19 de mayo de 2009

Delirio: política y música

Hace unos días Verbo escribía una mentira simpática o digamos más bien una media verdad que quiero repetir aquí: éste no es un blog de política, como pensarán algunos, sino de música.

Como sigue tan en boga el tema de los desórdenes mentales y en general de los problemas de salud que se derivarían de la exposición prolongada a ciertos medios, va mi contribución: suerte de servicio público que estoy seguro sabrán agradecer los perjudicados.

Se trata de la canción del cubano César Portillo de la Luz, Delirio (o Tú, mi delirio), interpretada por una mexicana de apenas 23 años, absolutamente desconocida para mí hasta el pasado domingo, cuando me topé con ella de pura casualidad: Ximena Sariñana. No he parado de escucharla desde entonces. Ni sé qué escribir acá de su voz. Escúchenla y después me cuentan.

Esta vez el bonus track es la misma canción, pero interpretada por el gran Cheo Feliciano, que fue con quien aprendí a escucharla.

Salud. Literalmente.

Delirio. Ximena Sariñana.


Delirio. Cheo Feliciano.

6 comentarios:

  1. Claro hermano, es un espacio para la música, y muy agradable e impredecible, pero la presencia política puede aparecer cuando inevitablemente se cuela el elemento ideológico y con ello..la práctica de la ideología expresada en un intangible (la música), cuando no tiene texto, porque cuando lo tiene, entonces no hay duda.
    Por cierto.. la XIMENA se las trae con 23 años. Uno puede pensar que le falta experiencia vivencial para expresar con intensidad ciertos sentimientos..pero lo logra....salud!!!

    ResponderEliminar
  2. Excelente interpretación, la chama lo tiene todo, se me erizan los pelos, sensualidad total y el grupo a su altura o viceversa!
    Muchas gracias, auspiciaré que la difundan en Tarmeña 102.9 de Carayaca y otras do diversos compas

    ResponderEliminar
  3. Veo que ahora tenemos otro blog de música!

    ResponderEliminar
  4. Epa Diego: yo también pensé en escribir algo así: que la muchacha no tiene edad para cantar lo que canta. Pero entonces me sentí viejo, me hice el loco y omití el comentario.
    Salud cámara, y gracias por tus comentarios.

    Rómulo: un abrazo fraterno pa los y las cámaras de Tarmeña 102.9 de Carayaca.

    Epa Verbo: y también es un blog de deportes.

    ResponderEliminar
  5. Ma-ra-vi-llo-so, llega a tocar la fibra; yo creo que para la sensibilidá no hay edá... Gracias por el buen rato.

    ResponderEliminar
  6. Reinaldo, te recomiendo las versiones de Pablo Milanés y la de Lucila Becerra con Manuel Sánchez (Dueto Lírico Venezuela, de Cumaná), aunque sospecho que esta última debe ser algo dificil de conseguir.
    Podemos cuadrar para enviártela.

    Un abrazo,

    Jesús Bellorín

    ResponderEliminar