11 de agosto de 2010

Chávez llegó tarde

Tratándose de un asunto tan serio como sentarse a dialogar con Santos, Chávez ha debido tomar las previsiones del caso y llegar de primero a la Quinta de San Pedro Alejandrino, en Santa Marta, y esperar pacientemente a su par colombiano. Ha debido aprovechar la amarga y dilatada espera para reflexionar y convencerse de que Bolívar bien muerto está, y que mejor vale dejar que descanse en paz.

Ya en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar – "todo lleva tu nombre, padre, en nuestra morada" – ha debido, por qué no, saltarse todo protocolo, no perder valioso tiempo obsequiándole claveles rojos a la Holguín, no permitir que se le rindieran los honores militares de rigor, ha podido evitar ofrecer declaraciones a la prensa. Ha debido llegar primero y sentarse a esperar, reflexionar sobre su infinita culpa y prepararse para realizar un oportuno, impostergable e indelegable acto de constricción.

Ha debido evitarnos el bochorno de su atavío: por todos los santos, Oh my god!, a quién se le ocurre pisar suelo colombiano vistiendo el tricolor patrio, cuando la ocasión exigía el blanco que aleja toda duda, blanco-paz, blanco-límpido, blanco-franqueza, blanco-pureza. O sea, Chávez, triple hello, doble whatever.

Tamaños gestos, vestir de blanco, ignorar a la prensa, esperar a Santos, tal vez – sólo tal vez – le hubieran granjeado algunos tímidos apoyos del sifrinaje antichavista. Tal vez hubiéramos podido leer en Facebook expresiones del tipo: "Amé a Chávez vestido de blanco" o bien "Amé a Chávez esperando como un corderito".

Pero no, ¡ay, infinitos ayes! No conforme con que iba tarde, a Chávez no se le ocurrió otra cosa mejor que detenerse en el camino que lo conducía al lugar de reunión. Se bajó del carro la primera vez y recibió su primer baño de pueblo colombiano, ese que las oligarquías de uno y otro país sueñan con verse enfrentado con el nuestro en una guerra fraticida, el mismo que mereció el desprecio de algunos chovinistas que se hacen llamar chavistas.

Poco más adelante se detuvo por segunda vez y recibió su segundo baño de pueblo colombiano. O sea, Chávez, ¡disculpaaaaaa! El estupor inicial se convirtió entonces en pánico en los diarios, televisoras y agencias de noticias. Las imágenes, construidas laboriosamente, del Chávez enemigo del pueblo colombiano y de éste como enemigo del violento Chávez, se derrumbaban estrepitosamente como sólo lo hacen los anti-ídolos de barro.

Por si quedaba alguna duda, Chávez se detuvo una tercera vez y recibió su tercer baño de pueblo colombiano. Era demasiado. O sea, Chávez, ¡estás out! Pánico y desesperación. ¿Qué hacer para contener los efectos de tanto desparpajo? A la agencia española EFE le corresponde el dudoso honor de haber tomado la iniciativa: "Presidente venezolano llegó tarde a cita con Santos por detenerse a saludar en el camino", y la prensa antichavista, estupefacta, se apresuró a tomar debida nota. Escueta nota que dejó en ridículo, una vez más, a quienes pretendían dejar en ridículo a Chavéz, y con él a nuestros pueblos.

Mejor les hubiera quedado intitular, de una vez: "O sea, Chávez, pinta un paisaje y piérdete". Es decir, expresarse como lo hace el antichavismo de-a-pie, en lugar de disfrazar aquel desprecio de periodismo.

Rumbo a su reunión con Santos, Chávez hace su primera parada para saludar al pueblo colombiano. Imagen captada alrededor de las 3 pm. Por: Andrés Izarra, Presidente de Telesur.

Primera parada de Chávez. Por: Temir Porras, Viceministro de la Cancillería venezolana.

Chávez saluda al pueblo colombiano. Por: Andrés Izarra.

"Uno de los momentos más emocionantes fue cuando cargó en sus brazos a Luis Santiago, un pequeño de 9 meses que estaba en medio de la multitud con la mujer que lo cuida, Estefanía Pardo, de 20 años. 'Ese niño va a ser el símbolo de la paz entre los dos países', comentaban algunos de los presentes". Así lo reseñó el diario colombiano El Tiempo. No se pierda los comentarios a la nota. Por: Andrés Izarra.

Tercera parada de Chávez: dialoga con estudiantes. Por: Andrés Izarra.

Tercera parada de Chávez. Por: Temir Porras.

La nota de EFE reproducida por El Nacional. Hora: 3:34 pm.


El Universal se dejó "tubear" por la competencia: publicó la nota de EFE, con leve variación en el título, un minuto después.



Durante la emisión de su programa Dossier, este martes 10 de agosto de 2010, Walter Martínez transmitió algunas imágenes grabadas por VTV mientras Chávez saludaba al pueblo colombiano. "Chávez berraco, eso no lo hace cualquiera, berraco. Felicitaciones pa él", dice uno. Tal y como lo expresara el mismo Walter Martínez: "Ciertamente los cleptómanos de Atlanta no van a pasar esto".

17 comentarios:

  1. ¿A quién le importa cómo carajo iba vestido Chávez? ¿O si llegó tarde por andar abrazando viejitas y cargando bebés? Lo importante es que dijo que el gobierno colombiano era soberano para instalar allí las bases gringas que le diera la gana, y que la guerrilla debía rendirse. Y se comprometió a cooperar con el DAS, a restaurar el comercio con la burguesía colombiana, etc. Fue una traición total, y el chavismo pendiente de si el presidente se disfrazó de bandera, o si también hay chavistas en Colombia. Y pensar que hay chavistas que se consideran de izquierda, pero que aplauden la traición de su "comandante"...

    ResponderEliminar
  2. Les faltó decir que llegó tarde porque se detuvo a saludar "al" camino... ¿qué, no había allí personas, colombianos, pueblo?
    Deben acostumbrarse, compañeros: el cmte. levanta huracanes donde pisa... ji ji ji ji...
    ¿Traición, Leoncio? ¿no se te está yendo la lengua? No, me parece que se te fue la comprensión de lo que allí pasó, y también el acuse-recibo de lo que dijo Fidel el domingo.
    Slds.

    ResponderEliminar
  3. Leoncio Pineda:
    Mire compa, deje el maniqueísmo, que eso no le va a funcionar aquí.

    Este artículo no trata sobre la reunión Chávez/Santos, sino sobre su antesala, y aunque usté lo sabe bien, eso le importa un carajo. Está en su derecho.

    Sin embargo, si a la reunión vamos, le propongo algo: demuestre que el tipo "dijo que el gobierno colombiano era soberano para instalar allí las bases gringas que le diera la gana", y yo declaro públicamente mi adhesión al "pinedismo".

    Como sé que no será capaz de hacerlo, le adelanto que me importa un carajo su antichavismo.

    ResponderEliminar
  4. Anahí:
    Acá nos enteramos en tiempo real gracias a las imágenes transmitidas vía Twitter por Izarra y Temir Porras. Encajado el golpe, nos les quedó más que redactar/publicar la patética nota.

    ResponderEliminar
  5. Hermano gracias, Que viva Chavez!
    Saludo Reinaldo un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Creo que independientemente de la lectura que muchos le puedan dar a la visita de Chávez a Colombia en esta coyuntura política que se está viviendo, este artículo y las imágenes nos muestran una de las cosas que nunca le han podido perdonar a Chávez que es la empatía de este hombre con los pueblos, la capacidad de comunicarse con ellos. Es como una suerte de envidia, aquí en Venezuela sus adversarios políticos hasta intentan imitar esto como un estilo pero la frustración es grande porque lograr fundirse con el pueblo de la manera que Chávez lo ha hecho no es moda, no es estilo se trata más bien de reciprocidad: tú me dignificas, me respetas, me haces visible, etc yo pueblo te entrego afecto, reconocimiento, admiración....

    ResponderEliminar
  7. Angel C. Velásquez12 de agosto de 2010, 20:23

    Hay mucho simplismo en Mauricio por no decir otra cosa.
    Chavez logró: 1)desmentir la matriz internacional que es violento, la disposición de construir la paz con su visita a Colombia pese a los obstáculos puestos en el camino por los perros de la guerra y sus lacayos (presidente que se respeta no permite que lo gobiernen); 2)cambiarle el formato a los medios derechistas internacionales que buscaban minusvalizarlo ante Santos. Están desconcertados; 3)desmontó otro falso positivo según el cual el pueblo colombiano es antichavista:somos un mismo pueblo por eso el afecto es el mismo; 4)su chaqueta tricolor símbolizó la unidad y sus acciones espontáneas hacia el pueblo parecieron decir "que tan lejos están los presidentes oligárquicos de uds y qué tan cerca están los presidentes revolucionarios de sus pueblos: ¡ves que me puedes tocar!... yo no soy su merced, soy su hermano".¡Su cuerpo habló!.Esto debió molestar mucho a los gringos y lo más rancio de la oligarquía.5)Las bombas de esta mañana fue una respuesta a los logros de esa reunión.Hay un poder allá y aqui que no le interesa la paz porque vive de la guerra; 6)dejó claro su posición ante las FARC. Santos también ganó:apoyo de la burguesía comercial, apoyo popular momentáneo y se granjeó cierta imagen internacional. Por ahora, la guerra no va.Esta será la última carta del imperio. Van a seguir jugando al desgaste de Chávez. Necesitan más apoyo internacional, desprestigio del liderazgo de Chavez y conflictos internos de monta. Tienen que pensarlo muy bien porque no le será fácil. El inicio del fin del imperio empezó en Afganistan. Una guerra en el continente pudiera significar su derrumbe definitivo.La reunión fue un frenazo a la guerra, por ahora; la bomba un tiro a la paloma de la paz y la visita de Chavez a Santa Marta una esperanza para ambos pueblos.
    ¡Con la paz ganamos todos!

    ResponderEliminar
  8. ,"Colombia, como lo es Venezuela, es un país soberano para establecer convenios económicos, sociales y militares con cualquier país del mundo", señaló Chávez tras una reunión con su colega colombiano, Juan Manuel Santos, en la que ambos acordaron restablecer relaciones diplomáticas y económicas. EFE, 19/8/10

    Con un poco de paciencia, seguramente encontrarán el video en youtube con las infelices declaraciones. Los 5 puntos de la "Declaración de principios" suscrita por Chávez y Santos favorecen al gobierno colombiano y al imperialismo.

    Les recomiendo que lean el artículo de Jeudiel Martínez titulado "Chavistas: un esfuerzo más si quereis ser revolucionarios", para que entiendan la posición de aquella izquierda que no ha claudicado ante el proyecto chavoburgués, y que por supuesto no aplaude la genuflexión del "comandante" frente a la oligarquía colombiana y el imperialismo. La cuestión no es dejar de ser chavista para buscar algún otro culto a la personalidad en el cual ahorcarse; la cuestión es ser verdaderamente críticos y consecuentes, condiciones sin las cuales no podemos ser revolucionarios.

    ResponderEliminar
  9. Leoncio Pineda:
    Entonces tú vienes aquí a contarnos lo que dice EFE que dijo Chávez. La agencia EFE. La misma que hizo el ridículo redactando la nota que he citado en este mismo artículo.

    He aquí lo que dijo Chávez: "Colombia, como lo es Venezuela, es un país soberano para establecer convenios económicos, sociales, militares, etc., con cualquier país del mundo. Lo único, y eso es válido para ambos, lo hemos ratificado, en la Declaración de Principios que ya se ha leído, se ha explicado, es que ninguno de esos convenios afecte la soberanía del vecino, ni se convierta en una amenaza, de ninguna manera, para el vecino correspondiente".

    "Revolucionarios": un esfuerzo más si queréis ser "verdaderamente críticos y consecuentes".

    ResponderEliminar
  10. Reinaldo, por aquí se prepara este link un proyecto de declaración en diputados para rechazar las bases.
    Veremos cómo se planta el oficialimsmo, y si se "reproduce" el intento en otros parlamentos.
    Me parece que además es un forma para dar apoyo a los colombianos que tampoco quieren bases, ¿no?
    Abzo.

    ResponderEliminar
  11. Estimado Reinaldo, gracias por enviarme la cita completa, que es mucho más terrible que la cita incompleta publicada por EFE, porque no sólo implica aceptar la instalación de las bases yanquis, sino que además valida los argumentos que sostienen Uribe y Obama desde más de un año. Como sabes bien, la Declaración de Principios suscrita por Chávez y Santos no contiene la menor objeción a la instalación de las bases gringas. Como además esa Declaración de principios restablece la cooperación económica y obliga al Estado venezolano a pagar sus deudas a exportadores colombianos (lo cual estaba suspendido en represalia por la instalación de las bases), queda claro que el gobierno venezolano cesa en su reclamación respecto de las bases gringas, al levantar las medidas de presión y de protesta. Sabemos que con respecto a eso no hay la menor duda.

    Lo que hace más terribles las declaraciones completas de Chávez (comparadas con las incompletas publicadas por EFE) es que no sólo reconoce el "derecho" del uribismo ("Colombia... es un país soberano") a instalar bases yanquis ("establecer convenios militares con cualquier país del mundo"). No sólo eso, sino que ahora acepta la tesis de Uribe y Obama, de que la instalación de esas bases puede perfectamente no afectar "la soberanía del vecino", que muy bien pueden estar esas bases allí "sin convertirse en una amenaza".

    Si desde siempre bastaba con una mera declaración de respeto a la soberanía, para que las bases yanquis fueran inocuas, eso significa que en la izquierda estábamos equivocados, mientras que Obama y Uribe (y ahora Chávez), tienen razón. Por supuesto, pienso que nosotros seguimos teniendo razón y que los tres presidentes son tremendos hipócritas. La mera existencia de esas bases ya es una amenaza para los pueblos de la región, independientemente de que los gringos y el uribismo juren por su madre que respetarán la soberanía venezolana, y que Chávez pacte con ellos. Por eso me parece aberrante que Chávez ceda y acepte las bases, y que además (como refleja la cita completa) nos tome a todos por idiotas al decir que acepta esas bases siempre y cuando "no se conviertan en una amenaza".

    ResponderEliminar
  12. Estuve como una hora leyendo varias entradas de tu blog para ver si por fin lograba entender como pueden existir venezolanos que sin tener un puesto en el gobierno, estar chupando de algun ministerio u organismo oficial, apoyan a este nefasto desgobierno. estuve leyendo para tratar de entender como gente con cierta capacidad intelectual siguen apoyando este sistema.

    Pero bueno, al grano, y voy a ser bastante directo, Sr. Reinaldo, solo quisiera que me explicara la razón del doble discurso, que me expliquen por qué de la noche a la mañana ya no importa que las bases norteamericanas estén allí en Colombia, por qué de la noche a la mañana ahora sí se puede dialogar con el gobierno de Santos. Para muestra te dejo el siguiente video : http://www.youtube.com/watch?v=x2Q2F8AGPzU

    Gracias por tu respuesta!

    ResponderEliminar
  13. Leoncio Pineda:
    Lo único que ha quedado claro es su falta de rigor en el análisis. Le explico por qué:

    1) Usté inicia su intervención aquí con una clara expresión de maniqueísmo: Chávez "dijo que el gobierno colombiano era soberano para instalar allí las bases gringas que le diera la gana".
    2) En su segunda intervención, y para "demostrar" su punto, apela a una cita de la agencia EFE, que no reseña todo lo que, sin embargo, el tipo dijo. Uno pensaría que para formarse una opinión (ni siquiera digo para intentar hacer un análisis) sobre las declaraciones de Chávez, lo mínimo sería preocuparse por saber qué fue lo que dijo, en qué contexto, etc. A usté, sin duda, eso no le hace ninguna falta.
    3) Como queda demostrado en su tercera intervención: habiendo leído la declaración exacta de Chávez (otro ha hecho el trabajo por usté), ésta sólo le sirve (actitud harto predecible) para reafirmar su conclusión inicial.

    El maniqueísmo consiste precisamente en eso: no hay puntos intermedios. No importa si Chávez ha dejado abierta la puerta para el juego estratégico: "Lo único... es que ninguno de esos convenios afecte la soberanía del vecino, ni se convierta en una amenaza... para el vecino correspondiente". No. A su juicio, Chávez "acepta... que la instalación de esas bases puede perfectamente no afectar 'la soberanía del vecino', que muy bien pueden estar esas bases allí 'sin convertirse en una amenaza'". No importa si eso es exactamente lo contrario de lo que Chávez planteó.

    ¿Por qué? Y esto es sólo una hipotesis: porque para la "izquierda" maniquea que usté representa, las consideraciones tácticas y estratégicas, es decir, la política misma, están de más. Lo suyo es puro principio.

    En conclusión: a usté no le interesa lo que dijo o no dijo Chávez, mi hermano, y mucho menos si el tipo desbarató, en cuestión de minutos, "las imágenes, construidas laboriosamente, del Chávez enemigo del pueblo colombiano y de éste como enemigo del violento Chávez", que difunden las agencias de noticias y la prensa burguesa (el verdadero tema de este artículo). A usté sólo le interesaba "demostrar", desde el principio, que Chávez es un "traidor".

    Entre los adoradores de ídolos, los exponentes del "Comandante ordene", y los pretendidamente iconoclastas, los exponentes del "Chávez traidor", me quedo con ninguno.

    De aquellos que despachan, con desdén, la guerra de signos que se libra encarnizadamente en ese "teatro de operaciones" que son los medios, uno esperaría mayor tino y rigor a la hora de leer los signos de las batallas diplomáticas.

    ResponderEliminar
  14. cantinflasa:
    Para pintar el cuadro completo, me preguntaría: ¿Por qué de la noche a la mañana el gobierno de Santos dialoga con el venezolano? ¿Por que de la noche a la mañana "acepta" que Venezuela no apoya ni alberga a la guerrilla colombiana?

    También me preguntaría: ¿Eso fue lo que hizo Santos, reconocer que el gobierno venezolano ni apoya ni alberga a la guerrilla colombiana? Mi respuesta es que no, que en más de una oportunidad Santos expresó que Chávez "no va a permitir" (tiempo futuro) a la guerrilla en territorio venezolano; de la misma manera que Chávez no planteó "que ya no importa que las bases norteamericanas estén allí en Colombia".

    Lo que se impuso en Santa Marta fue una pausa diplomática. No fue más que un episodio, un capítulo de una historia conflictiva que continuará, puesto que las causas del conflicto permanencen intactas. Cada gobierno conquistó victorias parciales, ambos gobiernos cedieron terreno. No me queda la más mínima duda de que el gobierno de Santos (y el de Estados Unidos) recompone fuerzas para, más adelante, intentar recuperar esa "tierra de nadie". ¿Su avanzada? La burguesía colombiana, ampliamente favorecida.

    Pero no tomes tan en serio estas reflexiones. Después de todo, no es ni tanta la "capacidad intelectual", puesto que sí tengo "un puesto en el gobierno".

    ResponderEliminar
  15. Chávez llegó tarde (y no tengo un puesto en el gobierno). Si iba hace unos meses y se lanza a candidato ALLÁ, este encuentro hubiera celebrado la anexión de dos paises a la neoprotoNuevaGranada o Gran Colombia que nos une en metas.
    Y, sí, traicionó a los ortodoxos: tenía que llegar con bofetones de kung-fu ideológico vertical para no ofender a ese purismo de Pineda y además darle comida a Globovicio.
    Yo creo que la revolcada a Santos fue más que evidente. Esas fotos. El encuentro: "Mire, usted tiene de presidente dos días, yo once años. Esta farsa se la montaron para fastidiarle de entrada, así que vamos a reabrir esa frontera de mierda para que no se le amotinen. Diga las cuatro pendejadas que necesite para su público y quédese quieto, que ese pueblo ya escogió con quién se queda."
    Santos ya era ministro hace 20 años, pero el berraco nuestro le lleva una morena en pueblo y paz.
    ¿Qué otra cosa pudo haberse dicho? Es obvio que Santos necesitaba el restablecimiento de relaciones, aún a costa del bochorno de ese chavismo neogranadino espontáneo. Las posiciones no iban a variar un ápice: lo importante era marcar el final del show de Hoyos y bajar la presión de los dedos de Uribe a los huevos de Santos.
    Y eso es lo que no entienden Leoncio y cantinflasa. En la vida real no existe el blanco y el negro; lo que hay es una gran variedad de grises, hay más de un negro y hay varios colores.
    En la vida real hay gente con emociones, incluso con esperanza. Y sin dinero para comprarse un espacio en la sociedad capitalista. Comprenderás que cuando eres de ese grupo, hablarle o tocar a un presidente es mucho. No se si eso jode otro principio, pero es.
    La traición de principios sucede cada vez que los principios, tan bellos, puros, ideales y etéreos ellos, se tropiezan con la realidad, con el transitar diario del presente. Lo llamo sincretismo ecléctico. Puedes llamarlo pragmatismo, pero es la capacidad de adaptación al medio la que te garantiza la supervivencia.
    Estas escenas del acto primero del teatro del día a día se hacen en y desde el estado. Traición es que siga habiendo estado - ESE estado. Pero derrumbar los cimientos de ESE edificio tiene ese riesgo. Debes meterte, y una vez en él, si lo derrumbas te cae encima.
    Te lo pinto más claro: poder popular es también otro Caracazo, pero más serio. Otro reclamo de cobro inmediato de la deuda de siglos. Es obvio que la estructura burguesa no está preparada para ese salto cuántico a la pureza.
    Así que si en la búsqueda del cénit tengo que renunciar a tener mi mercal y mi CDI surtido, panas, ya saben. Me quedaré tranquilito escuchando esas güevonadas de "rodilla en tierra" necesarias para cierto culto, y que serán tratada con el sabido sesgo entre colegiados que se dividen en dos ramas de la prostitución mediática, una santificando un líder, otra oliendo containers.
    Franco Munini.
    P.S.: Por cierto, recataditos es que están en VTV. Cada vez que pasan eso de "¡Chávez, berraco, eso no lo hace cualquiera: berraco!" me da un fresquito que seguro tiene su equivalente en alguna contracción muscular escuálida. Como será en Nariño.

    ResponderEliminar
  16. La puntialidad se ha convertido en algo subvaluado en nuestro país. Y no es cosa de Chávez nada más, la inmensa mayoría de los venezolanos (chavistas, no chavistas, rojos, verdes, blancos, rosados, etc) sómos realmente impuntuales. Yo apostaría lo que sea a que Chávez ni loco llegaría tarde a una reunión con un presidente asiático, porque para esas culturas la impuntualidad es considerada una ofensa (y creo que debería ser así en todos lados).

    Entiendo el punto de este artículo y de los comentarios de muchos; Chávez es toda una personalidad donde llega, o lo odias o lo amas, o te ries con él o le mentas la madre, pero no te puede dar igual que te pase por un lado.

    Buena parte de la conexión de Chávez con la gente se debe a estas cosas precisamente, él no es como el típico político encorbatado e inaccesible, a Chávez le puedes dar la mano, gritarle que lo amas y darle a tu hijo para que lo cargue.

    Y lo repito, me parece muy positiva esa carisma en un político (cuando es auténtica y no fingida para ganar votos), pero volviendo a mi reflexión inicial, sobre la importancia de la puntualidad, ni un presidente, ni nadie debería permitirse ser una persona impuntual.

    Alguien comentó que debíamos acostumbrarnos a esto porque Chávez donde llega levanta huracanes. Bueno, si bien ya dije que eso es bastante cierto, creo que lo más prudente sería entonces que Chávez y su equipo adapten su agenda a este tipo de eventualidades (ya no tan eventuales) y que en futuras ocasiones se se vayan con suficiente antelación, pudiendo dedicar tiempo a las multitudes, pero sin dejar de ser puntual.

    Y no, no soy un sifrino, no voy a completar mi comentario con un "triple hello" y un "doble whatever" como se sugirió en el artículo, simplemente pienso que en nuestra cultura se han perdido ciertos valores, como la puntualidad, y quien mejor para rescatarlos que el propio presidente de la nación.

    Tampoco creo que la cosa sea tan relevante como para sacar 300 titulares, 10000 tweets y 700 posts, diciendo que Chávez llegó 20 segundos tarde; a lo mejor Santos también lo hizo; tal vez eso sea algo habitual cuando eres presidente y estás rodeado de tanto protocolo y medidas de seguridad. Sólo quise aprovechar la oportunidad para reflexionar sobre un valor tan importante como la puntualidad (tanto si vas a reunirte con un presidente como si vas a una reunión de trabajo), pues dice mucho de nosotros como personas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Que maravilla verlos pelearse en torno a lo que dijo ó no dijo Chavez, que si se entregó ó no al imperialismo, que lo que pasa es que el tipo tiene mucha empatía con el pueblo de donde sea, jajajajjajaja.

    La adoración los va a matar.

    El tipo es un ridículo que va disfrazado con un chaquetón a un sitio de inmenso calor, invitado por el nuevo presidente de Colombia, antes ministro de la defensa de Uribe, nada mas y nada menos que a la casa donde murió Bolívar, como para que no fuera a cagarla mucho, a cambiar el discurso porque le conviene, porque no es mentira que las FARC tiene bases en Venezuela, porque necesita el comercio con Colombia a ver si así mejora la cosa, porque vienen las elecciones y está mas que claro que ya no es el mismo fenómeno electoral, y tambien está mas que claro que la cosa comunista no gusta y mas bien le resta. PURA ESTRATEGIA, y en esa cosa política y por mantener el poder, no hay de otra sino apechugar.

    jajajajajaj

    AP

    ResponderEliminar