14 de junio de 2009

Los hiperchavistas

Como sospecho habrá sucedido con unos cuantos cámaras, supe del editorial de la más reciente edición de Debate socialista, leyendo hoy, domingo 14 de junio, la columna dominical de Eleazar Díaz Rangel en el diario Últimas Noticias.

En un aparte intitulado Abrir la discusión, Díaz Rangel escribió sobre un "importante debate sobre el proceso revolucionario, que no obstante su contenido y trascendencia, y la notoriedad de casi todos sus participantes, apenas ha sido divulgado". Se refiere, claro, al evento organizado por el Centro Internacional Miranda (CIM), Intelectuales, democracia y socialismo: callejones sin salida y caminos de apertura, realizado entre el 2 y 3 de junio pasados.

Según reseña Díaz Rangel, el evento "reunió a numerosos intelectuales para que opinaran libremente sobre la evolución del proceso, desarrollo, perspectivas, conducción, el partido, errores y omisiones, en fin, para examinarlo críticamente con el propósito de contribuir a una discusión pendiente y que seguramente por estar en plena fase organizativa, no estimula el Psuv". Luego, pasa a citar un par de fragmentos del ya mencionado editorial, intitulado El mapa de hoy, y publicado en el número 58 (Año 2) de Debate socialista. Díaz Rangel lo considera un buen ejemplo de las "incomprensiones y críticas" que han suscitado las intervenciones de los intelectuales convocados por el CIM.

Pero vale la pena citar más que dos fragmentos. El mapa de hoy comienza prometiendo "revisar las ideologías que se mueven en el campo de batalla, sus expresiones prácticas, sus posibles movimientos". Esfuerzo fallido desde el inicio, porque apenas atisba a señalar tres: 1) la oligarquía; 2) el campo revolucionario; y 3) la pequeña burguesía. Sin duda, un mapa de fuerzas de una complejidad inobjetable.

Cosa muy curiosa - y que aporta una de las claves para entender el texto: el editorial dedica un solo párrafo - así es, uno - a señalar las "expresiones prácticas" y los "posibles movimientos" del que se supone el enemigo principal: la oligarquía. Y lo hace así: "La oligarquía endureció su posición, se dejó de frivolidades democráticas y tomó el camino del enfrentamiento al margen de toda regla común. Ahora no esgrime más argumento que la fuerza, por eso van desde la guarimba hasta el magnicidio, pasando por el golpe de Estado". Fuerza, guarimba, magnicidio y golpe de Estado. Fuerza, guarimba, magnicidio y golpe de Estado. ¿Les suena? Repitan: fuerza, guarimba, magnicidio y golpe de Estado. El negocio es así: disponga estratégicamente estas cuatro palabras en una misma oración, y usted pasará por analista o estratega revolucionario. Pero que nadie se atreva a señalarles que la frase: "no esgrime más argumento que la fuerza", es precisamente la negación de un análisis de la situación política, en tanto que no deja lugar para el análisis de diversas "expresiones" o "movimientos". Te dirán que eres un cómplice de la guarimba, del magnicidio y del golpe de Estado.

Acto seguido, dedica dos párrafos al campo revolucionario:

"Enfrentado a ésta encontramos el campo revolucionario, que si bien en lo económico está clarificando y afirmando sus posiciones socialistas, prestigiando a la Propiedad Social de los medios de producción, lo que significa un extraordinario avance, en lo ideológico aún se debate en la ambigüedad de no engranar a la Propiedad Social con la Conciencia del Deber Social. De esta manera, gruesos sectores de las masas no captan la importancia de las medidas económicas, ni son impactadas en su conciencia por ellas.

"Esta situación produce debilidad en la organización política y social, y difumina la percepción que el pueblo tiene de su Estado Revolucionario".

No voy a preguntar qué significa "Conciencia del Deber Social". Seguimos.

Luego, la parte gruesa del editorial - y traguen grueso: cinco párrafos dedicados a la pequeña burguesía. ¡Cinco! Y van así:

"En el medio de estos dos polos se encuentra la ideología pequeño burguesa, que hasta hace poco dictaba pauta dentro de la Revolución hasta sufrir un rotundo desmentido en la práctica. Pero, ahora surge maltrecha a cumplir su papel: distraer, confundir, no dejar concretar la marcha al
Socialismo.

"Fabrican encuentros de intelectuales cuyos pronunciamientos son confusos, dejan traslucir su resquemor por el liderazgo de Chávez, que ellos denominan 'hiperliderazgo' o 'cesarismo progresista'. Sin duda, son chavistas sin Chávez, pero avergonzados de salir a la luz del día, de saltar definitivamente la talanquera.

"En el extremo donde se soldan la ultraderecha con el tremendismo irresponsable, encontramos grupos con tapujos de socialistas, pero antichavistas. Dedicados a certificar a la Revolución, para ellos esto no es Socialismo, pero Cuba tampoco.

"Proponen disparates, son simples aficionados de la política, irresponsables. Su peligro estriba en que están infiltrados por los servicios oligarcas, que les influyen en tareas contra la Revolución.

"En este paisaje la Revolución debe enfrentarse a la oligarquía nacional e internacional, a la ideología pequeño burguesa que aún resuella en su interior, y a los diletantes al servicio de los oligarcas".

Les advertí que había que tragar grueso. Resumiendo: los intelectuales pequeño burgueses reunidos en el CIM sólo estaban cumpliendo su papel: "distraer, confundir", evitar la concreción del socialismo. Son la más fiel expresión del chavismo sin Chávez, sólo que permanecen en el clóset del antichavismo y están a punto de saltar la talanquera. Se dan la mano con la ultraderecha, "proponen disparates, son simples aficionados de la política, irresponsables" y diletantes. No faltaba más: están infiltrados.

No estoy seguro de que alguna de estas acusaciones alcance a describir la posición política o el talante intelectual de gente como Vladimir Acosta, Iraida Vargas, Luis Britto García, Santiago Arconada, Rigoberto Lanz, Judith Valencia, Edgardo Lander, Mario Sanoja, Javier Biardeau o Miguel Ángel Contreras, por sólo citar algunos pocos de los que participaron de aquellos debates. Lo que sí sé es una cosa: tenía mucho tiempo sin disfrutar del privilegio de leer unos párrafos tan prístina e inconfundiblemente estalinistas. Extrañaba a los policías del pensamiento. Una muestra inigualable del espíritu que condujo al fracaso de los socialismos del siglo XX.

No estoy seguro de cuál de ellos - tal vez fue algún otro - habló de "hiperliderazgo". Por supuesto, leí la entrevista a Juan Carlos Monedero que publicó hoy mismo Últimas Noticias. Y sí, leí que Monedero se refirió al concepto en los siguientes términos:

"Si en el seminario hablamos de hiperliderazgo es porque creemos que esa forma de ejercer el poder debilita al Presidente. Estamos absolutamente convencidos de que la figura del Presidente es indispensable al día de hoy en la marcha de este proceso. De ahí mi enfado con aquellos que se acomodan a ese liderazgo, algo que me recuerda mucho a los extras de las películas, que se tapan el rostro para poder salir en más escenas. Son personas que se escudan en el portaviones Chávez para ellos no recibir ningún tipo de daño. Pero al final, como decía Fidel Castro, el presidente Chávez no puede ser el alcalde de todos los pueblos de Venezuela. Eso, por un lado, lo refuerza para tener el máximo poder, pero por otro lo deja absolutamente vulnerable".

¿Alguno estará en desacuerdo?

Lo que sí recuerdo con claridad es quién introdujo en nuestros debates el uso del concepto gramsciano de "cesarismo progresivo". Fue Javier Biardeau, amigo y camarada. A sus análisis me referí en alguno de mis artículos, hace un par de años. De uno de los primeros artículos en que Javier abordó el asunto, extraigo este fragmento:

"La ruptura del mando despótico involucra profundizar la revolución en una dirección radical-democrática, pluralista y contra-hegemónica, evitando el fetichismo de masas. Son quienes se aprovechan del carisma del líder, para fines de acumulación de privilegios, riqueza, poder y prestigio los principales obstáculos a un proceso de encauzamiento popular autónomo. Como beneficiarios directos de la lealtad incondicional al líder se construye el mito-cesarista incuestionable y la falsificación histórica de que sin su presencia es imposible una revolución socialista".

Cualquiera podrá estar en desacuerdo con Javier Biardeau. Pero que alguien me explique cuál de esas líneas - o cuál de los numerosos artículos de Javier - podría inspirar un editorial tan rancio, con todas sus acusaciones e invectivas, como el de Debate socialista.

A todas éstas, ¿quiénes son estos preclaros revolucionarios que la han emprendido con tanta vehemencia contra esta intelectualidad disparatada-infiltrada-irresponsable pequeño burguesa salta-talanquera y antichavista-de-clóset? Vaya casualidad: los mismos que la emprendieron, hace no mucho, contra el "anarquismo pequeño burgués", atrevimiento que provocó la amable respuesta de José Roberto Duque, que les recomiendo leerse íntegra, y de la que sólo dejo aquí un párrafo:

"Hay quienes piensan que sólo merecen ser convocados al debate quienes han sido capaces de absorber, digerir y repetir dócilmente unas cuantas fórmulas académicas o casi-casi, y unas cuantas consignas paridas en laboratorios de propagandistas y publicistas que cobran en dólares. Para estos caballeros, un Revolucionario no es alguien dispuesto a liquidar al Estado Burgués sino alguien incapaz de cuestionarlo siquiera. Alguien que llama a esta mierda en avanzado estado de putrefacción 'Estado Revolucionario' sólo porque Chávez es el Jefe de ese Estado. Bello: el Estado venezolano está pletórico de instituciones adecas, leyes adecas, procedimientos adecos, corrupción adeca, prácticas adecas, lenguaje adeco: la cultura adeca en pasta, pero creemos tener un Estado Revolucionario porque sus ministros y directores no son adecos sino pesuvistas. Las policías son los mismos reductos de criminales, matraqueros y asesinos que nos entregó la llamada 'cuarta república'; los hospitales son eso que ya ustedes saben; en la revolucionadísima DIEX persisten las mafias que expiden pasaportes y otros documentos por debajo de la mesa si les pagas; los 'organismos de inteligencia' han hecho negocio ayudando a escapar del país a Ortega, Carmona, Lapi y Nixon. Ah, pero tu obligación rrrevolucionaria es rendirle culto a estas estructuras y prácticas, porque si las cuestionas eres un anarcoide que le hace el juego a la oligarquía".

Y todavía la gente de Debate socialista tiene la voluntad de cerrar el fulano editorial con la consigna: "¡Con Chávez y con el Socialismo Auténtico!". ¿Y cuál será ese "Socialismo Auténtico"? Pues no sé. Lo que sí sé es que los que nos ofrecieron El mapa de hoy no tienen siquiera una brújula.

Se los presento: son los hiperchavistas.

13 comentarios:

  1. Quiza no tenga el tiempo ni el background (disculpenme por el anglisismo) de dehilachar el asunto, pero el analisis que haces me parece pertinente, y por demas oportuno.

    Que casualidad Reinaldo, pero hoy estaba viendo uno de los videos de los chamos de la UCV, que les habian cortado la luz (en estas latitudes solo puedo estar al tanto de lo que pasa, viendo aporrea o la pagina de VTV, a veces con algunos dias de retardo). En esa entrevista, los chamos se referian a que a 10 a~nos de gobierno revolucionario (por llamarlo asi) no hemos movido ni un apice las estructuras de investigacion y educacion superior. Que lo diga yo, que soy porfesor en la Universidad de Carabobo. Y la verdad que a veces los "chavistas" en las universidades dan mas miedo que los "adecos", bien sea porque tienen mas espuelas o porque son tan guevos frios para fijar posicion.

    Volviendo al punto, en ninguna de las citas por ti hechas, a lo supuestos adjetivo-adjetivo-etc. intelectuales, lease bien, en ninguno de ellos se cuestiona el liderazgo del presidente. Y para mas perla. El mismisimo Chavez aplaudio el encuentro y la discusion de estos intelectuales... Esto es lo que en mis predios dirian ser mas papistas que el papa. O como tu mismo dijiste, los hiperchavistas, que son mas chavista que Chavez...

    Tremendo articulo... Un placer leerte. Agradado de la critica que haces del porceso a lo largo de tus articulos.
    (va sin acentos)

    ResponderEliminar
  2. Tiene toda la razón compañero, y hoy el presidente, en vez de abrir un debate sincero, lo que hizo fue abrir la sospecha de que los compañeros del foro en el CIM no fueran "chavistas auténticos"; sin embargo, por no dejar dijo: debatan pues, tomémosle la palabra, ¡Vamos a debatir!! a discutir qué revolución queremos, qué socialismo queremos, y desenmascarar a los funcionarios chupamedias, que de socialistas no tienen nada.

    ResponderEliminar
  3. Bah chamo, no te des mala vida. Debate Socialista y el Grano de Maiz sin duda que tienen importantes contribuciones en la ideología y la discusión, pero entre estos artículos y su otra serie de escritos atacando a los anarquistas, simplemente han demostrado su poder de división.

    Decir que Monedero es un chavista sin Chávez, creo que es simplemente un arma de los verdaderos chavistas sin Chávez para distraernos y ponernos a pelear entre nosotros.

    Y creo que Chávez hoy cayó en su trampa.

    ResponderEliminar
  4. Reinaldo, concuerdo con tu apreciación y análisis,
    M

    ResponderEliminar
  5. Esos que van a comenzar a pedirnos una cédula de "pureza chavistas" cada vez que participemos de un foro o demos una conferencia o nos inviten a una discusión o pretendamos
    escribir algo en Aporrea o para intervenir en un programa de TV. Grave, bien grave, vendrá el momento cuando vamos a tener que comenzar a tratar de convencer a alguno de estos
    fardos politicos de que somos lo que somos. Solicitar nuestra cedula de limpieza de sangre ideologica. Muy peligroso.
    TM

    ResponderEliminar
  6. La cuestión es, por una parte, que Díaz Rangel conforma el séquito de quienes se benefician por las constantes loas al líder, es uno de los que se solapan para sacar jugosos beneficios del liderazgo del presidente Chávez (que hable de la inversión que hace el Estado en Últimas Noticias en publicidad y que me diga que no le cae algo al bolsillo). Liderazgo innegable, el del presidente no es que deba ceder (eso lo sabemos), sino delegar el poder en la gente, en lo concreto de la toma de decisiones y del avance revolucionario. La gente organizada debe ser vanguardia de la revolución, y no retaguardia, pero esta idea le pica en las manos al poder.
    Por otra parte, quienes participaron de ese debate (asistí ambos días en calidad de oyente), concluyeron también que estas reuniones no pueden ser esporádicas, sino que debe dárseles continuidad, sistematicidad, coherencia, profundidad teórica. Si no vamos hacia allá, si no se avanza más allá de las criticas del propio Chávez y de quienes saltan a defender su hegemonía del poder de conducción de la revolución, entonces realmente no se hace nada, seguirán siendo voces aisladas que peroratan desde un espacio mediático de opinión, desde un auditorio cerrado a las mayorías, como el del CIM. Esos mismos intelectuales, y otros más, deben dar la batalla porque su debate no esté aislado de la gente, de las organizaciones sociales, del avance, real, del proceso revolucionario. De lo contrario, la voz cantante va a seguir siendo la de los Díaz Rangel y las de quienes aplauden en el Aló, presidente sin tener el valor de decir aquí está fallando esto, o vamos a avanzar en tal dirección.

    ResponderEliminar
  7. HERMANO REINALDO : ¡FELICITACIONES POR TU ARTÍCULO!

    Recuerdo cuando en una entrevista con una corresponsal extranjera, y ante la pregunta ;( palabras mas , palabras menos)¿Que piensa ud. del llamado "Chavismo"? ( en ese entonces una palabra nueva en el diccionario político Venezolano ) Chávez contestó ( palabras mas , palabras menos ) que tal expresión le era incómoda y que prefería que quienes apoyaban el proceso revolucionario que el impulsaba ,se definieran como "Bolivarianos".

    De ahí a esto de admitir la categoría "chavistas auténticos" hay una distancia desilusionante.
    Sin embargo la reciente solicitud del presidente -frente a una concurrencia abrumadoramente juvenil- sobre que no se acepte sin discutir todo cuanto venga de su persona ; volvió a alimentar aquello de que " menos mal que tenemos un aliado revolucionario infiltrado en el gobierno: Hugo Chávez"

    Me sonó como un eco esperanzador de la frase de José Gervasio Artigas , el libertador Uruguayo: " Mi autoridad emana de vosotros y ella cesa ante vuestra presencia soberana"

    ¡SOLO EL PUEBLO SALVA AL PUEBLO!

    AM

    ResponderEliminar
  8. Bueno señores, no puedo evitar tener esta sonrisa en mi cara.

    Estoy muy de acuerdo contigo Reynaldo.

    Y es mi parecer que esto que describes no es mas que la consecuencia de la locura de creer que un solo hombre nos va a salvar de algo en Venezuela, no es mas que la consecuencia de tanta propaganda que desde hace 10 años nos dice que todo es CHAVEZ, que sin Chavez no podemos nada, que hasta el alcalde de un pueblo logra su votación porque dice que está con Chavez, que lo que comes es por Chavez, Que si no votas por el candidato chavista aqui lo que viene es guerra civil, lo cual no sirve mas que para crear un pueblo siervo y unos acólitos funcionarios que jalan y jalan para lograr lo que todos queremos, pero para ellos solitos.

    Aqui no ha habido mas que un quítate tu pa ponerme yo, antes AD ahora EL CHAVISMO (con vestido de PSUV últimamente) y para eso, ha sido necesario DERRIBAR las instituciones que hoy nos asegurarían la posibilidad de buscarnos a otro que no sea Chavez, pues listo, ahí lo tenemos pues, hasta que él y sus chupamedias lo decidan, con las instituciones totalmente arrodilladas a lo que pida su majestad, basta ver que le pida a Cilia Flores algo, para que la tipa salga enloquecida a cumplir, El tipo dice que ahora si llegó la hora de Globovisión y al día siguiente tienen a CONATEL y al SENIAT encima, el TSJ dobla y dobla la legalidad para complacerle, los gobernadores acólitos se ríen de felicidad ante la usurpación de competencias establecidas en la constitución, que les importa, menos trabajo pa ellos y total los reales se los van a robar igualito.

    Pero pienso que esos HIPERCHAVISTAS seguramente tengan miedo de que los desmanes causados a cuenta de que Chavez es EL TODO, puedan ser cobrados si prescinden del carisma del presidente, eso les hace alimentar esto e impedir que otro se coloque a la altura, no quieren ni de vaina perder el poder, Se puede ser mas ADECO?

    Saludos,
    EL MISMO ANÓNIMO,

    ResponderEliminar
  9. Bien interesante el analisis, a pesar de que se hace dificil poner la mano al fuego por la persona que traes como ejemplo. En mi parecer, los intelectuales no yerran al criticar a Chávez (ese es el trabajo del intelectual: criticar) sino cuando salen a explicar que no estan criticando a Chávez, pues ahí si se ven sospechosos de cobardia.

    ResponderEliminar
  10. Con todo el respeto que el pana luigino se merece, debo decir que no existe tal aporte directamente por parte de ese, porque eso es lo que es a su modo, think tank llamado Un Grano de Maíz. Parecen los voceros de todo lo que no queremos reproducir de una gran mayoría de errores estalinistoides y de la peor faz del discurso burocrátizante. Ese grupete, porque son como cuatro güevones -dirigidos por el poco querido y muy vivaracho Tobi Valderrama-. Más daño que aporte han hecho tanto la columna de aponte como la ultraortodoxia de debate socialista. La peor vocería que podemos encontrar en torno al hiperchavismo. un pontificio pagado por pdvsa. saben cuánta pega le sacan por pdvsa que es quien paga esa mierda? editorial capicúa -la que edita temas- llegó a editar el dinosáurico periódico, sé de que hablo. socialismo jurásico del más evidente. recuerdas, reinaldo, lo que los cabrones esos escribieron cuando hicimos la marcha del 27 de febrero del 2008 cuando redujeron el significado del caracazo a la mera turbamulta acusándonos de anarcoides y al año siguiente lo coronaron (al caracazo) como el "nacimiento" de la revolución? Consistentes? no joda.
    saludos, yo también me doy mala vida con esos cabrones que más daño que bien hacen.
    salud

    ResponderEliminar
  11. Soy pueblo y cada día me gusta más, formar parte de ese conglomerado que es nuestra sociedad Bolivariana, Chavista; no hay revolución sin proceso revolucionario, lo que indica que se va realizando, paso a paso lentamente, deslantrándose, nosotros pueblo aprendiendo, enseñando, intercambiando, inmersos, no seremos los soviet, los que se encumbran por dinero y poder en esta revolución nuestra no sobrevivirán en ella, nosotros pueblo estamos seguros.

    ResponderEliminar
  12. En primer lugar, suscribo completamente esta afirmación de José Javier: "Esos mismos intelectuales, y otros más, deben dar la batalla porque su debate no esté aislado de la gente, de las organizaciones sociales, del avance, real, del proceso revolucionario". Pienso que esto es lo central de todo este asunto.

    Pero si lo anterior es cierto, tampoco podemos transigir con el estalinismo. Son los estalinistas (o los hiperchavistas) los que nos vienen una y otra vez con el chantaje de que no podemos debatir públicamente porque va a venir uno como El mismo anónimo a reírse de nosotros, como diciendo: Lero, lero, se los dije, se los dije, esto es una farsa, esto es una farsa, por fin se dieron cuenta, por fin se dieron cuenta.

    Es decir, si no puede debatirse públicamente porque el antichavismo en pleno se va a largar frases como ésta: "Bueno señores, no puedo evitar tener esta sonrisa en mi cara"; entonces bajemos la santamaría de una vez.

    Lo peor, por supuesto, y parafraseando a Luigino, es que Chávez cayó en la trampa: en lugar de una categórica condena del infame editorial del tal Debate socialista, prácticamente suscribió algunas de las acusaciones que se hicieron en él, cuando lo cierto es que en el fulano editorial no es posible leer una sola línea que merezca ser reivindicada. Y no se me ocurre ninguna otra lectura posible, como tampoco otra manera de decirlo.

    Con los estalinistas, ni a la esquina. A los estalinistas, ni agua. Con los estalinistas dictando pauta, esta revolución se va al carajo. Entonces, sí, creo que es como para prestarle la atención debida al asunto.

    ResponderEliminar
  13. Dany:
    Igualmente, un placer leerte cámara. Gracias por tus comentarios. Un abrazo.

    Anónimo del 15 de junio a las 12:15 am:
    Así mismo es.

    M:
    Gracias por el comentario.

    TM:
    ¿Ves? Por eso es que tenemos que darles hasta por la cédula. Ya su tiempo histórico expiró.

    AM:
    Sólo el pueblo salva al pueblo.

    Anónimo del 16 de junio a las 4:31 am:
    Exactamente: todo el tiempo la misma explicadera, como si todos fuéramos culpables hasta que se demuestre lo contrario.

    Diego:
    Sí, mi pana, claro que recuerdo lo del 27F. Qué consistentes un carajo. Por eso incluí el enlace al artículo del Duque, donde los desenmascara.

    Eleanor dijo: "los que se encumbran por dinero y poder en esta revolución nuestra no sobrevivirán en ella".

    Que así sea.

    ResponderEliminar