15 de enero de 2010

(Serie Cine) El secreto de sus ojos (2009)

(Comparto con ustedes el número dieciocho en Ciudad CCS, publicado el jueves 14 de enero de 2010.

Doy inicio, de esta manera, a un serie sobre cine, que a decir verdad no responde a ningún plan preconcebido, sino que es más bien bastante espontáneo. Algunos de los próximos artículos de la serie, si resulta pertinente, serán publicados en Ciudad CCS. Pero lo más probable es que la mayoría de ellos aparezcan sólo por acá.

Casi todas estas películas pueden descargarse por Internet, sin pagar un solo céntimo. Para ello es necesario tener instalado en su computador el programa correspondiente. Luego, existen programas que convierten estos archivos al formato que nos permite verlas en cualquier DVD. Estos programas también son gratis. Todos estos procedimientos son en extremo sencillos.

Al final de cada artículo compartiré con ustedes el enlace para descargar la respectiva película - a menos, por supuesto, que tal enlace aún no exista.

Por último, una advertencia: no se tomen muy en serio estas notas. Recuerden: yo no soy crítico de cine.

Salud).

********


Aníbal Nazoa escribía que en Venezuela escaseaban "los verdaderos críticos de cine". Su lugar, advertía, había sido ocupado por la figura del "talentoso intelectual de formación parisina [que] se dedica, de la manera más despiadada, a contarnos la película que pensábamos ver esta noche". Se quejaba Nazoa: "Cuenta hasta los detalles más insignificantes. Nos revela implacablemente quién es el asesino. Se regodea describiéndonos la secuencia-sorpresa que el Director estuvo elaborando durante largos años de trabajo. Explica cómo están hechos los trucos y aun se arriesga a caer en la pornografía con tal de chafarnos la escena de alcoba".

Yo, que ni de lejos soy un "verdadero" crítico de cine, tampoco pretendo ser uno de esos impertinentes intelectuales contadores de películas. Aún si lo pretendiera, no dispongo del "bajage socio-filosófico-político-estético-literario" que, según Nazoa, es necesario para contar la película "a través de un sesudo ensayo cargado de erudición y ensamblado a base de tecnicismos archicomplicados".

Por eso, apenas les contaré un par de cosas de El secreto de sus ojos (2009), del argentino Juan José Campanella (y basada en la novela La pregunta de sus ojos, de Eduardo Sacheri, quien elaboró el guión de la película junto con el mismo Campanella).


En primer lugar, que llegué a ella siguiéndole la pista a Ricardo Darín, el protagonista, junto a Cecilia Roth, de otra extraordinaria película, Kamchatka (2002), del argentino-español Marcelo Pyñeiro. Sólo en los últimos minutos logra uno entender el por qué de esa referencia geográfica tan ajena como distante. Es una historia cautivante, que cuenta cómo a veces nos toca resistir con los nuestros, aún sin entender muy bien por qué, y de cómo los nuestros, aunque ausentes, sobreviven en nosotros. Cierra con una canción basada en el poema de Juan Goytisolo, Palabras para Julia.



En segundo lugar, que gracias a Darín (quien hace de Benjamín Espósito) pude dar con Soledad Villamil, una mujer que es pura sensualidad desbordada, a pesar de que personificara a una Irene Menéndez-Hastings que intenta guardar, durante 25 años, las formas de la clase social a la que pertenece.

Irene Menéndez-Hastings (Soledad Villamil), tal y como la viera, por primera vez, Benjamín Espósito

Pero sobre todo, El secreto de sus ojos es uno de los más bellos discursos sobre la pasión que haya tenido oportunidad de presenciar. Discurso que resume el entrañable personaje de Pablo Sandoval (Guillermo Francella), sentado en un bar, hablándole a Benjamín:

"Mirame a mí: soy un tipo joven, tengo un buen laburo, una mina que me quiere. Y como decís vos: me sigo cagando en la vida viniendo a tugurios como éste. Más de una vez me dijiste: ¿Por qué estás ahí, Pablo, qué hacés ahí? ¿Y sabés por qué estoy, Benjamín? Porque me apasiona".

Benjamín Espósito (Ricardo Darín, izquierda) y Pablo Sandoval (Guillermo Francella)

La amistad y el fútbol como pasiones alegres. La malhadada pasión de los asesinos. A veces la alegría tiene nombre de mujer.

********

Para descargar El secreto de sus ojos: aquí.

9 comentarios:

  1. Amigo, le diré que hoy envié su crónica al grupo comoustedespuedenver, porque yo había recomendado esa película el día anterior a la publicación de su crónica, y en verdad comparto lo que usted dice, amigo, esa película es maravillosa, me dicen que está nominada al Oscar como mejor película extranjera. Yo he visto a Ricardo Darín en Nueve Reinas, El Aura, y ahora esta película que me tiene feliz, o cansado de ser feliz, como dice Darín.

    Saludos.,
    Roberto M

    ResponderEliminar
  2. Qué tal Roberto.
    No había leído nada sobre el Oscar, pero sé que tiene varias nominaciones para los Goya.

    Confieso que la escena del diálogo entre Benjamín y Pablo, en el bar, a mitad de película, la repetí como tres veces. Y luego está Irene...

    Te recomiendo, entonces, Kamchatka, cuya historia transcurre durante la dictadura de Videla.

    Mi esposa te manda saludos, es fanática del programa en la tele. Te manda a decir que con ningún otro se ríe tanto.

    Salud.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto, amigo, esa escena en el BulÍn "QUE VOS DEJASTE", es digna de un premio. Yo te recomiendo Nueve Reinas. El Ricardo Darín es bueno. Mi chamo está bjando la película Kamchatka y a lo mejor la veo hoy. Y gracias por el dato.

    Saludos a tu esposa y dile que no es bueno perder el tiempo viendo programas como ese.

    Roberto malaver.

    ResponderEliminar
  4. Roberto:
    Bajando Nueve Reinas.

    Yo le dije a mi esposa algo similar, pero ella insiste...

    Salud.

    ResponderEliminar
  5. La miraste muy bien.....hace unos días discutíamos con amigos si el tema central era la justicia o la pasión...

    Aunque no lo creas, aquí le gustó a los que predican la manodura.

    No puedo dar un veredicto, porque me niebla la pasión: soy hincha de Racing y al ver al club de mis amores en la cinta, toda lógica y seriedad pasa a segundo plano.

    En unos días escribo sobre Avatar...

    ResponderEliminar
  6. Verbo:
    Lo de la manodura, sí, parece una joda. Qué lectura más... rebuscada.

    Por otra parte, tu comentario sobre el Racing me confirma que la película trata sobre la pasión.

    Avatar está en mi lista.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Lindísima peli, para mí lo mejor de Campanella.
    Y si te gustó la Villamil, tenés que escucharla cantar tango, al estilo Tita Merello, por ej. Veré si consigo un mp3 para linkearte.
    Slds.

    ResponderEliminar
  8. Reinaldo, pues aquí te dejo una muestra con un arreglo bastante sui generis que encontré en yutub. Espero lo disfrutes. =)
    Pero Yo Se (de Azucena Maizani)
    http://www.youtube.com/watch?v=3GC9clLxXfA

    Slds.

    ResponderEliminar
  9. Anahí, mi corazón, te agradezco mucho ese detalle tan hermoso. Ni sabía que Villamil cantaba tangos.

    Dejo aquí, nuevamente, el enlace.

    Por cierto, vale, te debo una respuesta. En esta entrada.

    Beso.

    ResponderEliminar