27 de febrero de 2008

Noticias breves sobre la marcha de este 27F

Éramos entre quinientos y mil, dependiendo de quiénes contaran: los más sensatos o los más optimistas. Marchando sin el correspondiente "permiso" del gobierno, como cuando marchábamos en contra del gobierno. Muchos comentarios sobre instituciones públicas que desconvocaron a la marcha, sobre el programa de Mario Silva de ayer martes 26 de febrero*, sobre la decisión de los ¡es-tu-dian-tes! de concentrarse en el mismo lugar - Plaza del Rectorado de la UCV -, casi exactamente a la misma hora que la pautada previamente por la Asamblea Popular Revolucionaria de Caracas.

Poco después de las 2 pm partimos desde la Plaza Venezuela, frente a la cual, poco rato antes, habían desfilado los tres autobuses que trasladaban a los estudiantes opositores, fuertemente custodiados por la Policía Metropolitana. A esta hora me entero de que abandonaron el debate público que sostenían con el Ministro para la Educación Superior. El trabajo ya estaba hecho: ya habían leído su respectivo documento frente a las cámaras de televisión.

Ni una sola vez se entonó la consigna: "¡Uh, ah, Chávez no se va!" Aunque ninguno desea que Chávez se vaya. Escuchamos y entonamos, por primera vez en muchos años, otras nuevas, más acordes con eso que llaman el "momento histórico":

"¡Si el pueblo no se arrecha, nos manda la derecha!"
"¡Que nunca sea primero el hijo del obrero, que nunca sea después el hijo del burgués!"
Variante de la anterior: "¡Educación primero pal hijo del obrero, educación después pal hijo del burgués!"
"¡El pueblo organizado con la revolución, contra la burocracia, contra la corrupción!"
"¡Las calles son del pueblo, no de la oligarquía!"
"¡Lucha lucha lucha, no dejes de luchar, por un gobierno obrero, campesino y popular!"
Y otra de un grupo de estudiantes alemanes de la SDS: "¡A, anti, anticapitalista!"

A las 3:25 pm arribamos a Parque Central, al lugar exacto donde fue asesinada Yulimar Reyes, estudiante de la UCV, el 27F de 1989. Correspondiente acto de homenaje y sentidas palabras del cámara Luis Mercado. A las 4 pm nos estacionamos frente al Nuevo Circo, a la altura de la Avenida Bolívar, y algunos de los presentes dirigieron algunas palabras sobre el terminal de pasajeros como uno de los epicentros de la rebelión popular. A las 4:20 pm paramos frente a la esquina de Pajaritos, donde se hizo fuerte otra consigna: "¡Fuera los ladrones de la revolución!". Tal vez la cercanía con algunas oficinas estatales haya tenido que ver. En el mismo lugar, un joven pidió solidaridad con los siete estudiantes de la Unexpo-Lara, injustamente detenidos durante la madrugada del 17 de febrero pasado. Igualmente, hubo demostraciones de solidaridad con los trabajadores de Sidor, que exigen la nacionalización de la siderúrgica. Diez minutos después, la marcha arribó a su destino, la Plaza Caracas, donde una tarima, las banderas del Comité Alí Primera de la UCV y un pequeño contingente de cámaras aguardaba nuestra llegada.

Mucha gente registró, audiovisual y fotográficamente, las incidencias de la marcha. Así que ya vendrán mejores reseñas. De nuestros canales de televisión, sólo Ávila TV durante la marcha. Ya en Plaza Caracas, Vive TV y ANTV. Usted no lo verá por Venezolana de Televisión. ¿O sí?

Buena esa pa los muchachos de los esténciles. Creo que son los de Alpargatas rebeldes.

En fin, combatividad que promete, algunas destemplanzas discursivas que son naturales en estos tiempos de malestar que se extiende, y balance necesario. La próxima parada es la Asamblea Nacional de Movimientos Populares - algunos de los cuales ya hicieron acto de presencia el día de hoy. Hoy vimos una muestra de lo que somos. Somos más y lo sabemos. Pero no los suficientes. La pregunta que queda en el aire: ¿cómo hacemos para convertir ese malestar en otra cosa?

* No lo vi. Pero de ser cierto lo que comentaron los cámaras - no tengo ninguna razón para creer que no es así -, el asunto ya es preocupante. ¿Agentes de la CIA? Carajo.

9 comentarios:

  1. Buen areseña compa acabo de enviar una a Aporrea a ver si la colocan con unas foticos de las miles que tomaron. Ca va.

    Jessie B-

    ResponderEliminar
  2. Otros compas marcharon desde Los Dos Caminos hasta Petare en la misma tónica: me cuentan que hubo imágenes en ViveTV y VTV.
    Hace pocos minutos Roland Denis habló sobre el "No queremos ser gobernados, queremos gobernar" en el programa de Vanessa Davies.
    Veamos qué sacan los impresos mañana (los "nuestros").
    La denuncia contra la derecha endógena es vital, antes que coja más poder y nos cierre las puertas como siempre lo hacen las derechas.
    Franco Munini.
    P.S. Ya se, me preguntarán que porqué no participé. Muy banal, estaba arreglando mi carro: lo que en teoría iba a ser una reparación menor se convirtió en un cangrejo.

    ResponderEliminar
  3. Compa, los chamos de los exténsiles se hacen llamar el FDA (Frente de Amigos, lo que es como una buena jodienda). Por ahí andaban diciendo que fue "la marcha de Tascón". A ver con que otra comedera de mierda nos viene el poder constituido.

    ResponderEliminar
  4. Jessie:
    Gracias por el comentario y por las fotos que me enviaste después.

    Franco:
    Coño cámara, te dejó el carro de la historia.
    Bien por VTV en Petare. Pero en ésta, que yo sepa, no se aparecieron.
    Creo que es un error muy grave invisibilizar estas iniciativas.
    Parece que impera la idea de que toda iniciativa popular autónoma es sinónimo de ultraizquierdismo. Esto no sólo refleja un profundo desconocimiento de lo que es el chavismo, sino conservadurismo del más puro.

    Diego:
    Bien por el Frente de Amigos. Muy buenos esténciles.
    Propaganda gratis pa Alpargatas rebeldes, entonces. No sé de dónde saqué que habían sido ellos.

    ResponderEliminar
  5. Hay relaciones, estos compas le pasaron exténsiles a los compas de A.R. en Maracay, por eso es. Igual imagínate, quién es dueño de un esténcil? Esa es como la maravilla de la vaina, como en todo arte de calle, es propiedad colectiva, no?

    ResponderEliminar
  6. La vaina ayer fue un poco angustiante porque la opinión del presidente, y de los pendejos humanistas de dando y dando y luego la de Mario Silva era un peo en contra de la forma, y nadie toca el fondo de la vaina. Ahora, la consigna no queremos gobernar... soy de los de la opinión de que esa vaina no sólo corre el riesgo de las esperadas interpretaciones (que era de esperarse), pero pa mí, en lo semántico, me parece pueril. No sólo pueril, es algo que podría decir el huevón de Goicoechea: me suena como el carajito malcriado. Más allá de eso, la gran cagada de todo es el decir que marchamos "por eso" en vez de contra el burocratismo, la corrupción, la derecha endógena y sobre toda las cosas, por nuestra conciencia histórica militante. Por lo que he visto, quedamos entre Tascón (y su oportunismo) y como imágenes de archivo que complementan la marcha de los de la UNESR. Nada nuevo pues. Al menos en estas marchas aporrea dice algo. Cuando hicimos las movilizaciones en diciembre ni eso. La única, como ésta, que salió por tele fue usufructuada por los huevoncitos y huevoncitas de la comisión estudiantil. Como si la revolución la hiciera el homo videns.

    ResponderEliminar
  7. Diego:
    Sobre la consigna "No queremos ser gobernados�". F�jate: en primer lugar, su uso fue decisi�n de la Asamblea. Hay asuntos de fondo y de forma de la misma Asamblea que yo no comparto, pero entiendo que la t�ctica correcta es la rearticulaci�n de una movida popular desarticulada, fragmentada y desmovilizada, aunque esto �ltimo pueda parecer contradictorio. La misma marcha del 27F fue un signo de la poca capacidad de arrastre y movilizaci�n de los movimientos populares. No es un juego de palabras. Un balance honesto tiene que dar cuenta de esto. Pero esto mismo no desdice de la importancia de la Asamblea como instancia de articulaci�n.

    Volviendo a la consigna, por m�s predecible que hubiera podido ser la interpretaci�n que se le ha dado, eso no avala la interpretaci�n misma. La consigna aparece en una coyuntura pol�tica espec�fica, muy cercana al 27F de 1989. Algunos c�maras tienen razones para creer que sigue vigente: "No queremos ser gobernados por la derecha�". Ch�vez no tiene por qu� sentirse aludido, ni interpretarlo como un s�ntoma de "la enfermedad infantil del izquierdismo", como escrib�a Lenin. Tampoco es correcto asimilar la consigna a la idea del "antipoder", como dijo el mismo Ch�vez ayer en Dando y Dando.

    ResponderEliminar
  8. Lo que está en juego, a mi juicio, es un tipo de gestión o un modo de relación con los colectivos populares de izquierda. Sin el impulso de un chavismo popular autónomo esta revolución se congela, como diría Saint-Just. La autonomía no debe ser interpretada como sinónimo de indisciplina, desunión, traición, incomprensión del momento político o de la estrategia.

    Ahora bien, la crítica de la derecha interna (que no es lo mismo que la gritadera contra la "derecha endógena" en abstracto) debe ir acompañada de la correspondiente crítica a los ultrosos. Los ultrosos, y me perdonan los compas, son la más fiel expresión de la impotencia política.

    Coño, pero ¿será posible realizar la crítica de los ultrosos sin apelar al expediente de "infiltrados de/por la CIA"? Infiltrados o no, eso no es lo sustantivo. Al contrario, la común apelación a la infiltración bloquea totalmente el debate que todo el mundo invoca pero pocos practican.

    ResponderEliminar
  9. Por ahí va la vaina, ¿cómo lograr que nuestras acciones o reclamos puedan superar, trascender, romper con, algo así, con el bolsón discursivo que imponen el discurso mediático? Eso tomándonos en cuenta en principio. Luego está el asunto de trascender el reclamo y la gritadera, creo que aquí la vaina se pone como tautológica y la vaina se responde a sí misma: hay una urgencia de ejecución necesaria que es la que debe hablar por nuestro discurso, tal vez tenga que ver con la misma forma de hacernos presente de cara a las coyunturas; creo que a veces pecamos de aspaventeros y en cierta forma lo somos dada la atomización y la desmovilización: el propio sofoque. Sin embargo, más allá de esa decisión de la asamblea frente al puntual detalle de la consigna, que como tal se asume, y que como tal, las susceptibilidades (o suspicacias) que despertó son más bien útiles, mi reclamo en eso sería formal, y puntual. Ahora bien, lo que está construyendo la asamblea (y lo que ha construido) más bien tiene un valor sumamente importante y significativo, porque por más dificultades, la vaina se sigue levantando y no creo que se vaya, sinceramente lo dudo, a coaccionar por las opiniones o lo que sea. Todo lo contrario. La vaina es que ahora, porque sino, se congela a lo Saint-Just, y se tiene que superar, definitivamente, el debate ideológico en la instancia en que se encuentra. Pasar a la carne de esa discusión, y generar doctrina desde ahí. Creo que pecamos de apriorísticos, por ponerlo de alguna forma y no llamarlo jacobino. La vaina es que ahora tiene que salirse del bolsón del reclamo y la discusión, y tratar de que eso, a partir de las resonancias y las experiencias que ya existen. Por proponer una vía posible. Por otro lado, tengo tiempo que no asisto a la discusión, lo que lo pone a uno como en desventaja, porque sencillamente no sé. Sin embargo, es la impresión. También son un coñazal de vainas a la vez. Y el ambiente está enrarecido.

    ResponderEliminar