8 de agosto de 2010

Casarse con Santos

No habían pasado veinticuatro horas de la toma de posesión de Juan Manuel Santos, cuando la prensa antichavista le declaró su amor inmarcesible, a prueba de todo, y dio inicio a la luna de miel.

Como lo atestigua la caricatura que publica Rayma en El Universal, este domingo 8 de agosto, lejos de quedarse para vestir santos, la oposición ha preferido siempre lanzarse en brazos de cualquiera que encarne la posibilidad, por más remota que sea, de ponerle fin a su tormentosa relación con el zambo, que ya va por los once años. A diferencia de la célebre película protagonizada por Marilyn Monroe, el antichavismo comenzó a padecer de la comezón desde el mismo primer año. Usted dirá: después de tanto tiempo de penitencia en penitencia, cualquier cuerpo es bueno para saciar el deseo.

Consumada la unión con Santos, la prensa opositora se dedicará en adelante a hacer lo que mejor sabe: cubrirlo de alabanzas, costumbre que, bien vista, es una particular manera de vestirlo, aunque el rey vaya desnudo y se haya manchado con la sangre de los asesinados, perseguidos, desplazados y desaparecidos.

El casamiento con el civil ex Ministro de Defensa uribista ha respetado también, a su manera, las formas de las bodas eclesiásticas: si la virginal monja que adorna la caricatura de Rayma no es suficiente, sólo basta leerse la mancheta que publica hoy El Nacional: "Hoy es día de todos los Santos en Colombia". Léase bien: no de los santos inocentes, sino de todos los santos.

Si se piensa detenidamente, más que boda eclesiástica, se trata de una experiencia religiosa. Incapaz de encontrar una fórmula más terrenal para expulsar al chavismo del paraíso, la prensa antichavista ha debido recurrir al auxilio del mismo cielo, es decir, de Santos. Por más que el tal Santos no tenga nada de divino.

No, el problema no es que el amor sea ciego. En este caso, es el poder el que enceguece. El odio contra el pueblo.

Caricatura de Rayma, publicada por El Universal el domingo 8 de agosto de 2010.


El Nacional, página A/9, domingo 8 de agosto de 2010. La mancheta a la izquierda, justo debajo del editorial.

La mancheta en la edición digital.

1 comentario:

  1. Llana, agradable, combatiente y reflexiva.

    Saludos,

    YPM

    ResponderEliminar