18 de marzo de 2010

Lluvia sobre Caracas

Este par de brevísimos videos (2:09 minutos el primero y 2:41 minutos el segundo) los grabé cuando regresaba junto con Sandra Mikele de la escuela. El primero inicia en la Autopista Francisco Fajardo, a la altura de Plaza Venezuela, sentido este-oeste. El segundo, unos pocos metros más adelante, a la altura del Parque Los Caobos. Hora aproximada: 5:30 de la tarde.

Extraño país éste, en el que la misma lluvia que es recibida como una bendición por un pueblo azotado por una de las sequías más severas que ha padecido en toda su historia, es sinónimo de malas noticias para algunos.

Como reza cierta conseja popular, ojalá nos hicieran el favor de irse a llorar sus penas y desgracias al Guri.




4 comentarios:

  1. Creo que estás realmente equivocado respecto a la forma de pensar de muchos venezolanos que no estamos de acuerdo con este gobierno. Creo que tus líderes (y los mios, si es que a esos "líderes" opositores se les puede decir así) te han metido en la cabeza una idea bastante alejada de la realidad.

    Yo que conozco bastante gente de oposición, no he hablado con el primero que no se queje del calor, del problema eléctrico y de la sequia, y que no añore con ansias la llegada de las lluvias para aliviar esta situación; bueno, al menos aqui en Aragua, entre los apagones diarios de cuatro horas y la ola de calor infernal, eso es lo que uno percibe.

    No te voy a negar que habrá unos cuantos que querrán que la cosa se ponga peor, pero definitivamente son una monoría.

    La ironía con el asunto de la sequía más bien la veo en el hecho de que hoy todos estamos rezando para que llueva a cántaros, pero mañana, cuando esto suceda, más de uno deseará que no hubiese llovido, y créeme, no van a ser precisamente los que tienen sus buenas casas y apartamentos en las zonas más acomodadas, sino el que tiene su ranchito junto a una quebrada o en la pata de un cerro.

    ResponderEliminar
  2. Alexis:
    ¿Y cuál es esa opinión que, según tú, yo tengo sobre "la forma de pensar de muchos venezolanos que no estamos de acuerdo con este gobierno"? ¿Quién me metió en la cabeza qué?

    Hermano: celebrar la lluvia es simplemente cuestión de sensatez. Si tú (como la mayoría) te cuentas entre los sensatos, bien por ti. Bienvenido. Ahora sabes lo bien que se siente uno consigo mismo cuando disiente de los insensatos.

    Lo que hace la lluvia.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, corríjame si entendí mal el mensaje de fondo, pero al final, cuando usted concluye con la frase "Como reza cierta conseja popular, ojalá nos hicieran el favor de irse a llorar sus penas y desgracias al Guri", pareciera que usted se refiere a las personas que desearían que no lleguen las lluvias apostando por un colapso eléctrico.

    Si no es eso lo que quiso decir, pues disculpe porque entendí mal; pero si estoy en lo cierto, le digo algo que yo sé que usted sabe pero que creo que a veces hace falta mencionar: el hecho de que Ledezma y su combo (MUD) apuesten aberradamente por una sequía más intensa con la idea de debilitar el liderazgo del presidente, no significa que aquellos que no apoyamos la gestión de Chávez, que somos varios, pensemos del mismo modo. El hecho de que Ledezma y yo no estemos de acuerdo con Chávez, no significa que mis ideas deban coincidir con las de Ledezma.

    A veces cuando uno escucha a Chávez en plena cadena nacional, generalizando, diciendo que "la gente de oposición", los escuálidos, quieren que la sequía continúe, y cuando entre las líneas de este y otros artículos se percibe algo similar, irremediablemente surge una generalización que crea odios innecesarios entre nosotros, porque a mi parecer, muchas personas no entienen que Chávez o usted en su mensaje, se referían a unos pocos extremistas.

    Le repito, así como conozco chavistas como arroz, conozco muchísimos opositores, y cuando uno habla con cualquiera se da cuenta que si en algo coincidimos todos es en el hecho de que queremos que lleguen las lluvias para ver si por fin se acaban los calorones y se suspenden los cortes de energía.

    Que exista alguno que otro loco que quiera un colapso eléctrico, un terremoto o que le caiga un rayo en la cabeza a Chávez, bueno, sólo puedo decir que los extremistas siempre han existido y siempre existirán, pero afortunadamente siempre han sido una minoría que al final, no se representan sino a sí mismos.

    ResponderEliminar
  4. Alexis, mi hermano, sí, entendiste bien, me refería a esos "extremistas" de los que tú hablas, y a cualquiera que comparta con Ledezma no su oposición a Chávez, sino el inconfesable deseo de que haya un terremoto para decir que es culpa de Chávez.

    Te reitero: si tus ideas no coinciden con las de estos "extremistas", pues bien por ti. ¿Viste? En eso coincidimos ambos.

    ResponderEliminar