernadas desde el totalitarismo que se comporta igual siendo de derechas ó de izquierda (Alemania Nazista / URSS) (SUDÁFRICA -años ha- / Cuba) por citar ejemplos.

    Hoy en día en paises muy exitosos con sistemas de protección social envidiables (Francia, Suiza, Suecia, Canadá) e incluso con gobiernos de izquierda (España, Francia) han logrado ampliar el disfrute de os derechos de sus ciudadano al máximo, otros de derechas como EEUU y UK, han tenido igual mucho éxito tambien.

    El factor común es la democracia, siendo pues éste el valor a defender para que todos podamos ejercer nuestros derechos y procurar su extensión. No debemos seguirla amenzando, pues es la garantía de todos.

    EL MISMO ANÓNIMO

    ResponderEliminar
  14. El mismo Anónimo: Lo que te planteé antes es que es muy fácil abogar por los derechos de todos sin impugnar al sistema que los niega de plano.
    Por supuesto que habrá lugares donde algunos derechos se respetan más que en otros lugares. Pero no olvides jamás que detrás de cada derecho conquistado hay una historia de luchas, muchas veces cruenta y no pocas veces de carácter anticapitalista.
    El capitalismo, "las sociedades modernas", "las democracias occidentales" no conceden nada. Los derechos son, siempre, conquistas populares.

    ResponderEliminar
  15. Que bueno que ya se esté tomando en cuenta al mal llamado público homosexual, y aclaro, digo mal llamado, porque comparto la visión asiática (japonesa) que se da cuenta de que sexualidad no es lo que nos constituye como personas, por lo cual, decirle homosexual a alguien es completamente erróneo ya que la persona no es homosexual sino mas bien mantiene comportamiento de índole homosexual. Aclarado este punto, me parece que aún el tabú no se nos espanta de una vez por todas, ya que teniendo a este gran líder como lo es Chavéz, yo no he tenido la oportunidad, ni me he enterado, de que estos temas sean tratados a "vox populi", en cadenas, Aló presidente, etc etc... pues al parecer esos temas se siguen hablando a puerta cerrada, e intuyo que probablemente haya un miedo a perder simpatizantes del chavismo si sienten que su comandante "flaquea" en respaldo del "otro bando", y no me refiero con esto a la oposición. Quién más que él que tiene tanto poder retórico para convencer a la multitud que maneja de que nosotros también tenemos derechos... Pero eso aún, se maneja a puerta cerrada.
    Amanecerá y veremos... pero hay que defendernos del ortodoxismo.

    ResponderEliminar