24 de enero de 2010

Mánagers de tribuna



Es una soleada tarde de sábado y el ambiente está agitado porque el pueblo está en la calle. El gentío plena la Plaza O'Leary y de El Silencio sólo queda el nombre. Del norte, de Miraflores, llueve un caudal humano que terminará desbordándonos. Hace pocos minutos la pantalla a nuestras espaldas ha anunciado la proximidad del zambo. El caudal sigue aumentando de volumen y cada vez más gente se arremolina en torno nuestro.

Cuando el reloj marca las 2:32 pm se inicia la grabación. El zambo está a pocos metros de nosotros. Al tercer segundo, entra en escena. Un segundo más tarde, en el extremo inferior izquierdo del video, puede observarse al tipo quitándose la gorra. Es un fanático de los Leones del Caracas. Desde el segundo seis y hasta el dieciocho, la gorra del Caracas es lo que aparece en primer plano. "¡Chávez! ¡Chávez!", llama una y otra vez el fanático, sosteniendo la gorra con la mano izquierda, mientras señala el logo del Caracas con la mano derecha.

Seis días antes, en Valencia, durante un encuentro entre los Navegantes del Magallanes y los Leones del Caracas, un pequeño grupo de estudiantes antichavistas ha exhibido una pancarta en la que puede leerse: "Presidente 'tas ponchao". Expresiones de protesta similares han tenido lugar de nuevo en Valencia, durante los dos primeros juegos de la final de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, que enfrenta a los mismos equipos.

La imagen acompaña el panfleto más reciente del Movimiento 2D, publicado en la versión impresa de El Nacional, el domingo 24 de enero de 2010.

En este contexto, el gesto del fanático del Caracas podría interpretarse no sólo como un legítimo y audaz acto de protesta, justo allí, en medio de una nueva manifestación multitudinaria de apoyo al zambo magallanero, sino también como una demanda de reconocimiento de ese país que no milita en las filas del zambo y que rechaza ese "lenguaje de odio" contra el pueblo caraquista. Podría interpretarse, en fin, a la manera de la dirigencia opositora, esa que entusiasmada por el gesto juvenil, y convencida de que haciendo uso de la jerga beisbolera puede por fin comenzar a hablar como el pueblo, lleva una semana largándose discursos en los que abundan los clichés sobre la "unidad" y el "amor" que nos debemos los venezolanos, bien seamos caraquistas o magallaneros.

Chávez saluda y conversa. Cuando marca el segundo quince está prácticamente enfrente de nosotros. Aumenta la algarabía. Tres segundos más tarde, se da la vuelta y saluda a la multitud ubicada en la acera de enfrente. El fanático del Caracas baja la gorra, Chávez sigue su camino hacia la tarima principal, saludando y conversando, mientras se agitan banderas y cabecitas rojas y negras, hasta que sale de escena, hacia el segundo cuarenta y cuatro. Los últimos veinte segundos registran el volumen de un caudal que no disminuye. Un caudal predominantemente rojo, pero que lo mismo arrastra caraquistas, magallaneros y, en fin, fanáticos de todos los equipos. Un caudal rojo múltiple.

Segundos después, fuera de cámara, el caraquista sentencia:

- ¡Nojoda, si así es cuando está ponchao cómo será cuando meta un jonrón!

Me quito la gorra, me seco el sudor de la frente guairista, agarro la mano cardenalera de mi morena y comenzamos a caminar en sentido contrario, hacia la casa, a donde iremos a escuchar el discurso del zambo. "Mánagers de tribuna", le comento. "Creen que se las saben todas, pero no pasan de mánagers de tribuna".

9 comentarios:

  1. No te asustes Reynaldo, es verdad todavía son muchos los que están con Chavez, pero mira somos muchos los que no estamos también.

    El caudal de gente de rojo en la Plaza O'Leary, a la que no nos dejan ir usando el poder que detentan, es en el mejor de los casos, comparable con el caudal realmente vario pinto de la marcha de oposición en Petare, si no es que es mas grande.

    El hecho de que no haya una pancarta que diga su apoyo a Chavez en el estadio, todavía no significa que se van loschavistas del gobierno, tranquilo, todavá no. Pero significa que hay mucha gente en el bando de los que no estamos de acuerdo con éste gobierno y su maneras ilegales e irrespetuosas.

    Estamos aún lejo de lograr el ponche de Chavez, pero de momento es un deseo creciente: 1,2,3 Chavez estás Ponchao.... llegará a ser realidad.

    No hay represión que puedsa contenerlo, la policía saca del estadio a los de las pancarta y los coñacea, vuelven a arremeter contra RCTV que aún en señal por suscripción es una amenaza para un gobierno que no puede con el dicenso porque el plan es aplastar al "enemigo", como les encanta decir, que nada mas y nada menos es medio pais.

    Como te pica, como te incomoda, como racionalizas el tema, chamo, hay malestar creciente, y nada lo podrá evitar.

    JP

    ResponderEliminar
  2. Juan Perez:
    Sigue creyendo que el problema lo van a resolver ponchando a Chávez. Carajo, todavía no han entendido nada.

    ResponderEliminar
  3. Ese es el bendito problemita de la oposición, que se creen que van a ponchar a Chavéz, que se creen que ese es el problema, que creen que la multitud roja no ha aprendido a batear, y mientras tanto... se conforman con la charlataneria discursiva sin tener en el campo y sin siquiera estar formando un pitcher que pueda realmente lanzar el 1,2,3... jejejejjeje sigan en esa y no entiendan que es lo que realmente pasá, que la vida se les va odiando a quien esta en el bate, aquel que batea y batea y para quienes un home rum les asusta... Viva Venezuela Carajo...

    ResponderEliminar
  4. Eso mismo. Managers de tribuna. El humor popular no salva de tantas cosas. Buena expresión. El problema es siempre como gobernar la realidad.

    ResponderEliminar
  5. Ustedes los chabestias lo que están es cagaos cambiando las circunscripciones. Ya perdieron Petare, y en septiembre perderán el país.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo del 25 de enero a la 13:36 pm:
    Te la comiste con lo de "chabestias". ¿Lo inventaste tú?

    ResponderEliminar
  7. Para el anónimo dolido por lo de RCTV,Yo soy pata en er suelo y tengo cable, pero me obligan a tener (no a ver) a ese canal que yo NO QUIERO, bien bueno que quitaron a ese bodrio, tá bien,cuando Uds. los que no quieren a los otros y ponchen a chavez, tendraán que venir a poncharnos aquí al barrio, y veremos si de verdad, verdaita tienen con que

    ResponderEliminar
  8. Los que no han entendido nada son quienes insisten en querer acabarme a mi y a quienes no estamos con Chavez.

    Y el descontento sigue, y sigue y crece.

    A quien no le guste RCTV ó cualkquier canal pude deja de verlo, pero a quien le gusta debe poderlo ver.

    Chucho Salas, a ti no te gusta RCTV, pero no es lo que dicen las mediciones de Rating, entónces se puede ser Chavista y querer ver RCTV? parece que si, aunque tu no seas uno de esos, y eso Chucho, es algo que te toca aprender a respetar, porque hay otros que tiene derechos, aunque a ti no te parezca.

    Eso no lo conocen ustedes, el respeto por lo que otros piensan y esperan del pais, solo les importa APLASTAR al ENEMIGO, que repito es nada mas y nada menos que la mitad del pais -en el mejor de los casos para ustedes, porque puede ya a estas alturas ser mas gente-.

    El problema del pais es inmenso Reynaldo, tu sabes que es así, no voy a repetir el listado para darte el chance de decir que canto en coro lo que dice la oligarquía y la opsisción.

    Y evidentemente parte del problema es un presidente cuyo plan no va en la misma dirección de la Constitución y que no quiere entregar el poder, ni de la mitad del pais. Los problemas no se solucionan con la salida de Chavez, pero la salida de Chavez es parte de la solución.

    JP

    ResponderEliminar
  9. Juan Perez:
    Nadie quiere acabar contigo, muchacho pendejo. Deja el drama.

    El punto es éste: sáquense de la cabeza que el problema es Chávez. Chávez es mucho más que Chávez.

    ResponderEliminar