19 de diciembre de 2011

El maestro pensador, 1


De tanto desear que el Sur fuera el Norte, se convirtió en el Arjona de la filosofía 

Se acostumbró de tal manera a jugar con las palabras
que las palabras comenzaron a jugar con él.

Nadie, ni uno solo entre los mortales
supo nunca el significado de palabras tan graves como
revolución.
Sólo él. Tan agudo. Tan esdrújulo.

Pueblo es una palabra en desuso
que sólo usan los pueblerinos.

La verdad no lo hizo libre
sino inaccesible.

Tan ingenioso. Tan irresistible. Tan résistance.

Es el Ricardo Arjona de la filosofía.

1 comentario:

  1. Coño q risa al abrir el link de "el maestro pensador" y ver a Ricardo Arjona!! Inesperado!! es el propio intelectual, más allá del bien y del mal, del cochino mundo en el que estamos y rimando a juro... jajajaja

    ResponderEliminar