28 de enero de 2010

Una lucha de telenovela

(No son nada, pero ya son veinte en Ciudad CCS. Éste, publicado el jueves 28 de enero de 2010.

Versión ligeramente más larga y bla, bla, bla.

Salud).

********

Estudiantes de la Universidad Nicolás Copérnico marchan por la paz y la libertad. Más imágenes, aquí.

Quien no haya visto el final de la telenovela Mi prima Ciela, no pierda oportunidad de hacerlo. Los últimos siete minutos – o casi – del episodio incluyen un retrato familiar y unas palabras de despedida de la Ciela (Mónica Spear), y previa a ésta una larga y desgarradora escena de llanto del Vido (Manuel Sosa), que se despide de su amada recién fallecida. Son unos cuatro minutos de desconsuelo y desolación que conmueven al más pintado. Debo confesar que me distraje luego del primer minuto de llanto, pero al volver sobre la escena, pasados los tres minutos, sentí pena por aquel muchacho y hasta quise saber qué era lo que le había ocurrido.



Para los desprevenidos, es preciso recordar que Mi prima Ciela era la telenovela estelar de RCTV cuando este gobierno decidió cortarle las alas a ese ángel del Señor. Recuerdo que en la víspera de la infausta fecha, desde las instalaciones del canal, Hany Kauam quiso interpretar Es tu amor, el tema de la telenovela; pero qué va, la extrema congoja no se lo permitió. La misma canción cuyo video comienza con una guarimba en frente de la Iglesia San Pedro, en Caracas, en tiempos de efervescencia estudiantil contra el zambo.





Justo cuando el Vido lucha por vencer la inercia de los brazos de su amada, cruzándolos sobre su nuca y sosteniéndolos con su mano derecha, clamando por un último abrazo, un último gesto de amor infinito, una voz en off nos consuela: "Su vida fue maravillosa y amó a todos los que tuvimos la dicha de estar a su lado". Luego, es la voz de la misma Ciela, convertida en ángel, la que consuela a su amado, mientras éste carga en sus brazos el fruto de ese amor imperecedero: "No me arrepiento de mi corta vida. No me arrepiento de los hijos que te di. No me arrepiento de haberte amado tanto. No me arrepiento de haber nacido aquí porque sé que mis hijos vivirán en libertad".

¿Se entendió? No fue Ciela, sino RCTV la que se murió.

Poco más de dos años después, pretenden venir a contarnos la historia de la segunda muerte de RCTV. Y nos dirán que su vida fue maravillosa y que sus hijos vivirán en libertad. Esos, sus hijos, que han vuelto a salir a las calles a luchar contra el zambo. Porque sus hijos merecen ser Libres como el viento, tal cual se llama la telenovela estelar de RCTV, parte de cuya trama se desarrolla en una tal Universidad Nicolás Copérnico, donde "dos bandos… luchan entre sí para lograr el control. Uno de los bandos… busca la división y la confrontación, y el otro… intenta rescatar los valores y consolidar la unión entre los estudiantes".

Mientras se desarrolla esta lucha de telenovela, nadie contará la historia de Yorsiño Carrillo, estudiante asesinado en Mérida el martes 26 de enero de 2010.

9 comentarios:

  1. Oye de verdad muy buena la perspectiva sobre el "tragico" final que ha conmovido a tantos Venezolanos que quieren ser "libres" ,Carajo porqu eno usan ese talento para hacerle entender a la gente que no bote basura o ahorre agua o luz. Entre tantas cosas Bolivar no se cansa de tener razon " ..el talento sin probidad es un azote.."

    saludos @vaversux

    ResponderEliminar
  2. En Venezuela, como en cualquier país capitalista, el Capital, y los medios de producción de ese Capital (Industrias, etc.) están en manos de una clase que en el pasado estuvo (y lucha por volver a estar) íntimamente ligada al Estado: la clase dominante. Como todas las clases (en una sociedad de clases), la clase dominante tiene su ideología basada en la acumulación del capital mediante la extracción de la plusvalía que extrae del trabajo del proletariado, lo que implica la imposición de la misma al resto de la sociedad para sostener su status quo.
    Pero, ¿qué es ideología? Ideología es básicamente, una visión de lo real establecido especifica de un grupo; es el conjunto de ideas y valores (institucionales, religiosos, políticos, morales, artísticos, etc.) producidos por una clase. Cuando esa clase se torna dominante, “populariza” sus valores e ideas, transformándolas en “sentido común”, es decir, pasan a ser consideradas como “verdades” por toda la sociedad.
    A la conservación de esas ideas y valores, oriundos de la clase dominante, Gramsci le da el nombre de Hegemonía.
    Ideología es, por lo tanto, una visión de la realidad específica de varios individuos y Hegemonía es la conservación de la Ideología de la clase dominante.
    Es así, como podemos ver a la televisión reproduciendo esa hegemo¬nía, transmitiendo los valores e ideas de la clase dominante. Obviamente, hay diferencias entre los grupos concesionarios, sin embargo son diferencias superficiales y no estructurales.

    ResponderEliminar
  3. Ahora bien, cualquier sistema tiene sus defensas, su modo de evitar las infiltraciones de ideologías contrarias. Es aquí donde comienza el trabajo de la censura i la manipulación de contenidos, en su tentativa de impedir la popularización de ideas y valores diferentes, especialmente de aquellas y aquellos que promueven la socialización de la propiedad, la solidaridad, la igualdad y la participación por encima de la “representación”

    Generalmente, en las democracias de tipo capitalista, esas presiones de fondo ideológico son menos fuertes en la medida en que su poder sobre el Estado es tal que delega en éste la tarea represiva, ya que al Capitalismo le interesa la Producción de Bienes de Consumo en gran escala y la existencia de un mercado consumidor cada vez mayor, mientras sus medios de (in) comunicación se rodean de un halo de “santidad neutral, objetiva y apolítica”
    La sumisión de los medios privados venezolanos al sistema global capitalista trae como conse¬cuencia el problema de la colonización cultural, es decir, los países más ricos, como por ejemplo los Estados Unidos, a través de la Cultura de Masas, terminan imponiendo su cultura en los países que no consiguen oponerse al poderío del mercado norteamericano.

    Sin embargo, la historia nos muestra que, aun dentro de las sociedades-liberales, existen momentos en donde la presión alcanza picos máximos de represión, censurando cualquier obra que ponga en jaque los valores de la clase dominante, y no sólo censurándolas obras sino también persiguiendo a sus creadores.
    Es el caso de la época negra del macarthismo en los EE.UU. y de venezuelal en sus momentos de mayor represión Cuartorepublicana.
    De cualquier manera, vemos que todos los sistemas están organizados para evitar y controlar las posibles infiltraciones de valores e ideas contrarias a las de la clase dominante.

    Los canales como RCTV, Globovisión, Venevisión y Televén ejercen un verdadero monopolio cultural y una verdadera y fiera resistencia a la renovación cultural
    Vemos entonces que el cuerpo de una sociedad está básicamente compuesto por un grupo ortodoxo que resiste a la renovación (incluyendo a un grueso sector de las clases media y proletaria imbuidas como están de “sentido común”) un grupo favorable a la renovación de algunos valores (pero no todos) y finalmente, un pequeño grupo que desea la renovación, los llamados grupos de vanguardia —política, artística, etc.—.
    En este último grupo están los creadores, los que hacen avanzar la cultura y el conocimiento de un país, y son, en consecuencia, los que ofrecen mayor peligro a la hegemonía de un sistema, en la medida en que sus obras cuestionan los valores.

    ResponderEliminar
  4. El modo en que la Industria de Comunicación de Masas desempeña su función ideológica es produciendo una cultura que tiende a las formas estereotipadas. LA TELENOVELA, EN TODOS LOS PAÍSES AL SUR DEL RIO GRANDE EJERCE UNA DICTADURA AFECTIVA MUY PODEROSA Y ESE ES UN SEGMENTO EN EL QUE NUESTRA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA NO HA PUESTO EL INTERÉS QUE DEBERÍA. Porque no se trata de que el género melodramático per se sea un instrumento de dominación… lo que lo convierte en tal herramienta “domesticadora” son sus contenidos alienantes e ideologizados.
    Ferreira Gullar, en su. libro Vanguardia y Subdesarrollo subraya ese hecho cuando dice que 'la cultura de masas opera a través de ingredientes (convertidos en señales) como el sexo, el amor y la violencia (...) La cultura de masas es así, conservadora, porque jamás plantea pro¬blemas: apenas divulga y repite conceptos establecidos en las carnadas superiores de la sociedad (...) como si ellos fueran eternos e indiscutibles".

    ResponderEliminar
  5. ¿Qué hace entonces un autor creador y revolucionario que tiene vínculos laborales con la Industria de Comunicación de Masas? ¿Cómo hace para pasar su mensaje?
    Bien, sabemos que la cualidad intrínseca del gran arte es la dé que "no puede ser reducida al sistema ideológico que contiene"
    ¿Qué sería de la obra dé Sófocles, si su valor sólo fuera considerado como el reflejo de una sociedad esclavócrata? El autor-creador escapa a la ideología en la medida en que da forma artística a los conflictos del hombre de su tiempo, expresando sus aspiraciones y revelando la profundidad de sus pasiones.

    El día que entiendan el poder de penetración que tienen eestas producciones dramáticas en el ánimo de las masas quienes toman las decisiones en canales como TVes y otros que vayan surgiendo, veremos como "la tortilla se vuelve".
    En lo personal y para ganarme la vida, trabajé durante 10 años escribiendo esos culebrones (créeme que escribir mal es una vaina bien difícil) y una que otra vez logré colar mensajes y personajes que creaban conciencia y llamaban a la reflexión... hasta que los patronos se dieron cuenta y me inscribieron en la lista negra de los "incontratables". De este lado del río tampoco se me escucha porque se ignora que más fácil escribir las verdades de nuestra realidad usando inteligentemente los géneros y los medios. Un abrazo.
    Oscar Urdaneta Domínguez

    ResponderEliminar
  6. P.D: Perona la largura de mis comentarios, pero no tengo modo de exprewsarme sino por esta vía.

    ResponderEliminar
  7. Almas que olvidaron que la vida es un asalto a la belleza... (Buena fe)
    Ciuden al Cmte. "cámaras", me parece que se está exponiendo mucho.
    Slds.

    ResponderEliminar
  8. Oscar Urdaneta:
    Cámara, estoy de acuerdo con lo que plantea en su larga pero didáctica intervención.

    Usté ha utilizado un concepto clave, el de hegemonía, y nosotros aún estamos aprendiendo a hacer televisión contrahegemónica.

    Hemos tardado demasiado tiempo en hacer la telenovela que le mueva el piso y la cabeza a nuestra gente, esa que sigue "entreteniéndose" con Venevisión.

    No sólo eso: soy capaz de apostar la colección de libros de Sandra Mikele, a que casi ninguno de los que se pasa por aquí se enteró nunca del trabajo de zapa que bien supo hacer RCTV con Mi prima ciela. Revísese la cantidad de usuarios que vieron el final de la telenovela por Youtube. Léanse los comentarios. Luego venga cualquiera a tratar de convencerme de que no fue una novela que arrastró masas y despertó pasiones.

    Este artículo, cámara, debía complementarse con una segunda parte, intitulada: Una telenovela de lucha, donde desarrollaría algunas de estas ideas. Espero ser capaz de escribirlo pronto.

    Muchas gracias por su participación.

    ResponderEliminar
  9. Anahí:
    Beso mi amor. El tipo es así. Cómo le hacemos.

    ResponderEliminar