20 de mayo de 2010

Métele candela, @chavezcandanga


Pasión, amor, inventiva, creatividad. Tales son los atributos que, a juicio del zambo – en su Aló, Presidente del 16 de mayo – debe poseer el ejército de funcionarios responsables de leer y procesar los miles de mensajes que le escriben a través de su cuenta en Twitter: @chavezcandanga.

¿Cuántos otros miles de puntuales y cotidianos abusos y arbitrariedades no hubieran podido evitarse si durante los últimos once años, el funcionariado público hubiera procedido con pasión alegre e imaginación? ¿Cuánto no se habría avanzando en la destrucción de la máquina estatal burguesa y en la construcción de una nueva institucionalidad?

Muy al contrario de lo que señalarán los más cínicos, no es un asunto de poca monta: sin nueva institucionalidad, la transición al socialismo no es más que una consigna vacía. Pasión alegre no es voluntarismo, sino la precondición para aumentar nuestra potencia de pensar, entender y obrar. Sin pasión alegre no es posible entender qué es lo que debe ser destruido, minado desde sus cimientos; no hay imaginación ni prefiguración de lo posible, sino rutina burocrática. Sin pasión alegre no hay potencia para obrar revolucionariamente.

Tampoco se trata del lamentarse por lo que hubiera podido suceder si hubiéramos obrado de tal o cual manera. Lo mal hecho, mal hecho está. Permanece, palpita, sigue latente. Amenaza con tirar abajo todo cuanto pudiéramos haber construido sobre bases débiles, tambaleantes. Una revolución no disimila los abusos y arbitrariedades: los señala públicamente, los persigue, los combate cotidianamente.

El caudal de demandas y peticiones a través de @chavezcandanga puede parecer inasimilable, imposible de procesar, no digamos siquiera por un solo hombre, sino por doscientos. Pero he aquí los desafíos que éstas representan: por una parte, un gobierno que se dice popular no puede dejar de atenderlas, está obligado a enfrentar los problemas inventando soluciones; pero sobre todo ellas nos dicen que esa institucionalidad que heredamos y cuya lógica reproducimos, que no hemos sido capaces de destruir, está haciendo aguas por todas partes. Es una institucionalidad impotente.

Por eso @chavezcandanga es una de las mejores noticias de los últimos tiempos, porque vuelve a develar un "misterio" en tres tiempos que, a estas alturas, ya no debería ser tal: 1) el pueblo cree en Chávez porque no cree en la institucionalidad burguesa; 2) no va a comenzar a creer en ella porque crea en Chávez; y 3) dejará de creer en Chávez cuando comience a asociarlo con ella.

Si el Estado funcionara, @chavezcandanga no sería el fenómeno de masas que hoy es. ¿Fenómeno de masas? Es cierto, a esta hora el hombre reúne más de 377 mil seguidores. Pero eso es apenas un ligero rumor si lo comparamos con las millones de personas que, allá afuera, siguen viendo en el zambo la posibilidad de meterle candela (pura candanga) a los muchos resabios que aún persisten del viejo Estado burgués.

4 comentarios:

  1. Tambien pienso que NO ES UN ASUNTO DE POCA MONTA,ya que el exito logrado por Chavez, en su comunicaci�n directa con el pueblo es evidente.Discrepo en que no hay que lamentarse de lo mal hecho, pues ya sucedi�es cierto si,sirviera de escarmiento, pero es un continuo ritornello,se falla y se sigue fallando, y como muy bien apuntas "si el estado funcionara" nuestro proceso ahorraria amarguras.

    ResponderEliminar
  2. �Te�dais cuenta, que el logro de chavezcandanga, es la derrota de tanto ministro,gobernador, alcalde, etc. o sea del funcionario p�blico, que deja todo en manos del presidente y no resuelve nada. ah� encontraras al motivo de tu anterior escrito, el chavista descontento, pero no en brazos de la opsici�n,seguimos ahi pero llevando palo.

    ResponderEliminar
  3. Las fallas del gobierno son tan grandes y tan evidentes que el caudal de peticiones es inasimilable, es cierto, ésto da mucho que pensar.

    Por otro lado, en nuestro pais se ha reproducido el esquema del CLIENTELISMO desde la independencia, así el subsidio y el regalo de otro, es, en nuestra cabeza la solución de nuestros problemas, y eso tambien se evidencia en la interminable lista de pedidos.

    Tan solo pensar que hace tiempo ha debido hacerse algo como ésto para resolver los problemas es una aberración, había era que fomentar que se produzca, que se trabaje, que se aprenda, dar seguridad, servicios, en fin todo lo que no se ha hecho.

    No es cuestión de viejas estructuras que no funcionan, esas funcionan en todo el planeta menos aquí, que va es cuestión de políticas, la receta la conocemos desde siempre, y cada quien la viste de lo que cree.

    Así el gobierno viste de socialismo el mismo clientelismo de siempre, no es nuevo los Adecos hicieron lo mismo.

    RECETA:Ofrecele cosas a la gente que no tiene nada -desde siempre-, que ellos te pedirán y votarán por ti ó serán tu entusiasta hasta el final.

    Hacer CLIENTES POLÍTICOS, no ciudadanos exigentes de sus derechos, en vez de darles, les quita hasta lo último, su propia dignidad, es lo de siempre.

    No han descubierto nada, solo engañan a los mismos de siempre + unos entusiastas de las teorías de izquierda que se identifican, pero eso les durará hasta que tengan que hacer la cola con la tarjeta de racionamiento, que dirán entónces, ó hasta que se enteren de que no están eligiendo a sus autoridades, que dirán cuando los desprecien y destruyan cuando alguna de sus opiniones ya no cuadre? preguntele a Albornoz, a Baduel, a Peña, Hermann Escarrá, a Ismael García, Henri Falcon...

    Por otro lado, las fallas no son fallas, son aciertos, en ésta carrera por destruir las bases -si igual como lo dices tu pero con otro sentido sospecho- de todo, el marxismo al que dice pertenecer el presidente, no se impone por la fuerza, sino por necesidad, y esa parece que va a ser la de todos, la de comer, la de transportarnos, la de vivir en general, y solo acabando con todo, el gobierno podrá tener el control suficiente para obligarnos a vivir ese marxismo bellísimo que nos prometen ya sin escondrijos.

    No podemos comer lo que queremos mporque no hay, no podemos comprarnos un carro porque hace 2 años que no hay, no podemos salir de vacaciones fuera del pais porque no te dejan usar tu dinero fuera de Venezuela, No pudes aparecer abiertamente contra el gobierno porque no te dejan en tu trabajo, Cada vez sales menos de noche porque te da miedo que te asalten -será que le conviene al gobierno-, no tienes agua coriente todo el tiempo, no tienes electricidad todo el tiempo. Será todo casualidad, simple negligencia, o que?

    El Lobo está aqui.

    AP

    ResponderEliminar
  4. Excelente artículo, por ahí van los tiros; desmontar el viejo estados burgues y evidenciar la preción popular que demanda un nuevo Estado que permita avanzar hacia el socialismo. Este viejo aparato burgués no da para más, se le vencío el tiempo, pero tenemos que terminar de emppujarlo para que se derrumbe. Celso Lista Torres

    ResponderEliminar