10 de enero de 2010

Carta a Chávez o el pecado de Ávila TV (I) - Humberto Márquez

(Publicado el domingo 10 de enero de 2010 en Ciudad CCS).

********

La isla de Utopía, de Tomás Moro, según la versión de 1516. La embarcación estacionada al sur de la isla es La nave de los locos, a la que irán a parar todos los pecadores, luego de su expulsión de Utopía.

Mi estimado presidente: Le dirijo estas líneas por la situación que "vive" Ávila TV en los últimos tiempos. Las comillas en VIVE son porque, para decir lo menos, se quiere retransmitir en Ávila, la excelente producción de ese canal. Siempre he dicho que lo estratégico del sistema nacional de medios públicos es su versatilidad y así he alabado a VIVE por educativo, lo noticioso de VTV, lo internacional en TELESUR y los buenos conciertos de TVES, incluidas por supuesto, las estaciones comunitarias, donde también crece la creatividad del pueblo.

El caso de Ávila ha sido la guinda que le faltaba a la torta de la audiencia, en 3 años es el único canal revolucionario, juvenil y de barrio, que los jóvenes hacen suyo, porque está hecho por ellos mismos. Es una TV alternativa donde los muchachos dan clases magistrales de cómo hacer una televisión revolucionaria en conjunto con la Escuela Metropolitana de Producción Audiovisual, en donde se forma a los jóvenes en las distintas áreas audiovisuales para que luego formen parte del canal. Con todo el arrojo que da la juventud, con ese cuchillo en la boca de buenas intenciones se lanzaron a conquistar un segmento de la audiencia que quería tener por fin una televisora hecha por ellos, con toda la libertad necesaria para eso. Y ese es el pecado de Ávila TV, el pecado de la libertad. Un pecado que las sociedades pacatas no le perdonan a nadie. La derecha no soporta la irreverencia y lo que es más triste, algunos sectores de la izquierda tampoco. El pecado de Ávila TV, ha sido romper todos los paradigmas de la pobre TV a que nos tenían acostumbrados.

Cuando Ledezma le quiso poner la garra y cristalizó el proceso de traspaso, yo dije sardónicamente, que no sabía qué era peor, que nos quitaran el canal de un solo guamazo o que no los fueran quitando a pedazos, si vencían los talibanes recalcitrantes que nunca faltan. No es fácil que entiendan que en Ávila se debe hablar en el lenguaje de la juventud y no mediante un stalinismo de carretera, como pretenden ahora.

Que viva la utopía revolucionaria de los trabajadores, abajo la "utopía" burocrática de los usurpadores.

9 comentarios:

  1. ¿Publicar la programación de Vive en Ávila TV? Que cagada, se murió mi canal favorito.

    ResponderEliminar
  2. No se que es lo que está sucediendo realmente en Avila, pero sólo me gustaría decirles que tengo 50 años y mi hijo 16 y a los dos nos encanta el trabajo que están realizando tod@s allí, l@s aplaudo y les doy las gracias por tanta creatividad, irreverencia y compromiso en este proceso de construcción de una nueva televisora que rompa con el pensamiento único de la maldición capitalista.

    ResponderEliminar
  3. Lo que está pasando amigo, es que eso que expones no esta pasando actualmente, lo que se esta viendo son programas que ya estaban grabados y estan rellenando una pantalla. En cuestión de días ya no veran tanta creatividad, inclusión, irreverencia y compromiso pues el canal esta tomado por quienes no creen que un medio revolucionario pueda usar esas herramientas y de paso hacerlo bien. Quieren acabar con una experiencia tan exitosa de inclusión barrial y de lucha revolucionaria como es ÁVILA TV.

    ResponderEliminar
  4. TremendA asamblea la de hoy. ¿no? la del miercoles va a ser una chiquita pues comparada con tanta gente entusiasmada....por los cambios.

    ResponderEliminar
  5. Panas, yo no he visto ningun Vive en Avila, no entiendo cual es el aplique que le estan metiendo a l@s panas del 47 cuando lo que necesitan es nuestro apoyo.

    ResponderEliminar
  6. Hola pana!, el apoyo lo han tenido pero realmente ya no provoca verla. Por eso el aplique es el cambio de enfoque de lo que alguna vez fue la pantalla de Àvila TV y la lamentable pérdida de la gente que veía Àvila en los barrios. Ya no provoca ni ver el canal, pues si está la linea de Vive en Àvila y quien vio Avila antes lo sabe. Ahora hay una mezcla entre informativo-opinión y de la "cultura" al estilo màs tradicional, aparte de programas de antes quemados ya mil veces. y programaciones completas de Vive que ya empezaron a salir por la pantalla. además se tiene una campaña muy fuerte en contra de la producción interna, del hip hop, paralizaciones, falta de transporte para la mayoría de l@s fundadores y fundadoras del canal y el proyecto que partió la pantalla...

    ResponderEliminar
  7. Pana, la vaina es que en la pantalla de ávila lo que hay es puro refrito de lo que se hizo en el canal durante tres años, ahora vienen con sus nuevas lineas, para complacer los caprichos políticos de los grupetines que se les sale la baba por tener un minúsculo circulo de poder. Poner programación de Vive y VTV, y hacer una producción mediocre políticamente correcta con el pensamiento conservador y atrasado de algunos que tienen el poder (por ahora) es no solo matar la pantalla de ávila, si no ir en contra del pensamiento revolucionario y socialista. Están matando uno de los proyectos más significativos de inclusión de la juventud popular en un proyecto de país,los menos escuchados, los que no tienen un discurso que se acerque a ellos,los que no habían encontrado un espacio donde ser escuchados(y ávila era un minúsculo espacio, pero existía) los que realmente pueden cambiar este país, les están diciendo NO, realmente NO ME INTERESAS! quien entonces puede creer en el pensamiento revolucionario de esta gente, si ellos nos dicen NO ME INTERESA LO QUE ERES; LO QUE PIENSAS Y LO QUE PUEDAS SER...que cagada.

    ResponderEliminar
  8. Puro anónimo, puro anónimo, es que nadie puede hablar sin dar la cara??

    ResponderEliminar
  9. Eso me recuerda al Canal Imposible, cuando de usaba la señal de VTV con un logo que parecía un ano o una boca o un no se qué para retransmitir Vive. Definitivamente, maña vieja no es costumbre...

    ResponderEliminar