11 de septiembre de 2008

11 de septiembre: Imperio y neoliberalismo armado

Para quienes estén interesados en abordar este acontecimiento desde una perspectiva menos "periodística" y por lo tanto más informada, comparto con ustedes dos artículos del cámara Miguel Ángel Contreras, que se encuentra trabajando en un libro sobre el tema.

El primero, Imperio y fin de siécle. El 11 de septiembre: una perspectiva crítica, "se propone mostrar la estrategia de seguridad y defensa del Gobierno de Estados Unidos, instrumentada tras los ataques del 11 de septiembre de 2001. Primero se exponen los supuestos del «Proyecto para un Nuevo Siglo Americano», sus tácticas y objetivos fundamentales. En segundo lugar se presentan los vínculos entre esta estrategia y el proyecto de reestructuración global, enfatizando los objetivos implícitos del globalismo imperial. En tercer lugar se exponen las justificaciones racionales de guerra justa contra el terrorismo y los dispositivos jurídicos que fundamentan la intervención. Por último, se destacan las efectuaciones prácticas de reordenamiento de los territorios, las economías y las subjetividades, bajo el principio de neoliberalismo armado y retomando la noción de homo sacer de Giorgio Agamben".

Fue publicado en Cuadernos del Cendes, año 24, N° 64, tercera época, enero-abril de 2007. Para leer (o descargar), ir aquí, a la página de los cámaras del Grupo Pensamiento Crítico Latinoamericano.

El segundo, más reciente, se intitula El proyecto neoconservador y el 11 de septiembre: en memoria de Norbert Lechner. Aquí se "establece la relación entre el pensamiento neoconservador y la política exterior estadounidense instrumentada después del 11 de septiembre de 2001. Primero se muestran los orígenes del pensamiento neoconservador en el contexto de la Guerra Fría. Luego se presenta la programática neoconservadora como respuesta a la irrupción de los movimientos contraculturales en la década de los sesenta. En tercer lugar se explica la crítica neoconservadora a la modernidad occidental. Después se analiza la ofensiva neoconservadora desde el 11 de septiembre de 1973 y los procesos de reestructuración que induce. Por último, se establece la relación entre el «Proyecto para un nuevo siglo americano» y la política exterior de los Estados Unidos en el contexto del 11 de septiembre de 2001".

Éste fue publicado en Cuadernos del Cendes, año 25, N° 67, tercera época, enero-abril de 2008. Para leer, ir aquí, a la versión publicada por los amigos de sociologando.org.ve.

Miguel Ángel Contreras estará dictando una conferencia este jueves 11 de septiembre de 2008 a las 5 pm, en el Centro Internacional Miranda (Residencias Anauco Suites, PH. Parque Central). El título: El 11 de septiembre y su doble significado: neoliberalismo armado, reestructuración global y construcción democrática. Desafíos y dilemas.

Epa Miguel, te adelanto mis preguntas (todas apuntan en la misma dirección): ¿cuál es la relación entre el discurso neoconservador y el discurso antitotalitario de la derecha venezolana? ¿Cómo se explica el hecho de que la mayoría de la prensa venezolana (incluída la regional) le dedique la portada del día de hoy a los aviones de combate rusos en la Base Aérea Libertador (Aragua), mientras silencia deliberadamente las pruebas presentadas el día de ayer por Mario Silva, y que dan cuenta de preparativos para un intento de magnicidio? ¿El gobierno venezolano debe ser señalado como culpable de fomentar, irresponsablemente, una nueva guerra fría? ¿Acaso no es el discurso antitotalitario, del tipo Hanna Arendt y Carl Friedrich, característico del ambiente intelectual de la segunda posguerra, y por tanto de los tiempos de la guerra fría? ¿Quiénes pretenden recrear, entonces, el discurso del tipo guerra fría? ¿El amplio despliegue mediático del juicio en Miami a propósito del maletín de Antonini; las críticas contra la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y el protagonismo de personajes como Rocío San Miguel; y las persistentes declaraciones del mal llamado "zar antidrogas" estadounidense, John Walters, no forman parte de una estrategia orientada a declarar a Venezuela como un Estado "paria" o "forajido"?

Ahí te lo dejo.

Salud.

1 comentario:

  1. ¿VENEZUELA ESTÁ EN MEDIO DE UNA GUERRA FRÍA O UNA GUERRA DE CUARTA GENERACIÓN?


    FRESIA IPINZA

    Inexorablemente el mundo se encamina hacia un socialismo, con objetivos de preservar la soberanía nacional. Es enorme la casuística y los juegos conspirativos que hemos vivido en Venezuela, y en los países que están luchando por la unidad de los pueblos, en especial los de Sudamérica y África.

    Hay un cóctel de inflación mundial con burbujas financieras, la dualización global a que esta sometido el neoliberalismo es insostenible tanto financieramente, como socialmente para su aberrante deseo de expansión económica; me recuerda los derivaciones que produjo la burguesía liberal inglesa, cuando introdujeron la MAQUINAS para hacer crecer la industria textil, hoy se repite el conflicto, pero a escala mundial, denominada la revolución científico-técnica, se ha orientado hacia el cambio tecnológico de procesos, disminuyendo la demanda de trabajo por unidad de capital, GENERANDO DESEMPLEO TECNOLÓGICO O DESEMPLEO ESTRUCTURAL.

    Esto se observa muy claramente, cuando surge un nuevo siclo de pretensiones de integración mundial creciente, que obliga a redefinir el orden internacional, no quiero referirme a las contiendas económicas de las Bush que abarcan a los eventuales competidores Unión Europea y Japón, a los nuevos mercados con poderes alternativos y capacidades como son China y Rusia, y a la TOTALIDAD DEL “TERCER MUNDO” como periferia para proveer al imperio de recursos naturales, para absorber desechos tóxicos, para proveerles de mano de obra más barata y mercados de consumidores secundarios, ¡no! hay que ubicarse aun más allá, me quiero referir a las manifestaciones y a los bruscos cambios de la política exterior del imperio, es como ese vaso con agua que cualquier gota puede rebasarlo, ES CONQUITAR DESMANTELANDO con una aceleración exponencial, cuyas manifestaciones no serán graduales, serán un colapso. Entonces no hablamos de un peligro del futuro, es de la inminencia, por ejemplo pensemos es que la dimensión de que el imperio se haya negado a firmar el protocolo de Kyoto para frenar el acelerado deterioro de la biosfera y sus muestras belicista para imponer sus intereses en cualquier lugar del mundo, no hablan por si solo.

    Pero en este contexto, no caben dudas de que la decisión política de la actual administración norteamericana va dirigida en la peor de las direcciones imaginables para la humanidad. Los efectos lo están sintiendo los países con tendencias “desarrolladas” e imperialistas que están viviendo debacles financieras irreversibles, pero el problema es de fondo, porque no tienen formula económica-financiera para implementar en lo inmediato ni a futuro, ejemplo patético, cuando Busch hace unos meses atrás aplicó la receta Keynesiana, de reabsorber el empleo con expansión del gasto público y fracaso; mundialmente las arcas de los países "potencialmente capitalistas” están pasando por un proceso de déficit fiscal, demostrable en sus deudas públicas y la inflación indetenible que viven a escala; me da la oscura sensación, de que sí se está materializando no una guerra fría, sino una guerra de cuarta generación y, que se está cumpliendo la agenda expansiva de tomar ciertos puntos estratégicos de los diferentes hemisferios, por supuesto dentro de la agenda está Venezuela por sus enormes riquezas y por ser el techo de Sudamérica, la entrada al HEMISFERIO MÁS RICO DEL MUNDO. Los imperialistas-capitalistas están sacando sus garras, para ver quiénes son los que tienen el poder hegemónico mundialmente. Es obvio, que tienen preparado sus tácticas de uso: sean de armas nucleares, bacteriológicas o químicas, y con respecto a los medios de comunicación, que éstos también los controlan, “están preparando a la opinión pública internacional para justificar cualquier salvajismo que les provoquen”

    El imperio perseguido por embates climatológicos anuales, el mantener las guerras en el Medio Oriente y las conspiraciones especialmente las de Sudamérica, mantener las 15 agencias de inteligencia, no poder detener el crecimiento de mercado Chino y el de la India, el costo del baril de petróleo y las connotaciones directas que ejercen el precio en los mercados y las economías, en combinación con la aparición evidente de los usos de la guerra bacteriológica y aparición de nuevas enfermedades como sistema de control de masas, el aumento mundial del desempleo estructural y el dumping social a provocado grande huecos fiscales no restituibles en los países con economías capitalistas salvajes, entonces que les queda “NEOCOLONIZAR LOS HEMISFERIOS Y DEMOSTRAR QUIÉN MANDA A QUIÉN” ¿si son los que tienen las materias primas o los que tienen poder armamentista?

    Esto nos lleva a entender que son muchos los pueblos los pueblos están siendo manejados por un arsenal de políticas tendientes a provocar el DUMPING SOCIAL QUE AFECTA DIRECTAMENTE A LOS TRABAJADORES, como política espuria para sostener el flujo de los capitales externos, porque el mercado de trabajo mundial es sometido a una globalización sesgada por intencionales regulaciones estatales como la perdida de numerosos derechos laborales adquiridos por los trabajadores en diversos gremios , la reducción de los aportes patronales a la seguridad social, es decir desmantelan los derechos laborales y, a la vez, aumenta el desempleo, o sea se esta cumpliendo.

    Es obvio, que de alguna manera, tiene que conseguir, reanudar sus economías que están en rojo, se puede observar entonces que se está cumpliendo los ciclos de larga duración de la teoría Nicolai Dmitrievich Kondratieff, compuesto por una onda larga ascendente y otra descendente, ambas de unos 25 a 28 años de duración. Estamos en una onda descendente, son ondas largas de estancamiento del crecimiento per. Capita, durante las ondas descendentes se producen muchas rebeliones sociales, movidas por la crisis que genera el estancamiento del crecimiento per. capita y surge los movimientos revolucionarios contra la expansión imperialista y las guerras interimperialistas por la hegemonía mundial y las guerras de liberaciones nacionales y sociales.
    Para que las revoluciones sean triunfantes a nivel mundial las respuestas deben ser certera: redefinir y redibujar los nuevos mapas políticos mundiales; las luchas sociales mundiales como son la de los SIN PAPELES en Europa y EE.UU.; la de los excesos y violaciones que viven los desplazados de guerra dentro de los campos de refugiados en el MEDIO ORIENTE Y ÁFRICA (22 millones de seres humanos), combatir los excesos de los países neocolonizadores: que hambrean y provocan guerras fraticidas y étnicas, siembran hambre y enfermedades para robar las riquezas de los países que someten en nombre de la democracia y la libertad; redefinir las instituciones políticas mundiales como la OEA. ONU, OTAN etc.., ¡se agotaron!;
    Rescatar la soberanía monetaria, la soberanía sobre los medios de telecomunicación, soberanía sobre los derechos humanos de sus “súbditos”, soberanía sobre los recursos naturales.


    LLEGO LA CRISIS FINAL DE CAPITALISMO, LOS PUEBLOS UNIDOS JAMÁS SEREMOS VENCIDOS.

    ResponderEliminar