30 de abril de 2008

Subcomandante Marcos opina sobre Chávez

Un libro que saldrá a la venta esta semana, Corte de caja (editorial Endira), recoge el diálogo entre el subcomandante Marcos y la periodista mexicana Laura Castellanos. En ella habla sobre lo humano y lo divino, lo semi-divino, lo infrahumano, lo sagrado y lo profano; sobre Héctor Aguilar Camín, Carlos Monsiváis, José Saramago, Baltasar Garzón, Eduardo Galeano, Angelina Jolie, Evo Morales, Cristina Fernández de Kirchner, Fidel Castro, Ernesto Che Guevara, AMLO, las FARC, el EPR, etc., etc., etc.

También opinó sobre Chávez.

La derecha histérica mediática anda celebrando que el tipo calificó al presidente venezolano de "caudillo".

Aquí les dejo lo que dijo:

"Está parado con un pie entre una política mediática, con improntas de caudillo, y con otro pie en el movimiento que está despertando en Venezuela, que está efectuando un proceso de transformación fuerte. Venezuela y Bolivia nos llaman la atención, y tratamos de seguirlos de cerca, sin explayarnos mucho hasta no saber bien qué onda, si es posible que un político se mueva al mismo tiempo 'abajo y arriba'. Nosotros decimos que en México no se puede. No decimos que en otras partes no se pueda. Pero vemos un problema: a veces nos enteramos de lo que pasa arriba, y otras no. Porque la historia que viene de arriba siempre viene editada por el protagonista, sea Chávez, Morales, López Obrador, o el que esté en esa historia. Y cada uno decide con quién saldar cuentas. A esto respondió el EZLN con la Sexta Declaración: ¿con quién vamos a saldar cuentas?, ¿con los intelectuales, artistas y científicos progresistas?, ¿o con la gente como nosotros? López Obrador respondió a esa pregunta, Chávez la responde a su modo, Evo Morales también, los Kirchner, cada quien dice con quién le interesa saldar su historia, y a eso le apuestan. Si no van a quedar bien con el de abajo, no les importa".

Para leer completo este adelanto-fragmento del libro, que publicó el diario mexicano El Universal, date aquí.

1 comentario:

  1. Un aporte:

    Declaración de Principios del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

    Es necesaria una cierta dosis de ternura para comenzar a andar con tanto en contra, para despertar con tanta noche encima.

    Es necesaria una cierta dosis de ternura para adivinar, en esta oscuridad, un pedacito de luz, para hacer del deber y la vergüenza una orden.

    Es necesaria una cierta dosis de ternura para quitar de en medio a tanto hijo de puta que anda por ahí.

    Pero a veces no basta con una cierta dosis de ternura y es necesario agregar… una cierta dosis de plomo.

    ResponderEliminar