6 de febrero de 2010

(Serie música) Joni Mitchell según Herbie Hancock

¿Te acuerdas de la película The strawberry statement (Stuart Hagmann, 1970), traducida aquí como Las fresas de la amargura? Una de esas películas de época, que ofrece una versión sobre la lucha de una parte de la juventud estadounidense contra la guerra de Vietnam. Yo la vi dos o tres veces, por allá en mis diecitantos. Pero la banda sonora, primo, esa sí que la escuché una y otra y otra vez. Aún la escucho, de vez en cuando. No recuerdo cuántas veces, en medio de entrañables juergas fraternales, repetimos el rito que consistía en guardar silencio cuando comenzaba a sonar Down by the river, de Neil Young. Entonces, entrábamos en una suerte de trance durante treinta segundos, hasta que irrumpía la voz de Young: "Be on my side/I'll be on your side/baby/There is no reason/for you to hide/It's so hard for me/staying here all alone/When your could be/takin me for a ride".

Down by the river. Neil Young.


Ese mismo disco abre con The circle game, interpretada por Buffy Sainte-Marie, pero compuesta por Joni Mitchell. Creo que fue la primera vez en mi vida que supe de Mitchell.

The circle game. Buffy Sainte-Marie.


No sé si te conté alguna vez que llegué a Miles Davis a través de Eddie Palmieri. Y que a través de Davis descubrí a Herbie Hancock. Pues bien, a través de Hancock he vuelto a encontrarme con Joni Mitchell.

Vengo a enterarme ahora de que Mitchell incursionó en el jazz, allá por los 70, período que coronó con un album en homenaje a Charles Mingus (Mingus, 1979). Fue la primera vez que Mitchell (voz y guitarra) trabajó con Hancock (piano), en un agrupación que incluyó a Wayne Shorter (saxo soprano).

Ahora es Hancock el que rinde homenaje a Joni Mitchell. Bueno, no exactamente ahora: en 2007, con su River. The Joni letters. "En este punto de mi carrera quiero hacer algo que toque las vidas y los corazones de la gente", dijo Hancock, según leo en una reseña. El tipo se reunió con el productor, arreglista y bajista Larry Klein, durante mucho tiempo productor de Mitchell, para hacer una selección de su música.

El resultado es un disco de doce canciones, dos de las cuales no fueron compuestas por Mitchell, pero que serían importantes en su desarrollo musical, según leo en la misma reseña: Nefertiti, de Wayne Shorter, grabada la primera vez por Hancock y Shorter en el disco homónimo de Miles Davis, y Solitude, de Duke Ellington.

En su River. The Joni Letters, Hancock no sólo reúne a Wayne Shorter (saxo soprano y tenor), Dave Holland (bajo), Vinnie Colaiuta (batería), Paulinho Da Costa (percusión), Dean Parks (guitarra) y Lionel Loueke (guitarra). Además, puedes escucharte a la misma Joni Mitchell cantando su Tea leaf prophecy. Pero eso no es todo, primo: también cantan Norah Jones (Court and spark), Tina Turner (Edith and the Kingpin), Corinne Bailey Rae (River), Sonya Kitchell (All I want) el gran Leonard Cohen (Jungle line), y una que seguro has escuchado, Luciana Souza (Amelia).

Vaya primo, escúchalo y me cuentas.

Herbie Hancock. River. The Joni Letters.


Lo prometido es deuda.

Salud.

5 comentarios:

  1. ¡Gracias Reinaldo!...gracias por cumplir tan hermosamente con tus acreencias.
    Un abrazo, compa.

    ResponderEliminar
  2. Épale primo, estamos en Cumaná, en una jornada fraternal-musical, aunque más brasileña...
    Qué bueno que estás retomando la melomanía (¿perínclita?) en el blog, tal como se pactó en Barinas, ja ja ja
    Ya comentaremos con calma...
    Un abrazo,

    JB

    ResponderEliminar
  3. En inocultable clave de despecho.

    Cierta tarde de cine en PLC tuve la fortuna de encontrar el cd Whisper Not, de Ella Fitzgerald (con Marty Paich y su Orquesta, publicado por Verve) en alguna inesperada tienda.
    No tendría que decir que me enamoré literalmente del tema homónimo y de “I Said No”, pero es así, esos temas entraron inmediatamente en mi lista de canciones perfectas.
    Sin embargo, ese amor quedó un tanto frustrado porque no pude ir más allá, no pude encontrar mayor información sobre esa grabación, excepto por la que trae inserta el disco, y esa es una de las tragedias del melómano.
    El insomnio de una de estas noches de febrero me llevó hasta la versión de Anita O’Day, luego a la de Peggy Lee, y así seguí por un camino de divas hasta las tres de la mañana, cuando las voces de Julie London (You and the night and the music) y de Billie Holiday (Easy Living, You go to my head…), Judy Garland, más unos cuantos Belmont sacudieron mi cabeza para irme a dormir con mi mujer de carne y hueso (y alma y todo).
    Una exquisita velada con maravillosas mujeres, aunque sólo pude oírlas. Faltó un buen Jack Daniels o, mejor todavía, un Pampero Aniversario. Esa es materia pendiente, mejor disparársela con los primos y hermanos en alguna improbable juerga.
    Ella (Fitzgerald, por si acaso) sigue siendo mi favorita, pero esos ángeles me acompañaron y, aunque no removieron del todo cierta tristeza que cargaba a hombros, me sustrajeron por un rato del materialismo que, cada vez más, me tiene jodido.
    Whisper Not fue una composición instrumental de Benny Golson en los ’50. En 1961 Leonard Feather escribió la letra y, según sus propias palabras, “hay en Ella una inherente y potente habilidad para tomar una canción que es vieja y familiar, rehacerla, y producir algo con nueva vida y significado”
    Espero no perturbar la misión de Saber y Poder con superficialidades, y menos ser calificado de sifrino, por no meterle a lo latino o a los temas comprometidos, si se me permite el espacio, ya vendrán otras vainas por ahí…
    A continuación la letra de Whisper Not. El tema te lo envío por email y tú te encargas de ponerlo en el blog, si te parece.

    Un abrazo,

    JB

    Whisper Not
    (Benny Golson)

    Sing low, Sing clear
    Sweet words in my ear
    Not a whisper of despair
    But love's own prayer

    Sing on, until
    You bring back the thrill
    Of a sentimental tune
    That died too soon

    Our harmony was lost
    But you forgave, I forgot
    Whisper not of quarrels past
    You know we've had our last

    So now, we'll be
    On key constantly
    Love will whisper on eternally

    Why did we listen when they said it wouldn't last
    Gossiping voices made us break up, but you know we still can make up
    If we forget 'em all, and answer Cupid's call
    It's the truth!

    Whispers of troubles are an echo of the past
    All it will take to lose my gloom is just a whisper not of rumours
    But of your love for me
    That's how it's got to be

    ResponderEliminar
  4. Mi pana, la escucha del River, de Hancock, va con calma.
    Pronto, el comentario.

    JB

    ResponderEliminar
  5. Épale primate,
    Escribo este comentario re-escuchando el River de H. Hancock...
    Excelente record...
    No sé que más se puede decir sobre el piano de Hancock, en cuanto a las interpretaciones vocales, me quedo con Luciana Souza y con la imponderable Tina Turner, porque le ponen (tengo que ser decididamente cursi, no hay otra) el alma, el corazón que en mucho el jazz moderno ha dejado en esa búsqueda maniática de la perfección instrumental, en los arreglos, en la grabación, donde no puede haber ningún error, y muchas veces las grabaciones están exquisitamente, magníficamente, muertas... ¿esos carajos dejaron de echarse palos (y otras vainas menos sanctas), de trasnocharse, sus vidas dejaron de ser una porquería?
    Este disco logra ese delicado balance, sí bien creo que un poco más de "desorden" no le vendría mal.
    De vuelta de la disgresión, te pregunto: ¿será posible conseguir "The Then and Now: The Definitive Herbie Hancock"?
    Hay una versión de All Apologies que vale la pena, bastante.
    ¿Y algo del saxo David Sanborn?
    Yo tuve en vinil el LP "Heart to Heart", de 1978 (creo que otra de las imponderables, Elsie, debe guardarlo en Cumaná), y aunque algunos temas hacen concesiones innecesarias a lo fácil y comercial, otros temas, como "Heba" destacan.
    Lo de las fotos de la laguna es tal como lo dedujiste, si todavía sirve de algo.
    Un gran abrazo,

    JB

    ResponderEliminar