14 de noviembre de 2008

Este insípido estalinismo del siglo XXI

El estalinismo ha vuelto. Y quiera lavarse la cara... aunque sea con un tobito. El Stalin candidato del siglo XXI nos habla de resolver los problemas cotidianos, de participación. Como es imperativo parecerse al chavismo, se atreve a esta definición: "la participación es un proceso que se forja de abajo hacia arriba". Sin embargo, y como es natural, el viejo y consabido lenguaje de la vieja política termina por imponerse: "llamamos a todos los ciudadanos y ciudadanas (¡lenguaje de género!) de este país a que participen, que voten". Esto es, señoras y señores: participación = voto.

Me refiero, por supuesto, a Stalin González, candidato opositor a la Alcaldía del Municipio Libertador (Distrito Capital). Lo entrecomillado (y también lo del tobito: "los que nos bañamos con tobito") está escrito en un artículo intitulado Razones para votar, publicado hoy en Últimas Noticias. Su compañero de fórmula, Antonio Ledezma (candidato a la Alcaldía Metropolitana de Caracas), reprimió a sangre y fuego (persiguió, asesinó) a muchos de quienes militaron con el imberbe Stalin, por allá en los lejanos 90. Demasiado lejanos, para algunos.

El estalinismo de Stalin no es siquiera edulcorado. Es simplemente insípido. Desnaturalizado. Un estalinismo que ayer levantó la bandera roja, y que hoy, a falta de banderas dignas de izarse, apenas alcanza a usar la gorra del Caracas, la franela del Caracas, el suéter del Caracas.

Tú sabes: él es jóven y chévere.


********
p.s. Un abrazo a los cámaras caraquistas: ustedes saben que no es con ustedes.

3 comentarios:

  1. Pobrecito, parece que tratara de buscar un espacio, algo de aceptación: con sus notas no debe ser bién recibido entre los estudiantes que SÍ quieren estudiar, con su pintica a lo mejor no "calza" en su entorno... y vienen estas aves de rapiña tipo Ledezma a ofrecerle estrellato.
    Imagínate ese levantón al ego.
    Imagínate la falta de escrúpulos de la gente que pretende manipular la ingenuidad de los jóvenes.
    Imagínate su futuro: lo único que podrá presentar como credencial vital será decir: "Yo fuí candidato a una alcaldía".
    Franco Munini.

    ResponderEliminar
  2. Que siga la ruta de Berlusconi... que primero debió ser presidente del Milan... Igual, manejar un club popular requiere capacidades y este muchacho capacidades no parecen sobrarle y además tiene menos popular que un concierto de música clásica.

    ResponderEliminar