20 de julio de 2011

Perdimos


Perdimos.

Y cualquier derrota es amarga. Provoca putear, patear, gritar y llorar. Yo soy de los que llora. Mi viejo me marcó desde muy pequeño: uno le va a los suyos hasta la muerte. Y hoy morimos. Pero con los botines puestos.

No soy de los que putea árbitros, palos, condiciones de terreno, ventajismos de ningún tipo. Los equipos grandes se sobreponen a todas las adversidades. Así ha sido y así será. Y hoy Venezuela jugó como los grandes.

No soy de los que menosprecia al contrario, por más rivalidad que se interponga. Paraguay es un gran equipo. Pero por eso mismo, nadie puede quitarnos lo bailao: arrinconamos a una selección en teoría superior, al menos durante una hora - quizá un poco menos. La arrinconamos. La asfixiamos. La dejamos sin ideas. Los vencimos mentalmente, estratégicamente, numéricamente. Sólo nos faltó el bendito gol. Y sin goles no se gana en el fútbol. Paraguay tuvo que apostar al azar, y sólo así fue capaz de ganar. Con todo, gloria al vencedor.

No me sé el nombre de todos los jugadores de nuestra selección. Es posible que no me los sepa nunca. No sé cómo se llama el que falló el penal. Ni me importa. Estoy seguro de que Renny Vega hubiera querido pararlos todos. Estoy seguro de que ninguno hubiera querido fallar. Todos jugaron como verdaderos guerreros. Paraguay salió a jugarnos de tú a tú desde el inicio. Nos medía, vacilaba, y sólo de vez en cuando se lanzaba hacia arriba. Siempre nos trató con respeto. Nuestra selección se ganó el respeto de América. Una América del Sur que rebosa fútbol. Se lo ganó con carácter. Carajo, y esas victorias también cuentan.

Muchachos: sepan que Venezuela toda se paralizó, que salimos a las calles, que gritamos y aupamos sin cesar, que contuvimos el aliento, que estuvimos siempre con ustedes. Como estaremos siempre que se entreguen íntegros, como hoy, en el terreno.

Perdimos, sí, pero por la guerra que les dimos, ahora mismo yo celebro.

Salud.

5 comentarios:

  1. Merecieron ganar en el alargue... pero los penales son parte del juego, hay técnicas y habilidades para patear: y ahí está el resultado, las lágrimas y las sonrisas. Como dijo alguna vez Mamani, hay derrotas con son a la vez victorias: imagino que este equipo de ustedes no sería posible sin políticas de Estado que promovieran el deporte masivo y de elite. Eso, pibe, ya es ganar.

    ResponderEliminar
  2. MAS CLARO IMPOSIBLE!!! TENIAN QUE SE HIJOS DE BOLIVAR...BIEN GUERREROS!!! QUE ORGULLO DE SER VENEZOLANA Y ESTA SANGRE QUE ME CORRE POR LAS VENAS. ESTE CLIMA QUE ME HACE ENTRAR EN CALOR. POR EL TRABAJO DIARIO, POR TODA LA BELEZA QUE ME ODEA..GRACIAS A DIOS GRACIAS GRACIAS MILLONES DE GRACIAS NO BASTAN...QUE RICO ES SER VENEZOLANA!!!

    ResponderEliminar
  3. Nuestra vinotinto obligo a un equipo mundialista a rendirse e ir atras para jugarse la suerte en penales! no lograron vencerla jugando en los 90 y los 30 de alargue.
    Que victoria que tengan que usar esa tecnica para lograr vencerla.

    Arriba Vinotinto!

    ResponderEliminar
  4. La moral es nuestra y en esa dimension fundamental de la subjetividad, la Victoria también es nuestra.

    Celebremos esta Victoria.
    Salud vinotinto, como nuestra tinta sangre del corazon.

    ResponderEliminar
  5. COMPLETAMENTE DE ACUERDO CON TU COMENTARIO

    ResponderEliminar