18 de mayo de 2010

Tener amigos negros

Payaso chavista en bicicleta. ¡Negro tenía que ser!

- Persona 1: Sí, esos negros (niggers) siempre están robando cosas y matándose entre ellos. ¡Que se jodan esos negros!
- Persona 2: Epa tipo, ¿cuál es el problema contigo?
- Persona 1: Tranquilo, yo tengo amigos negros (black friends), así que puedo decir eso.
- Persona 2: No creo que funcione de esa manera.

Este breve diálogo aparece publicado en la web Urban Dictionary, "el diccionario que tú escribes", y que registra el significado de frases propias de la jerga habitual entre la población urbana gringa. Corresponde a la entrada "I have black friends" (tengo amigos negros), frase definida como "la mayor excusa que utilizan los racistas para tratar de aparentar que no son racistas".

Haga la prueba, vaya a la página del buscador de su preferencia y teclee "Have black friends" (Tener amigos negros): se encontrará con una avalancha de páginas que difieren en el punto de partida, pero coinciden en el punto de llegada: la frase "tengo amigos negros" denota racismo. Ella es un producto cultural del lenguaje políticamente correcto, ese recurso retórico al que recurre el racista para enunciar, de manera condescendiente y compasiva, a ese Otro que teme o desprecia. Pura mala conciencia.

Irónicamente, para quien la enuncia, la frase "tengo amigos negros" equivale a reclamar el derecho de suspender temporalmente las reglas no escritas de la corrección política del lenguaje para, puede suponerse, decir-las-cosas-como-son. Porque "tengo amigos negros".

En Venezuela, como sabemos de sobra, el racismo era una cosa del pasado, un asunto superado, y vivíamos en un paraíso en el que coexistía "una de las poblaciones más mestizas y variadas del continente desde hace varios lustros, en plena paz y armonía", como bien lo expone un tal Saul Godoy Gómez, en artículo publicado el lunes 17 de mayo de 2010 en El Universal.

Hasta que, también lo sabemos perfectamente, llegó el zambo.

Llegó el zambo y su obsesión por utilizar unas "supuestas injusticias históricas, reclamos, agravios como excusa, para despojar a los venezolanos de sus derechos, propiedades y libertades". Llegó el zambo y con él "una banda de idiotas" que se creyeron el discurso de "justicia social envenenada de odio y oportunismo". Ahora esta banda deambula por ahí, "machete en mano, como tanto cimarrón lo ha hecho en nuestro país" robando, destruyendo y quemando "las propiedades de los otros", violando "dignidades" y aterrorizando "a la gente de bien, y si sus víctimas sucede que son mujeres, niños y ancianos… mejor, para dar el ejemplo".

Llegó el zambo y le agregó "el ingrediente racista, del color de la piel, o de un supuesto origen aborigen", y aquí estamos, la gente de bien, padeciendo "en pleno siglo XXI las taras y la barbarie de tiempos que creíamos superados".

O-ri-gen-a-bo-ri-gen.

Llegó el zambo y ahí tienen lo que ha sucedido en Caruao: "Gracias a un grupito de negros acomplejados y siguiendo un guión del socialismo del siglo XXI, convirtieron a Caruao en la vitrina de exhibición de esas terribles organizaciones llamadas concejos (sic) comunales, que no son otra cosa que un órgano de la disolución social, vehículo para el caos y la devastación de lo que queda como país, por medio de estos concejos (sic) están asegurados los mil Vietnam a los que se refería Chávez, focos de violencia multiplicados en cada región, ladrones y violadores con la estampa de 'pueblo' en la frente, haciendo y deshaciendo en nombre de la 'voluntad popular'".

Negros acomplejados, criminales, invasores, resentidos... ¿Qué? Yo hablo como me dé la gana, yo tengo amigos negros.

Llegó el zambo con su pretensión "de clonar esas comunidades de esclavos renegados, 'los cumbes'"... y no puede decirse que exista una "propuesta más despreciable y degradante para un descendiente afroamericano".

Des-cen-dien-te-a-fro-a-me-ri-ca-no.

Pero entiéndase, el articulista está en todo su derecho de descargarla contra ese "grupito de negros acomplejados", porque... adivinó, él tiene amigos negros:

"Tengo amigos negros y varguenses en diferentes comunidades, con ellos he hecho campañas políticas, y pateado mucho barrio y pueblos del litoral, y me han confirmado que se trata de un globo de ensayo del Gobierno, que hay asesores cubanos involucrados, que es una puesta en escena para sembrar terror y tengo información que (sic) lo mismo está sucediendo en Choroní".

No quedan dudas: así como los homofóbicos tienen amigos homosexuales y Diego Arria tiene amigos campesinos, este hombre debe tener uno que otro amigo chavista, porque habla de nosotros con mucha propiedad.

7 comentarios:

  1. Solo rapidito...

    Que casualidad... Vacilen esto:
    http://www.cnn.com/video/?/video/bestoftv/2010/05/17/ac.mother.doll.test.cnn&hpt=C1

    Una niña responde de forma racista para decir que personas son inteligentes o buenas. Seguro ella no tiene amigos negros... en su inocencia...

    Regresando al asunto en Venezuela, un amigo antichavista me mando un mensaje con un chiste racista, pero con contenido politico tambien. En él, comparaba a Aristobulo con un mono (sin creatividad ademas). Y le dije que era un asco. Me respondió jodedor, que como me dolían mis dirigentes. Y le respondi que indigna leer como alguien compara a un persona con un mono solo por el color de piel. Alli se indignó y se disculpó.

    Yo creo que TODOS nosotros, en todo momento y en todo lugar debemos hacer frente a ese tipo de comentarios. Denunciarlo, y hacerlo evidente. En el facebook, con los amigos, con los chistes, etc... Sean racistas, haciendo apología al odio, o discriminatorio para los GLBT (gay lesbiana bisexuales y transexuales, para ser más incluyentes que homofóbicos)

    Una amiga, cuando murio el presidente de polonia, hacia en su facebook un juego de palabras que referia a decirle a Dios que le habian pedido que se llevara al loco, no al polaco, o algo asi. Y le reclame fuertemente. Y tuvo las santas bolas de responderme que ella era cristiana y no deseaba la muerte a nadie, que es parte del humor "negro"(?) venezolano. Y ademas tuvo la cachaza de decirme que era yo el que estaba hipnotizado por el odio al creerla a ella capaz de desearle la muerte a alguien.

    Mirá tu! Oh! Galeano... El Mundo Al Revés!!!!

    ResponderEliminar
  2. Che, manden zambos pa´cá, que nos están haciendo mucha falta. No que no haya, son pocos, queremos más.
    Y si son capos en geopolítica como el Hugo, mejor, que los blanquitos por ahora son (somos) medio (bastante) brutos... no sé si me explico =(
    Slds.
    pd: qué lo tiró, creo que la envidia se me empieza a notar...

    ResponderEliminar
  3. Es interesante el articulol solo que yo soy de un delicioso color no cafe con leche sino un poco más marrón, tirando a color caoba, ¡bello de verdad! y solo digo como complemento que en este mi querido pais ¡EL QUE NO TIRA FLECHAS, TOCA TAMBOR! Lo demás es pajarilla

    ResponderEliminar
  4. Reinaldo tu como siempre metiendo el dedo el llaga… jejejeje.

    Creo que el artículo es bastante bueno, para terminar de entender que en Venezuela no solamente tenemos ese especie de racismo solapado o diplomático, ese “yo tengo amigos negros” o como dicen por aquí “lo que pasa es que tu eres un negrito bonito” o el “yo no soy negro, yo soy moreno café con leche” o cuando te arrechas y le reclamas a tus camaradas por sus expresiones y recibes como respuesta: “no vale si tu no eres negro, tu eres morenito” o “pero mi negro no te arreches que es jodiendo”, después de haberte dicho: “Negro Mojino”. Mi pana, el artículo denota VIOLENCIA RACIAL y de la buena, amparada y legalizada por medios de comunicación racistas y por una sociedad que sigue siendo aun racista…
    No pana, esa vaina de soy color “café con leche” o “Caoba” o “Marrón” lo que hace es reforzar y explicar el racismo institucionalizado históricamente por la sociedad neocolonial. Tan profundo e histórico es nuestro racismo que aún perdura en nuestras mentes la clasificación de las clases por el color de la piel: blancos criollos, pardos, mulatos, negros, indios, etc… ¿Negación del Mestizaje? o ¿Expresión del Racismo? No mi pana YO SOY NEGRO con mayúscula para que se entienda.

    Estos 10 años de proceso resucitaron la cara oculta de la sociedad, aquello que se debía excluir o exterminar… ¿o acaso excluirte, no es una forma de violencia institucionalizada? Bien bueno, que cada vez sean menos solapados los racistas venezolanos, a ver si entendemos de y hacia donde se dirige y se dirigirá la violencia en el supuesto negado que esos dementes Fascistas tomen de nuevo el poder político.

    Necesitamos urgentemente, una Ley Contra el Racismo, que penalice este tipo de expresiones y ponga coto a la violencia racial reflejada permanentemente en los medios de comunicación, creo que esta es una las principales tarea que los nuevos asambleístas revolucionarios deben acometer.

    Es más, la Constitución Bolivariana debe ser reformada y los Afro-Venezolanos incluidos en ella como los están actualmente los grupos indígenas.

    Por lo demás… Anahí, no soy capo.. jejeje… Pero si me invitas puedo irme encantado de la vida para Argentina a seguir siendo NEGRO!

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Dany:
    En Venezuela el racismo está rampante y campante, sobre todo desde la llegada de un zambo a Miraflores. Por supuesto, los racistas dicen que es culpa de Chávez (como todo).

    En la prensa es cosa "normal", pero este artículo en particular me pareció que no podía pasar desapercibido. En el mismo diario, Rayma se ha tirado varias piezas que en otras latitudes hubieran producido escándalo.

    Concuerdo contigo en que lo peor que puede hacerse es permitir que esta situación se "normalice" o naturalice.

    Gracias por el enlace. Impresionante.

    Anahí:
    Che, mi corazón, pero si ustedes son el país de los "cabecitas negras".

    Aguante Argentina.

    Chucho:
    Te dedico este artículo: Chavista is beautiful.

    Abrazo fraterno.

    Eric:
    Qué dice mi pana. Tienes toda la razón: una de las ganancias de este proceso es que los racistas no han podido evitar mostrar su verdadero rostro. Y lo más patético es que siguen intentando vendernos esa fábula de que aquí se vivía "en plena paz y armonía".

    Black is beautiful. Chavista es bello. Poder zambo. Venceremos.

    ResponderEliminar
  6. Reinaldo, sí, por supuesto, pero la presi casi que recordó que los argentinos "bajamos de los barcos..."
    Igual mi amiga Pelu me dice que mi comentario es maniqueo y racista "al revés", y tal vez tenga razón. Disculpas, tomalo como una mini-catarsis de un lapsus de bronca.
    Abrazo, ¡y aguante Nuestra América! (la más profunda ;) )

    ResponderEliminar
  7. En Venezuela hay racismo, no hay duda de eso, sin embargo, si existe un pais en latinoamerica donde el tema es mucho menos grave, es aqui.

    En efecto, como lo dijo alguien por allí, aqui todos somos mezclados, el que no tiró flechas, tocó tambor.

    Y es que la sociedad venezolana es de las mas permeables y abirtas en el continente, aqui, por mas que insistan no hay realmente ologarquías, lo que ha habido es un grupo enriquecido muy por encima de los demás y con frecuencia en base a la corrupción, y en torno siempre al poder político que vive del petróleo. Otros lo han hecho con mucho esfuerzo de generaciones.

    Pero ese grupo enriquecido es vario pinto, negros, blancos, mestizos en general, aqui lo que hace falta es real para entrar en los circulos mas selectos, no discriminamos piel, solo dinero y poder.

    Y como el PROCESO lo que realmente busca es hacer un cambalache, quitando a los que han tenido todo el dinero y el poder, para que los simpatizantes actuales ocupen sus posiciones, pues se acude al argumento racista que es mucho mas noble que el simple quitate tu pa poneme yo.

    Los demás, los excluidos de siempre, blancos, negros, mestizos, seguirán excluidos, no podrán ir a los clubes, a los restaurantes, a los colegios mas exclusivos, ni acercarse al poder político, porque éstos espacios no les serán accesibles jamás, porque no tenemos dinero, que es la verdadera causa de discriminación en Venezuela, olvidense de la cosa romántica de la lucha por los derechos humanos, no son derechos lo que se mide, es dinero y poder, y ese jamás le será entregado a los pobres.

    Así mismo, los chavistas, igual que los adecos se harán del dinero y del poder, a traves de la conquista de las instituciones y la repartición de contratos entre los acólitos, y harán creer que se hizo justicia, cuando veamos a Aristóbulo jugando golf en el Country Club (Recuerdan a Canache Mata, quien lo vió y quien lo vió despues).

    Aqui pues, salvo la estupidez de poca gente, sin verdadero impacto en la sociedad, no importa el color de la piel de la gente, porque el 80% de nosostros somos algo mezcaldo con negro.

    En cambio el 80% de nostros, somos mas limpios que talón de lavandera, y no será éste gobierno quien nos saque de abajo, sometiendonos a la verdadera discriminación de la eterna pobreza, alimentada por un discurso que no es mas que eso, porque la verdad se ve a diario en los barrios del pais, y en las listas de hijos de diputados viviendo en EEUU y Europa, mientras Juan Bimba se pega el tiroteo en su barrio. hasta el hijo de Chavez se da la gran vida en Madrid llenandose de placeres y gastando nuestros reales, mientras uno aqui batalla con la falta de electricidad, ya vez, no es cuestión de piel, sino de poder.

    AP

    ResponderEliminar