13 de mayo de 2010

(Serie música) La rabia de Keny Arkana

La rage (La rabia) es el nombre que lleva una pieza incluida en el album Entre ciment et belle étoile (Entre el cemento y la bella estrella) de la francesa (de ascendencia argentina) Keny Arkana, lanzado en 2006.

Keny Arkana. La rage.


No sé ustedes, pero a mí los poderosos 4:13 minutos que dura la versión en video me huele a piedra, plomo y candela, a caucho quemado y bomba lacrimógena. Me huele a sudor de chamo con capucha o sin capucha, a calle repleta de gente, a pelea, levantamiento, insurrección, a guerra popular. Me huele a la Venezuela de finales de los ochenta y comienzos de los noventa. Los vidrios que estallan durante los primeros segundos de la canción me suenan a la nube de botellas que los carajitos del Liceo Miranda de Los Teques estrellaban contra el pavimento de la Avenida Bolívar. Me huele a los cohetones que salían disparados desde la azotea de la Técnica Industrial Roque Pinto, a Liceo Fermín Toro, al Andrés Bello, a Campo Rico, a Luis Caballero Mejías. Me huele a patrulla policial prendida en candela. Me huele a peinilla y a perdigonazo a quemarropa. Me huele a guáimaro. Me duele la sangre, me arden la piel y los ojos. Me suena a las balas que te pasaban silbando por encima de la cabeza. Me huele a Tres Gracias y a Plaza Venezuela. Me huele a Guarenas, a Mérida, a Barquisimeto. Me huele, me suena, me duele y me alegra, porque aquella rabia nuestra no podía concebirse sin la alegría que nos producía apoderarnos de la calle, sentirnos dueños al menos por unas horas, saberlos débiles y temerosos, Venezuela entera pa la calle, nojoda, porque hasta cuándo me vas a seguir hablando de democracia si asesinas, allanas, torturas y das tiros de gracia.

Keny Arkana transmite esa rabia alegre que huele y retumba, y por eso ya ni siquiera hace falta saber qué dice, qué canta, porque apenas suena la guitarra y suelta la pista ya todos los que vivimos, recibimos y repartimos coñazos en aquella Venezuela sabemos de qué se trata: de esa vaina intraducible que llevamos incrustada en el fondo del pecho que nos hace indóciles, insumisos, inconformes y rebeldes como el cuero seco, que cuando lo pisas por un lado se levanta por el otro.

La rabia del pueblo venezolano, rabia de la América nuestra, rabia de todos los pueblos del mundo, la misma rabia del pueblo griego y su huelga general: desde aquí te dedico esta canción, porque aunque no entiendas el idioma en que te escribo, tu rabia es mi rabia, nuestra rabia, la misma rabia.

En el album Entre ciment et belle étoile "toda la rabia es constructiva, la lucha no es jamás un fin en sí mismo", escribe Yacine Badday en el sitio oficial de Keny Arkana. "Rabia constructiva", cómo te lo explico sencillo a ver si me entiendes. Hay rabias de rabias. Una cosa es la rabia del pueblo y otra muy distinta la rabia antipopular. En 2007, partidarios del ultraderechista Frente Nacional tomaron otra canción de Entre ciment..., Nettoyage au Kärcher (Limpieza con Kärcher), además de algunos fragmentos del video de La rage, y el resultado fue un panfleto audiovisual en favor de la candidatura presidencial de Le Pen. Keny Arkana les respondió inmediatamente con otra pieza, Le Front de la haine (El Frente del odio). Una cosa es la rabia constructiva y otra muy distinta el odio.

Frente Nacional utiliza la imagen de Keny Arkana para promocionar la candidatura del ultraderechista Le Pen.


Keny Arkana les responde: El Frente del odio.


Una cosa es el odio y otra muy distinta la rabia constructiva. No han querido entenderlo aún, pero eso que llamaron guarimbas no pasó de ser una mala imitación de las barricadas que construyen los pueblos cuando se deciden al combate callejero. Hablan de resistencia porque no se atreven a llamarle odio. Nos acusan de incitación al odio porque le temen a nuestra rabia, porque la han visto de cerca. Nos acusan de predicar el odio cuando nos reafirmamos en nuestra rabia, y en todo, en cada gesto, ven una amenaza, una advertencia. En el fondo, saben que la rabia de este pueblo ya ha tomado muchas veces la calle y volverá a hacerlo cuando sea necesario. Y eso no es una advertencia.

Parafraseando al rabioso Mayakovski, allá los más Cecedos con sus cálculos y sus traiciones, con su tristeza a cuestas, con sus miserias: nuestra rabia también es contra ustedes, y los alcanzará también a ustedes, más tarde o más temprano, pero así será.

Suéltala...

Keny Arkana. La rage.

5 comentarios:

  1. fino reinaldo, esta pana es una de las mas duras de francia y con sangre latina de paso... y una demostracion mas de que el hiphop es una corriente historica de pensamiento y una actitud de vida pues... la calle en la tarima. saludos y bien por el articulo, te mando este otro contenido http://www.miauk.com/

    ResponderEliminar
  2. Esta niña dispara versos que se transforman en ráfagas de metralla contra todo oscurantismo.
    Tu artículo Reinaldo, transmite también la fuerza creativa de su rabia. Muy agradecido por presentarmela.

    ResponderEliminar
  3. Coño! Muy bueno!!! Y con el orgullo de su ascendencia... Y ese hip hop, duro, resonante. El nuevo arte de la calle, del chamo, del rebelde!!!

    Por eso digo, siempre le apuesto a la junvetud. Por mas que traten de idiotizarlos... Que va! Se rebelan!!!!

    Viejo, excelente desmenuzo entre la rabia y el odio... Diferencia, mucha diferencia entre la rabia que pare el amor, la sed de justicia, la indignación... A ese odio ramplon, excluyente, racista...

    Detalle curioso en el video, a los 3:55. Esa PAZ roja... Apuesto que es venezolana!

    Me hiciste acordar del pana Silvio, que antes, joven cuando era, escribia y cantaba:
    "la rabia simple del hombre silvestre,
    la rabia bomba —la rabia de muerte—,
    la rabia imperio asesino de niños,
    la rabia se me ha podrido el cariño,
    la rabia madre por dios tengo frío,
    la rabia es mío —eso es mío, sólo mío—,
    la rabia bebo pero no me mojo,
    la rabia miedo a perder el manojo,
    la rabia hijo zapato de tierra,
    la rabia dame o te hago la guerra,
    la rabia todo tiene su momento,
    la rabia el grito se lo lleva el viento,
    la rabia el oro sobre la conciencia,
    la rabia —coño— paciencia paciencia."

    Gracias por el abrebocas, bueno el trabajo de la chica, vi las otras en youtube.

    ResponderEliminar
  4. Vaya un abrazo fuerte pa los Area 23 y toda su buena música. Gracias por el enlace. Ya había visto el video. Brutal. ¿Viste que lo hizo el hijo de Costa Gavras?

    mundivich:
    Agradecido por las palabras y por la fuerza.

    Gracias, Dany, por el comentario y por el extracto de la letra de Silvio (¿viste que el hombre estrenó blog?).

    Me fijé en el detalle que señalas: sí, parece la "PAZ" venezolana.

    ResponderEliminar
  5. Reinaldo, no sabia que Silvio tenia blog. Y no sabia que habias respondido mi comentario. Yo soy nuevón en estas vainas. Hay alguna forma para que los comentarios me lleguen a mi correo?

    Viste el detalle de la franela que dice PAZ...

    ResponderEliminar