8 de diciembre de 2010

Chávez "populista"

Chávez en La Pedrera, Antímano, al oeste de Caracas. Miércoles 1 de diciembre de 2010

No es casual que, a propósito de la emergencia ocasionada por las lluvias, la oposición vuelva a hablar de una supuesta "estrategia populista" de Chávez. El hombre, literalmente, no ha parado: ha retomado la calle con una energía que no se le veía en mucho tiempo. Su despliegue ha ido más allá de cualquier fórmula clásica de marketing político: no es un político cualquiera visitando una zona afectada, embarrándose hasta las rodillas, posando para las cámaras. Es un Chávez que toma un megáfono y dirige una asamblea popular cerro arriba; uno que ha vuelto a prescindir de toda mediación y entra en contacto directo con el pueblo; uno que promueve la interpelación popular, que escucha demandas, orienta, dialoga, que intenta poner en práctica el poder obediencial, que interpela directamente al aparato de Estado, abriendo las puertas de Miraflores y de los cuarteles para que sean utilizados como refugios; uno que ocupa territorios acompañado por el pueblo; uno que instiga de manera permanente el control popular sobre la gestión de gobierno, que llama al pueblo a organizarse y reclamar; uno que exige a los medios públicos que se abran a las críticas, que se hagan eco de las denuncias populares, que combatan la corrupción, el clientelismo y el tráfico de influencias.

No es un Chávez desconocido. Es más bien Chávez volviendo a ser Chávez. Frente a este Chávez "repolitizado", líder político antes que jefe de gobierno, la táctica discursiva que la oposición viene empleando desde 2007, concentrada en la crítica de la gestión gubernamental, va perdiendo eficacia. La apelación al recurso retórico de una supuesta "estrategia populista" del hombre, es un signo inequívoco de la actual deriva discursiva opositora. No han sido capaces de asimilar el momento. Reaccionan haciendo uso de su viejo arsenal retórico, defensivamente, aguantando el vendaval, sin iniciativa. La interpelación popular, que el mismo Chávez promueve, es motivo de risa burlesca para los medios antichavistas. "Se los digo de frente": son bufones que no han comprendido nada. Tal vez es risa nerviosa porque comienzan a comprender.

La táctica opositora de desgaste sólo es eficaz en la medida en que: 1) el chavismo oficial es refractario a la crítica popular de la gestión de gobierno; y 2) el discurso sobre el socialismo es percibido por la base social del chavismo como algo abstracto. De allí que la táctica opositora de desgaste consista en: 1) crítica de la gestión: algo falta, o el gobierno es ineficiente, lo hace siempre mal; y 2) denunciar que el discurso del socialismo no guarda ninguna relación con las necesidades más sentidas del pueblo. Es decir, algo falta (gestión) y algo sobra (ideología).

¿A qué obedece el discurso sobre la "estrategia populista" de Chávez, cuál es su lógica de funcionamiento? Para la oposición, ahora lo que "sobra" es gestión. El "populismo" es "exceso" de gestión. Según este discurso, el problema ahora es que Chávez está ofreciendo más de lo que su gobierno ineficiente puede resolver; está creando ilusiones y expectativas ilimitadas; está prometiendo más viviendas de las que puede construir, etc. Lo que "sobra" y preocupa es la gestión que comienza a repolitizarse.

Por supuesto, la oposición seguirá insistiendo en su táctica de desgaste, identificando puntos débiles de la gestión gubernamental. En cada caso, lo que habrá que hacer es asimilar la que quizá sea la principal lección política de la coyuntura creada por las lluvias, y actuar en consecuencia: la gestión de gobierno, en todas las áreas, debe estar acompañada siempre del pueblo/sujeto, no del pueblo/objeto de la asistencia del Estado paternalista. Pueblo/sujeto de esa "rebelión popular" de la que hablara Chávez el martes por la noche, desde Fuerte Tiuna. No nos corresponde la defensa acrítica del Estado burgués anquilosado, corrompido e ineficiente, sino echar las bases de una nueva institucionalidad democrática. Y eso sólo es posible con participación popular.

4 comentarios:

  1. chamo esa rebelión popular que dices tú y chávez no sale por ningun lado. ni en los privados ni en uno solo de los medios públicos. a lo mejor es mejor, y nos sorprende cómo cuando el 27, pero a lo mejor nunca nos enteraremos de que existió.

    ResponderEliminar
  2. Voy a tomar un break en mis alienantes deberes del doctorado que me han tenido bastante alejado de tu blog, pero no del quehacer venezolano.

    Es impresionante la capacidad de trabajo de Chavez y su visión de profundizar más en cada crisis o coyuntura. Él sí cumple la prédica de que hay que ver cada crisis como una oportunidad de cambio. Y lo cierto es que ha dejado desconcertado a propios y extraños. Me tenia preocupado un poco la correlación electoral y el anquilosamiento de la gestión de gobierno. Pero el manejo de la crisis se hace de tal manera que todos, en especial los medios de oposición, han quedado desconcertados.

    Veo una nueva ofensiva. Mejor organizada. Creo que el pana Ociel, estando allá no puede ver lo que yo estando mas lejos. Como la gente con la organización popular hace suya la gestión del plan de desastre. Es completamente distinta la actitud de la gente hoy a cuando la vaguada del 99. La gente se organiza, se ayuda a si misma, participa... Entiende que debe mejorar su nivel de vida a un estadio mas digno, y no solo pedir, sino participando... Todavía queda mucho, pero se avanza. Como diría Eva Golinger, una característica de esta revolución es que es paciente, aunque a veces nos haga sentir frustración.

    Y lo mejor, es que todo el mundo apunta, al menos en el discurso, por ahora, a soluciones estructurales para problemas estructurales. La gente lo entiende. Parece que incluso la clase media, como al principio las populares, comienza a cobijarse en la revolución para dignificar su existencia y reclamar sus derechos. Eso podría crear un efecto avalancha,o una masa critica importante.

    Saludos hermano. Un abrazo y adelante.

    ResponderEliminar
  3. El pueblo venezolano es muy noble, esta dispuesto a ayudar y darse la mano para salir de las crisis.

    El gobierno lo ve como una oportunidad para hacerse ver, y reconectarse con el pueblo que ha ido perdiendo, lo malo es que se ve a leguas que es solo eso, la oportunidad para reconectarse, no para resolver realmente nuestras inmensas carencias, de las que no se han ocupado realmente en 11 años de chorros de dinero.

    Invantan vainas grandiosas que nunca cumplirán, ...construir en el Ávila.... hay que joderse chico vamos a cagarnos en todo para construir mas arriba de la cota mil, ....Expropiar 34 fundos.... como si no hubierna exporpiado ninguno ya y los resultados han sido pavorosos...como si así van a salvar las inmensas pérdidas económicas de las lluvias. Ahora y que van a exporiora los campos de golf de lo clubes que los tienen.... para que.... para dejarlos convertir en montarrascales sin que construyan nada, si no hay dinero....

    En fin sigan impresionados con que el hombre tiene una energía inmensa y entró en campaña para el 2012, total lo que importa es eso mantener el poder.... no resolver los problemas.

    ResponderEliminar
  4. Al Anónimo: Viejito, antes de decir barbaridades, ten la molestia de averiguar un pelito primero.

    Ese es problema con los escuálidos desataditos como vos. Y solo te voy a poner un ejemplito.

    No es arriba de la cota mil. Subirán la cota en la ladera norte. No en la sur. Marta Colomina, o Leopoldo Castillo no son buenas consejas.

    Use sus propios razonamiento, no los compre enlatados.

    ResponderEliminar