4 de diciembre de 2009

Génesis: catorce días después

(Siguiendo con la serie Los artículos que disgustan a los hiperchavistas, les traigo el publicado el jueves 3 de diciembre en Ciudad CCS.

Ést
e no sólo es ligeramente más largo: además, incorporo un video que ayudará a ubicarse a los más desprevenidos - que son más de lo que pudiera pensarse.

La penúltima versión de este mismo artículo cerraba con una frase que terminé omitiendo:


"Moraleja: la revolución es una tarea que sólo puede encomendársele a los rebeldes".

Pero me quedó la duda: ¿la revolución es algo que se encomienda a alguien? Más aún: ¿qué otras "moralejas" sugiere el artículo?

Ahí se los dejo.

Salud).

********

La expulsión del paraíso. Masaccio.

Catorce días después, a cierto tipo que se creía Dios porque su nombre se parecía al de Dios, le fue encomendada la tarea de inspeccionar la tierra y el cielo recién inaugurados tras excepcional esfuerzo colectivo, con el zambo a la cabeza. No tardó en concluir que los seres humanos, esa imperfecta creación, mostraban una inexplicable inclinación hacia el caos, la confusión y la oscuridad.

Pretendió entonces reinaugurarlo todo y se dispuso a elaborar proyectos: volverían el día y la noche, pero esta vez los llamaría socialistas. Mala señal: porque así como nadie es Dios porque su nombre se parezca al de Dios, ninguna cosa es socialista por llamarle socialista. Pero eso no lo detuvo: conforme avanzara su plan, atardecería, anochecería y amanecería el día quince socialista. Entonces reinauguraría el cielo socialista. En el día dieciséis reinventaría el mar y la tierra socialistas. Para el día diecisiete programó un descansito, dejando intactos las hierbas que dan semillas y los árboles que dan frutos. En el día dieciocho retomaría el trabajo, reinaugurando el sol y la luna socialistas. En el día diecinueve recrearía grandes monstruos marinos socialistas y aves socialistas. En el día veinte sumaría más bestias, reptiles y alimañas terrestres. Alimañas socialistas. Vaya que el tipo contaba con recursos para emprender todo aquello.

El día veintiuno iniciaría la construcción de carreteras socialistas.

Viendo su obra perfectamente proyectada, juzgó que con eso era suficiente. Así se lo comunicó al zambo. Descansó.

El día veintiocho volvió el tipo que se creía Dios porque su nombre se parecía al de Dios y el diagnóstico fue el mismo: los seres humanos viviendo en medio del caos, la confusión y la oscuridad. Se disponía a reelaborar todos sus proyectos, cuando los seres humanos le echaron un parao: «¿Por qué en lugar de presumir de tu supuesta divinidad, no te vienes con nosotros, seres humanos como tú, a construir el socialismo?». «¿Eso que tú llamas caos, confusión y oscuridad no será una manera de nombrar nuestro rechazo al orden que tú pretendes imponernos?». «¿Acaso la revolución, es decir, la construcción de un mundo nuevo, no es otra manera de nombrar la subversión del orden de cosas existente?».

El día veintinueve, el tipo quiso expulsar del paraíso a todos los rebeldes, acusándolos de blasfemos. Pero los sublevados, quién lo diría, no se dejaron.


8 comentarios:

  1. Hermano , muy bueno colocar esos videos que son los que nos animan a seguir luchando, seria bueno colocar tambien el regaño a Erika Farìas ese mismo dìa y el anterior cuando estaba en las montañas........

    ResponderEliminar
  2. Carajo! Al fin un "revolucionario" que dice las vainas como son!

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno el planteamiento. Pa lante con los "cabeza cuadrada".

    AS

    ResponderEliminar
  4. Mi amigo, por razones no menos penosas también escribí al respecto.
    Me preocupa el día 20, pero si bien es cierto que ese día existe, lamentablemente existe, el día 29 también.
    ¡Bravo por esto chico!
    Mi abrazote pa ti.

    ResponderEliminar
  5. Ajá. Un regaño en público a deodato; podría ser a otro ministro digitado, pero éste es el que siempre logra estar en las listas, aún cuando desde las bases de los batallones el mensaje era claro. Tanto que no repitió. Los sublevados prefirieron no votar a hacerse cómplices.
    Ahora sí la revolución se endereza. Las tres erres roncan pureza y segurito que ya hay un carajo en una camioneta del mopvi y otra de la gobernación rodando en la zona que media entre esos caseríos ya anónimados. ¿O será que nos lo tomamos con más optimismo? Entonces...
    Mañana esperaremos que el magno nos informe de los resultados de la (¿cordial? lo dudo) reunión entre el ministro y ex gobernador con el gobernador y ex alcalde. Los dos personajes menos percibidos como socialistas debatiendo sobre cómo usar más o menos dinero para hacer la misma obra. Y el hombre ahí.
    Coño, ya Hugo sabe. Eso de "¡Así!" ¡Así! ¡Así es que se gobierna!" no le es nuevo. Pero fíjate: es una trocha agrícola asfaltada de doce kilómetros, y los presupuestos difieren casi en 75%. Se me hace inevitable trazar paralelismos y proporcionalidades con otras obras, prácticamente todas con presupuestos diez, cien, mil veces mayores y obviamente se me arruga el escroto. Esa bola de billete será siempre obstáculo para el socialismo y la decencia, a pesar de los esfuerzos del magno.
    Franco Munini.

    ResponderEliminar
  6. Epa Luigino:
    Y muy bueno tu artículo mi pana.
    Vaya un abrazo.

    Anónimo del 5 de diciembre a las 2:20 pm:
    Mi hermano: ese video no lo tengo.

    ¿Debería o no debería existir una página web que nos permita acceder, oportunamente, a los discursos o intervenciones de Chávez (pongo ese ejemplo, porque imagino que nadie se opondrá)?

    ¿Es tan difícil, por ejemplo, montar una página que nos permita descargar, íntegro, el más reciente Aló Presidente, inmediatamente después de culminada su transmisión?

    Es arrecho: cualquiera que disponga de una conexión a Internet decente, puede bajar cualquier capítulo de cualquier serie gringa, muy poco rato después de transmitido. Cualquiera. Es extremadamente sencillo. En alta definición y con un sonido perfecto.

    Nosotros no: tenemos que esperar quién sabe cuánto tiempo para poder descargar el Aló. O esperar que algún pana monte fragmentos en Youtube. O esperar la transmisión editada que transmite VTV, a altas horas de la noche. O entrar a una página antichavista y conformarnos con sus versiones groseramente editadas, de manera que sus intervenciones quedan, casi siempre, completamente fuera de contexto.

    Por eso es pertinente la aseveración de Luigino: este gobierno, por la vía de los hechos, censura hasta a Chávez.

    Andreina:
    ¡Carajo!

    AS:
    Palante.

    More:
    Tenemos que seguir acumulando fuerzas para que instalemos aquí un día 29 permanente.
    Lamentarnos menos y construir fuerza. Claro que podemos, nojoda.

    Abrazo.

    Franco:
    Claro que sabe.
    Estaba yo justamente pensando en que Chávez tenía que comenzar a darse cuenta de que la regañadera no es suficiente, que lo que corresponde son medidas concretas contra quienes acumulan fortunas a la sombra del chavismo, cuando sucedió lo de Arné Chacón.
    Sobre eso va el próximo artículo.

    ResponderEliminar