9 de enero de 2010

El problema de Ávila TV

(Va el diecisiete en Ciudad CCS, publicado el jueves 7 de enero de 2010.

Breve y conciso, como deben ser los buenos propósitos de comienzos de año.

Además, todavía queda mucho por decir.

Vamos, cámaras: los mediocres ya rompieron la barrera del sonido a punta de insultos, chismes y rumores. Es hora de que rompamos la barrera del silencio.

Salud).

********

El hastío que produce Ávila TV entre algunos de los funcionarios con la potestad para torcer su destino, es el signo más elocuente de que el problema de Ávila TV no es Ávila TV. Podrá parecer un juego de palabras, pero esto es cualquier cosa menos juego: la resistencia – porque la cosa es tan grave que es preciso comenzar a llamarla con todas sus letras – que han protagonizado sus trabajadores durante los últimos seis meses, lejos de ser celebrada por el chavismo oficial como un ejemplo a seguir, es considerada como una piedra en el zapato.

Tal hastío es expreso, manifiesto: tal pareciera que no hubiera nadie capaz de dar con la fórmula para resolver ese enigma que es Ávila TV. Sin luz que asome en el horizonte, siempre es más fácil recurrir a esa vieja tradición de izquierda que consiste en denigrar de lo que no se comprende. Así, sé de funcionarios que repiten, con toda la seriedad que amerita el caso, que el problema con los trabajadores de Ávila TV es que desean seguir siendo el MTV venezolano. Que no son más que una pandilla de malcriados pequeñoburgueses en alianza con el malandraje.

Seis meses han pasado y los trabajadores de Ávila TV – y me refiero concretamente a esa mayoría activa que está organizada en Asamblea – siguen haciendo lo posible porque se les escuche. Dos juntas directivas han pasado y ambas incurrieron en el mismo error: desoír a los trabajadores, subestimarlos. Ambas pretendieron amedrentarlos, intimidarlos. Ambas juntas son historia: en cuestión de horas se conocerá cómo está conformada una nueva junta directiva. La tercera en seis meses - en realidad, la cuarta, si contamos a la junta destituida por el Minci a mediados de julio de 2009. Una vez más, los trabajadores no fueron consultados. Si ya se equivocaron dos veces, ¿cuáles son las razones para creer que a la tercera va la vencida?

El problema de Ávila TV no es Ávila TV. El hastío que les produce a los funcionarios con la potestad para torcer su destino, los devela. Ellos son los verdaderos responsables. El supuesto enigma, el falso problema hubiera podido resolverse desde el principio, nada más que escuchando a los trabajadores de Ávila TV. Allí están las respuestas. Allí está la clave.

2 comentarios:

  1. La derecha endògena, el comejèn puntofijista propio y extraño,la contrarevoluciòn endògena,y toda esta plaga operadora consciente o inconsciente de la dominación imperial, capitalista y la pequeña burguesía apoderada del poder, se confabulan para torcer el rumbo transformador revolucionario, libertario, independentista, antiimperialista y Avila TV, no escapa de estas garras,.
    ¡Trabajadores revolucionarios autènticos, actores culturales soberanos;subviertan el orden puntofijista burguès y junto al Poder Popular tomen la estación y trabajen con las bases populares la programación ofensiva antiimperialista de resistencia.
    La transformación revolucionaria se construye con revolucionarios, los reformistas son instrumento de la burguesía, como dice Jorge Rodríguez.

    Eliminar la burocracia como dice el Chè Guevara
    Castigar a los culpables de paralizaciones, bloqueos, retardos, distracciones, que retrasan o cambian el rumbo de los procesos polìtcos-culturales. Ninoska Lazo G

    ResponderEliminar
  2. El Gran error, fue haber eliminado el chequeo de los funcionarios público opositores, que cada día han venido venciendo los obtaculos y adueñandose de los espacios perdidos y con la ayuda de los altos funcionarios supuestamente Revolucionarios, que hara todo lo posibles, para la NO Reelección de Nuestro Presidente Hugo Chavez Fria, en el 2012. Ya que ellos quisieran dizfrutar de la Riqueza abrupta adquiridad en estos 10 años. Mientras tengamos a nuestro Comanadante en el Poder, estos corruptos podria caer en tentación, como los ocurridos con los banqueros pata en el suelo.

    ResponderEliminar