6 de febrero de 2008

Chávez es un tuki. Notas sobre estética y revolución

I.-
La Liga había convenido con el canal de Gustavo Cisneros que la transmisión del juego comenzaría a las 2 de la tarde de aquel 30 de diciembre de 2007, una hora más tarde de lo habitual, tratándose del Estadio Universitario y siendo los Tiburones de La Guaira el equipo de la casa. El acuerdo era desconocido para la mayoría de quienes, a eso de las once de la mañana, habíamos comenzado a reunirnos en torno a la primera alcabala de acceso, situada inmediatamente antes de las escaleras que conducen a la entrada del estadio. El sol era inclemente, y fue templando como se templan las piezas en una acería, de manera que a eso de la una de la tarde podía sentirse el filo amolado del sol sobre la nuca.

Una familia de jodedores, todos varones, ataviados de pulcro blanco, azul y rojo guaireños, mataban el tiempo haciendo chistes a costa de ellos mismos, como francotiradores sin concierto. Al imberbe que le había rehuido al compromiso de decirle un par de palabras lindas a la niña de sus sueños lo tenían a monte. Uno de ellos, que fácilmente podría darle una dura pelea en un concurso de carcajadas a ese monumento a la felicidad que es mi señora madre, se dirigía de cuando en cuando al simpático tuki uniformado con pantalón negro y franela amarillo escandaloso, para implorarle que nos permitieran de una buena vez el acceso por el amor de dios. El tuki le respondía con un par de gestos invariables, a la distancia y sin animosidad ninguna, que tuviéramos paciencia, que todavía no era hora.

- Ese debe ser chavista - dijo el más gordo del grupo. Tan gordo que los botones marfil de la camisa home club despuntaban como misiles a punto de ser lanzados en dirección a los ojos del más entrépito o del más desprevenido.

El guaireño risueño soltó una vez más la carcajada, a la que se unió un coro de carcajadas adolescentes: "No te metas con mi tío", le advirtió severamente al gordo. El tipo que tenía a mi lado no supo bien qué hacer: había respondido al chiste del gordo con un sonrisita entre tímida y cómplice. Pero una vez que hubo comprendido que se trataba de un chiste entre chavistas, replegó disimuladamente la sonrisa y adoptó el semblante de todo aquel que es incapaz de comprender que los chavistas hagamos chistes sobre chavistas. O más bien: que los chavistas hagamos chistes sobre el desprecio que sienten algunos por los chavistas.

Un numeroso grupo de tukis que apareció de la nada, unos diez tal vez, se abalanzó contra la alcabala de acceso, y a juzgar por la expresión en sus rostros puedo jurar que más de uno de los que estaba en la cola sentenció para sus adentros: "Esos deben ser chavistas también". Falsa alarma. El temible contingente de tukis de pantalones negros resultó ser un grupito de jóvenes, mano de obra barata y a destajo, que franqueó la alcabala de acceso, se dirigió a la carpa de la empresa de seguridad, donde fueron dotados de sus respectivas franelas amarillo escandaloso. Uniformados en cuestión de segundos, los tukis se enfilaron hacia la izquierda, hasta perderse de vista, con rumbo a las gradas.

Parte de la fila suspiró de alivio. Al cabo de unos minutos, permitieron el acceso. Entusiasmo desbordante: el espectáculo estaba por comenzar.

II.-
El espectáculo comenzó en febrero de 2002. Como a la mayoría de los míos, guardo de aquellos días malos recuerdos. Pero guardo también - atesoro realmente - un documento inestimable, una magnífica representación de la barbarie que comenzó a mostrarnos su rostro desde entonces. En 1933 Walter Benjamin nos legó "un concepto nuevo, positivo de barbarie". En contraste, hay una barbarie que no se expresa "de la manera buena", nos advirtió. Irónicamente, es una especie de barbarie que se reconoce como digna heredera de lo bello, de las buenas maneras. Ese documento-experimento llevó por nombre Primicia, iniciativa editorial bajo la forma de revista semanal asociada a ese otro monumento a la barbarie que es el diario El Nacional.

"¡Cuánta sangre y horror hay en el fondo de todas las «cosas buenas»!", escribió alguna vez Nietzsche. El número 214 de la revista Primicia, del 18 de febrero de 2002, está plagada de cosas buenas. Muy buenas. Son los buenos, los cultos, la gente bella los que llevan la voz cantante.

La edición en cuestión está escrita en medio de la atmósfera de aire viciado que produjo el pronunciamiento, pocos días antes, del coronel de la Aviación, Pedro Soto: "La nueva estrella, por su parte, se dejó llevar por los aplausos de un gentío totalmente arrastrado por el frenesí", escribía un Rafael Osio Cabrices sin disimular los propios aplausos. La leyenda que en la página siguiente acompaña a la fotografía del coronel redunda en el tono extático: "Nace una estrella. El coronel Soto se dejó conducir por la gente hacia Altamira y la fama". Fama y estrellas: la política en la era del reality show.

Pedro Llorens abría con un reportaje entre apocalíptico y promisorio, mezcla de programa político y propaganda de guerra, que en apariencia ofrecía a sus lectores - los mismos que llevaron a Soto a la fama - diez interrogantes de imperiosa respuesta: ¿Chávez se va o se queda? ¿Es inminente un golpe de Estado? ¿Habrá guerra civil en Venezuela? ¿Aumentará la inseguridad? ¿Estamos en vísperas de un cerco internacional? ¿Qué pasará con la moneda? ¿Se colombianiza Venezuela? ¿La situación venezolana se parece a la argentina? ¿Se reducirá el desempleo? ¿Qué se puede esperar de los precios del petróleo? Falsas preguntas con respuestas anunciadas. El mismo Llorens escribía: "Para muchos, una amplia mayoría, la superación del riesgo cardíaco comienza por la definición de algo tan sencillo como ¿se va o no se va? Es decir, la preocupación mayor, porque lo demás puede resolverse poniendo a alguien que (de verdad) gobierne".

En las páginas intermedias del mismo reportaje, un recuadro a cuarto de página, perdido entre las opiniones de expertos y analistas, nos revelaba "qué dice la calle", personificada en un comerciante ambulante, una vendedora de flores, un buhonero, un seminarista y un abogado. No hay que ser muy perspicaz para adivinar cómo estaban distribuidas las opiniones: apenas uno de los encuestados se declaraba partidario de Chávez, uno, solitario, temerario, como si fuera su voluntad impertinente interrumpir la voluntad general, desentonar en medio de aquel concierto unánime de voces, sabotear la fiesta cuando estaba en su mejor momento. Uno de cinco, amplia minoría: el chavismo reducido a oxímoron. Pero, cosa curiosa: Carlos Montiel - el que afirmaba: "Chávez no cae, ni lo tumban, porque está mandando bien" - es el único de los cinco que no tiene rostro. Al menos no el suyo. Su rostro había sido sustituido por una máscara de Osama bin Laden.

III.-
Todo severo estremecimiento del orden político y social trae consigo la súbita irrupción de sujetos sociales que hasta entonces permanecían ocultos a los ojos normalizados del ciudadano común. Es cierto que el mismo estremecimiento revolucionario viene precedido de la participación activa de determinados sujetos, inmediatamente tachados por los guardianes del orden como enemigos políticos. Pero no me refiero a estos. Para decirlo de acuerdo al clásico lenguaje marxiano: en el primer caso hablamos del proletariado; en el segundo, de ese lumpen que el mismo Marx dibujaba no sin un cierto dejo de desprecio. El primero, si está organizado y ha reunido suficientes fuerzas, habrá de ser reducido a sangre y fuego. El segundo habrá de ser necesariamente invisibilizado.

Para el ojo normalizado, el acto revolucionario no sólo es condenable en tanto que pone en peligro el orden de cosas. Además, es moralmente inaceptable, pero sobre todo estéticamente insoportable, en la medida en que remueve aquellos sedimentos sobre los que se sostiene la superficie del mismo orden social. Este sedimento social, esta suerte de "inframundo", ha salido a la calle el 27F de 1989. Entiéndase: no sólo insurge lo peligroso, sino sobre todo lo horrible.

He aquí la suerte que ha corrido el proceso bolivariano: se le condena no sólo debido a su potencial revolucionario, también se le censura por haber dotado de cierta vocería política a sujetos sociales que ya antes de la revolución constituían más que un estorbo visual, tal vez un mal necesario, como los buhoneros, los motorizados o las conserjes. Pero sobre todo, se le desprecia por la simpatía que ha despertado en la trashumancia, entre los que padecen la más atroz de las pobrezas materiales y espirituales. En la oposición literalmente visceral contra el proceso bolivariano, en la repulsa contra su base social, se superponen la casta y la clase, el mantuanaje y lo pequeñoburgués. Lo material, pero también lo estético.

Tal es lo que dejan ver las últimas páginas de aquella revista Primicia: la sección dedicada a las notas sociales (Caras muy caras), escrita por Roland Carreño, borra los límites con el contenido político - abiertamente subversivo - de las páginas precedentes. Es un acto de justicia reconocerlo: son las páginas mejor logradas de la publicación. Ellas son testimonio de la profunda e irreconciliable división de clases que parte en pedazos a la sociedad venezolana. Pero las 13 fotografías que acompañan la reseña - que está lejos de merecer algún comentario - dan cuenta de otra contienda: una guerra sorda, tal vez incruenta, pero no por ello menos intensa y decisiva. Por allí desfilan los apellidos Meir, Velutini, Curiel, Carballo, De Sola, Campei, Phelps, Tovar, Rosso, Scannone, Lavega, Afelba, Cohen, Blasini, Galuci, Ferro, Carderera.

























Hay algo en esas medias sonrisas que confunde: algo del torpe candor de quienes nunca antes han tomado parte de una protesta de calle, como adolescentes que se entregan al amor por primera vez. Pero hay sobre todo pose, exhibición, el dejarse-ver de quienes saben cómo desenvolverse bajo el fuego de las miradas más exigentes. Pose y no protesta, porque la burguesía desconoce el verdadero significado de la palabra protesta. Porque lo suyo es la sangre y el horror para que sean posibles las cosas buenas, la cultura culta, lo bello. Hay en sus miradas ese dejo de superioridad infinita de las bestias que han salido a devorar a su presa. Protesta y festejo porque Chávez vete ya. Habrá habido mucho chismorreo. Chávez vete ya. ¡Chávez vete ya! Observando estas fotografías, bien hubiera podido escribir Nietzsche: "en comparación con una única noche de dolor de una mujer histérica culta, la totalidad de los sufrimientos de todos los animales a los que se les ha interrogado hasta ahora con el cuchillo... no cuentan sencillamente nada".

La revolución no sólo removió los sedimentos de la sociedad venezolana: lo mismo hizo con las fastuosas salas de fiesta de la alta burguesía.

IV.-
Quedará para ojos más atentos la tarea de determinar cuándo se produjo el giro drástico de la estrategia propagandística opositora. Desde el principio realizaron algunos tímidos intentos por robarle algunas consignas al chavismo popular y revolucionario. Jamás pasó de ser una impostura el mecánico acto de repetir hasta el cansancio el ¡Ni un paso atrás! de las Madres de la Plaza de Mayo, seguido de un rabioso ¡Fuera!, a su vez acompasado por un violento movimiento de brazos que recordaba a un acto de masas nazi. Después de todo, debieron retroceder no un paso, sino varios, y se impuso el ¡No pasarán! que tomamos prestado de los republicanos españoles.

Aún es posible deducir la base del programa político opositor - quizá con algunas leves variaciones - a partir de las diez preguntas formuladas en la edición de la revista Primicia mencionada arriba: lo importante es salir de Chávez, "lo demás puede resolverse poniendo a alguien que (de verdad) gobierne", afirmaba Llorens. Transcurrieron años y derrotas, hasta que los expertos en comunicación estratégica y guerra asimétrica fueron capaces de comprender que había que ocultar, al menos parcialmente, el sujeto de la oración - Chávez - y concentrarse en el predicado: gestión de gobierno. ¿Resultado? Un bombardeo inclemente que podría resumirse en una consigna: ¡Que alguien de verdad gobierne!

Fue así como sucedió lo que muchos de nosotros considerábamos un imposible: la siempre virulenta propaganda opositora logró establecer alguna relación de equivalencia con las demandas y el malestar de la base social del chavismo. Cosa improbable: pero si usted aún tiene alguna duda sobre el significado de la frase "pescando en río revuelto", contemple el hecho insólito de un Noticiero Digital citando al Diario Vea - a su columnista Marciano, para mayor asombro - y concluya lo que es obvio.

Es mucho lo que contribuyó en esto la práctica habitual de ese chantaje profundamente antidemocrático que consiste en acallar las demandas populares y silenciar los cuestionamientos a la gestión de gobierno, bajo el argumento de que así le estaríamos dando armas al enemigo. Hoy el enemigo nos ha arrebatado esas mismas armas, y el amplio espectro del chavismo permanece a la defensiva, habiendo perdido de momento la capacidad de iniciativa, mientras el malestar se extiende entre el chavismo popular y revolucionario. Chávez, por su parte, ha sentenciado a muerte a este chantaje, durante su intervención del pasado 11 de enero en la Asamblea Nacional. Entonces se refirió de manera explícita a "cierto tipo de publicidad, tanto de los gobiernos locales como del Gobierno Nacional que presido... publicidad engañosa... demagógica y que contradice muchas veces la realidad que el pueblo está viviendo todos los días". En atacar este flanco débil ha consistido buena parte de la estrategia del aparato propagandístico opositor.

El chavismo popular ha comenzado a pisar firme de nuevo, sacudiéndose lo que aún pudiera quedar de desmoralización, y se dispone a lanzar la contraofensiva. El escenario político a corto plazo dependerá en buena medida de la disposición de Chávez a establecer una alianza sólida con este campo del chavismo, que le reconoce liderazgo y voluntad inquebrantable. En ese ambiente ha transcurrido, por ejemplo, la reciente Asamblea de Movimientos Populares de Caracas, cuyo principal reto a corto plazo es ser capaz de traducir el malestar difuso en rearticulación de los movimientos en torno a un plan de lucha que habrá de ser necesariamente audaz. Pero algo importante ha sucedido: hemos comenzado a reconocernos.

El giro estratégico de la propaganda opositora se funda en un principio que se atribuye a Goebbels: "Cargar sobre el adversario los propios errores o defectos, respondiendo el ataque con el ataque. Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan". Se trata del principio de transposición. Pero al realizar el acto de transponerse, la oposición ha pasado a ocupar un lugar que no es el suyo. Antes de realizar este movimiento, la oposición constituía en sí misma, para la base social del chavismo, una mala noticia, frente a la cual el chavismo asumía la forma de unidad inconmovible. Ha sido un movimiento inducido por la obligación, una precondición para la supervivencia política. La oposición debe buena parte de su segundo aire a su riesgosa apuesta por ocupar el lugar del chavismo, por mimetizarse incluso, asumiendo las formas chavistas: es buen indicador de esto el uso de franelas rojas con un NO estampado en el pecho - las mismas que portó el chavismo en 2004, cuando el referéndum revocatorio - durante la más reciente campaña electoral. Hasta ahora, la oposición ha logrado sacar provecho de este movimiento. Pero atención: por más que pretenda ocupar su lugar, por más que busque parecérsele, sabemos bien que la oposición no es el chavismo. Aquí reside el punto débil de aquélla, y en consecuencia nuestra ventaja inestimable.





























V.-
Reviva las imágenes del 13 de abril de 2002. Revise los videos. Ahora respóndase a usted mismo: ¿cuántas franelas rojas divisó? Casi ninguna. El rojo es símbolo universal de rebeldía, sinónimo de revolución, de socialismo, rojo de sangre combatiente. Jamás uniforme. Jamás pueblo alguno ha hecho fila frente a algún funcionario para uniformarse de rojo en los momentos previos al combate callejero. Pueblo porta lo que sea, lo primero que agarre. Porque en el combate no importan tanto los símbolos, sino las razones a las que aluden esos símbolos. La vida es una buena razón. Por eso, en el combate callejero, lo que predomina es el color a barrio, color a pueblo, color a tierra.

13 de abril de 2002. Por: Gustavo Marcano

13 de abril de 2007. Por: Luis Laya

Parece que nadie lleva la cuenta del daño que nos ha hecho el rojo usado a manera de uniforme en actos públicos. ¿Cuantos no se ocultarán, en las instituciones del Estado, detrás de una franela roja?

VI.-
Por regla general, los medios oficiales han tardado una eternidad en entender que en el terreno estético se libra hoy una de las batallas más encarnizadas y decisivas. En este terreno, que el chavismo suele considerar de segundo orden, los enemigos del proceso revolucionario llevan gran ventaja. Globovisión hace lo básico: en el estudio, frente a las cámaras, ubica estratégicamente a unas niñas-bien que perfectamente pudieran protagonizar alguna novela de Venevisión, y que cumplen a la perfección la labor que les ha sido encomendada: actuar las noticias con una destreza tal, que el target al que va dirigido este aberrante ejercicio del periodismo está convencido de que su vida languidece en la peor dictadura que haya padecido cualquier pueblo en toda la historia de la humanidad. Si alguien todavía piensa que es obra de la causalidad el marcado contraste estético entre estas niñas-bien y quienes conducen los programas Radar de los barrios - que también está en la web - o La calle y su gente, es porque no ha entendido nada.

¿Por qué habría de ser de otra forma? Las niñas-bien le hablan a la base social opositora como si le hablaran al espejo. Las mujeres cultas de las clases medias y altas - aquellas de las que nos hablaba Nietzsche - las reconocerán, con satisfacción y orgullo infinitos, como las lindas niñas que siempre quisieron tener. O tal vez reconocerán en ellas a sus propias hijas, estudiantes universitarias sobresalientes o profesionales exitosas. ¿Puede decirse lo mismo de nuestras televisoras? Hay que decirlo, a riesgo de desviar el asunto: ninguna de aquellas niñas-bien aguantaría un round frente a la exuberancia e inteligencia de una Tania Díaz, pero tres o cuatro buenos programas informativos, de opinión, de crítica de medios, o todo esto en uno solo, no pueden ganar la pelea.

Tal vez sea un lapsus, pero no recuerdo en este momento algún programa de los nuestros que vaya dirigido a la base social opositora. Pero lo que es más importante: es casi inexistente la programación orientada al grueso de la base social del chavismo. Orientada quiere decir: concebida de acuerdo a la estética que es propia de la cultura popular. Si el flanco débil de la estrategia de propaganda opositora es pretender ocupar el lugar del chavismo, mimetizarse hasta lograr las formas del chavismo, el flanco débil de los medios oficiales sigue siendo no ocupar el lugar que le corresponde, pero sobre todo ese incomprensible empeño en marcar distancia de la estética popular, barrial, urbana, que es donde habita la inmensa mayoría de los nuestros.

El cámara Juan Antonio Hernández nos suministra este dato crucial que por demás es público: 18 millones de venezolanos y venezolanas tienen hoy menos de 34 años. Esto es, dos terceras partes de la población. No hay que ser un experto en asuntos demográficos para saber que la mayor parte de estos 18 millones de seres habitan en zonas populares urbanas. ¿Qué porcentaje de la parrilla de programación de Venezolana de Televisión va orientada específicamente a este público? Haga el ejercicio: intente recordar, sin hacer trampas, algún programa de corte juvenil, urbano y popular. Yo recuerdo al menos uno, y parece concebido por unas viejas almas que suponen que hablarle a la juventud equivale a repetir 127 veces la palabra "pana" en un lapso de 21 minutos.

En el mejor de los casos, el grueso de la programación de las televisoras oficiales parece responder a los principios básicos de la crítica de la cultura de masas. Mucha Escuela de Frankfurt y muy poco Walter Benjamin. Es hora de abandonar las lecciones contenidas en los viejos libros de un Antonio Pasquali que, al fin y al cabo, hace tiempo que ha renegado de ellos, y que ante la mención de Theodor Adorno, seguramente lo confundirá con el célebre gato de Julio Cortázar. Sería conveniente pasearse por la obra del colombiano Jesús Martín-Barbero, por citar alguno, que hace tiempo saldó cuentas con aquella vieja herencia que nos legó Frankfurt, y a la que sigue aferrada la izquierda cultural.

En nombre de la crítica de la cultura de masas, jamás veremos en las pantallas de Venezolana de Televisión, y sospecho que tampoco en las de Vive Tv o en las de TVes, algún video de Calle 13, porque eso es reguetón. Para los nuestros, el plagio que hiciera el equipo de campaña del candidato Manuel Rosales de la canción Atrévete Te-Te, del mismo Calle 13, más que una demostración de la potencia del marketing electoral opositor, vendría a ser una prueba más de que el reguetón no es cultura, sino una cosa vulgar dirigida a adormecer a las masas. Por esto mismo, jamás podremos disfrutar de un video portentoso, extraordinario y subversivo como aquel en que Calle 13 se la dedica al FBI - Querido FBI, lleva por nombre la canción - y que fue escrito por Residente horas después del asesinato de Filiberto Ojeda Ríos, líder histórico de Los Macheteros, movimiento independentista puertorriqueño. La noche del 3 de diciembre de 2006, ningún militante festejó tan alegre y ruidosamente la victoria de Chávez como los cincuenta adolescentes que se instalaron a bailar reguetón frente a la esquina de Carmelitas, en la Avenida Urdaneta. Pero eso jamás aparecerá por televisión.


Poco importa que miles de adolescentes de los barrios caraqueños estén abandonados a la movida tuki. Los tukis no serán transmitidos por los medios del Estado. ¿Quiénes son los tukis? Les apuesto un millón a una que los niñitos-bien de los liceos privados del este caraqueño saben perfectamente bien quiénes son los tukis. Por supuesto, los desprecian, como desprecian toda expresión de estética barrial, marginal, pobre. Los adolescentes que estudian en los colegios privados de Maracay llaman "elieles" a los jóvenes de los liceos públicos ¿Quién es Eliel? Un joven de 15 años de clase media alta lo tiene claro. Nosotros no. Pretendemos dictarles lecciones de política a un barrio que no conocemos. El efecto es similar a la publicidad engañosa y demagógica que denunciaba Chávez. Los adolescentes de los barrios no nos escuchan, no nos creen. ¿Quiénes son los tukis? Les paso el dato: Chávez usa sus pantalones al más fiel estilo tuki. Chávez es un tuki. Más o menos por eso es el presidente de este país.

22 comentarios:

  1. OOTRA vez yo...en venevision en las mañanas hay un programa de gente bailando maquina latina o sea apoyando el tuki...WTF!!!...pero te lo digo para que veas que los medios de comunicacion si transmiten a los tukis...asi que shhh XD

    ResponderEliminar
  2. El chamín del comentario anterior (el del blog al que enlazo en el último párrafo de esta entrada) ha armado un ligero berrinche porque supuestamente le he censurado un comentario previo, que "transcribe" textualmente en una nueva entrada en la que le dedica un par de piropos a este servidor.
    Curiosos, leer aquí.

    ResponderEliminar
  3. No te llego mi primer comentario...te lo pongo de nuevo...

    primero: no hace falta ser de barrio para ser tuki, aparte que tuki no significa ser de barrio, son aquellas personas que estan con la moda de la "Maquina Latina"...no hace falta que seas un seguridad ni nada de eso asi que no desvies conceptos...

    Segundo: soy amigo de reguetoneros y tukis aunque no lo creas...no los odio aunque no lo creas...hay algo llamado Choque de Culturas y es de lo masss normal..

    Tercero: a los rockeros tambien "nos desprecian" si a ver vamos...pero sera que a nosostros no nos defiendes porque el rock es una cultura originada en el imperio?

    Cuarto: en los barrios hay rockeros asi que no me vengas con que la gente odia a la gente de los barrios y quiza tampoco les gusten los tukis...en todo caso tampoco les tengo bronca a lo de loos barrios, para nada. No tiene naada que ver el hecho de ser de una zona u otra...falso

    Por ultimo repito: TUKI NO ES SER DE BARRIO, NI TENER PANTALONES NEGROS Y CAMISA AMARILLA ES SEGUIR LA "MODA" DE LA MAQUINA LATINA"...asi que no uses mis palabras para hacer propaganda de un supuesto "odio social" cuando lo unico que pasa es un "choque de culturas" algo normal en toda sociedad...

    Si hablamos de odio, para eso estan ustedes, buscan esto ==== para decir que hay odio a los pobres..odio que no existe, soo en sus paranoicas mentes..o peor, odio de los gobernantes o dirigentes que hablan de socialismo y justicia a los pobres y ellos tienen casas, hummers, ropa de primera categoria...O NO ES ASI???...

    Bueno igual una mala publicidad es una buena publicidad, asi que gracias por dar de referencia a mi pagina...thanks por la publicidad XD

    Ah otra cosa puse un "documental sobre los Pavitos...alli si no dices nada verdad?...

    PD. y yo escribo y escribo y me quedo bueno el comentario pero me di cuenta ahorita que tu tienes que aprobar los comentarios..no faltaba mas...entonces escribi todo esto y no va a ser publicado que lastima...pero te invite a que opines en mi pagina...alli no hay moderacion asi que puedes opinar lo que quieras...a eso yo le llamo:
    libertad de expresion
    igualdad de oportunidad para expresarse
    debatir
    si algo molesta tienen su derecho de replica, claro esta...

    En fin lo que el socialismo no ofrece...

    Bueno por lo menos espero que leas mi comentario, si es posible que me respondas...no creo que lo hagas, y eso que esta mas corto que tu Post... XD

    Chavez es un Tuki por dios que propaganda mas chimba...

    ResponderEliminar
  4. no el comentario como no te llego..igual el berriche no es por el comentario...es por usar mi post como excusa "del odio social" hacia los pobres, en los barrio...y tu sabes tu discurso socialista blah blah...

    Por cierto tu comentario solo se ve en la pagina de enviar comentarios XD

    ResponderEliminar
  5. El chamín en cuestión ha tenido la amabilidad de reenviar su comentario.

    Tranquilo hermanito, no te afanes: yo sé que no es culpa tuya, yo sé que tú eres rebelde porque el mundo te hizo así.

    ResponderEliminar
  6. no es cuestion de ser rebeldes...por cierto no soy tan chamin, mas que tu si XD ...

    la cuestion es que usas un post que no tiene nada que ver con politica, ni clase social, y lo usas de manera tal de justificar que el de clase media o alta odia al de clase baja...y terminas haciendole propaganda al presidente, bien mala por cierto...o no lo estas haciendo?..Porque lo lo que entendi en ese parrafito fue: los tukis que son la gente de barrio, los pobres, los marginados y son odiados por todos los de clase media y alta, pero chavez es tuki y el esta con ustedes...sera que si el tuki fuera de clase alta tu hubieras dicho algo te pregunto, no lo creo y tu?...

    ResponderEliminar
  7. metalrules64:

    ¿Qué significa la manito blanca encerrada en un círculo blanco que aparece en la esquina superior derecha de tu blog?

    Otra pregunta, si eres tan amable: ¿por qué "estás con Rctv"?

    Agradecido de antemano.

    ResponderEliminar
  8. Buenos dias, ayer sali asi que no te conteste:

    La manito es el logo que usamos los estudiantes para el 2D..

    Porque estoy con RCTV?

    Simple, facilito:

    A la poblacion se le esta "quitando" (esta por cable ok, pero me refiero a la señal abierta?)la oportunidad de ver, lo que se le venga en gana, asi como muchos NO vemos el canal porque prefieren otra programacion, llamese VTV, VIVE; TELEVEN, GLOBO, MTV, PLAYBOY, VENEVISION, CNN, SONY, X...hay muchos que se sentaban a ver la rochela, o la novela, Video loco, X tambien...

    Las personas deberian escoger lo que quieren ver, si tu le quitas esa estacion, limitas sus opciones y aparte, lo que paso con el caso RCTV, quitaron un canal y dicen "no ahora esto es lo que van a ver, una television "socialista"" carajo, no digamos que RCTV tenia tremenda programacion, pero la programacion de TVES es MALA...Destino X es lo unico que se salva y no se si aun lo pasa, y no es un programa nacional.

    Porque me disculpas me parece, aparte de un atropello, me parece increible que TAANTO DINERO que tiene el estado y tenga que recurrir a saldar cuentas de hace 5 años para hacer OTRA estacion de Tv...y de ñapa tan mala como esa...

    Y no vengas que un canal que le quitaron aun tienen Venevision TELEVEN y GLOBO, pero ustedes tienen VTV, VIVE, ASAMBLEA, COMUNITARIAS...TVES :/

    Si es por la ley resorte, que recuerde la cumplian..

    Por eso estoy con RCTV..claro lo veo desde mi optica "Liberal"...OJO no nombre, LIBERTAD DE EXPRESION, DESEMPLEADOS, EMPRESA DE GRANIER, ETC.

    Y si los tiros van por lo de los tukis, no me gusta el tuki y opine sobre ellos, pero es solo una opinion..si hay gente que quiere ser tuki, no soy quien para decirles que no...

    ResponderEliminar
  9. y otra cosa, el asunto aca te repito es que estas usando un post mio, con una opinion mia acerca de una sub cultura (entiendase sub cultura como una cultura minoritaria con respecto a la cultura predominante) emergente en el pais, y la usas de una manera que dices, que todos los de clase baja son tukis y son odiados...me parece que ese tipo de propagandas se sale totalmente del post que hice, es alienante, y una mala propaganda socialista...

    Y no digas que no lo hiciste en ese sentido, porque empezaste el post diciendo que un vigilante era tuki, suponiendo que es tuki por ser vigilante, y si es vigilante es de clase baja...

    te pergunto de nuevo porque no respondiste...si el tuki fuera de la clase alta hubieras dicho algo?...

    y otra que te hago...habran chamos del este de caracas que bailan maquina latina?

    ResponderEliminar
  10. Gracias a este articulo pude comentar con mis hijas de 13 y 16 años que hay un nuevo termino para anteriores 'tierruos' y 'monos' categoria en la que se cuentan varios de sus y nuestros amig@s. Vieron los videos que metalrules tiene en su blog y dijeron 'que fino', eso es como entre breakdance, changa y hasta un poco de tecktonik (baile muy de moda en la cultura suiza-francesa y maghrebina)y dijeron más 'lo que pasa es que ese gotiko o sifrinito que escribe esas cosas llenas de insultos debe tener envidia y querer bailar asi'. Gracias Reinaldo por ese articulo. Nosotros nos encontramos circunstancialente en el exterior, los adultos de esta familia apoyamos críticamente el proceso y es muy bueno para comentar y discutir esas cosas. Igual hubiese estado en Venezuela y si tengo que ver Venevision para enterarme no supiera nada de tukis. Pero en cambio, si me parece muy familiar el ambiente del video del niño bailando máquina latina, se parece a las bodegas que frecuento. No tengo el problema del chico este metalrules que prende Venevision para atormentarse y le duele todo lo que pierde de RCTV para atormentarse. A el le recomiendo para empezar, leerse el libro, "El imperio contracultural: del rock a la posmodernidad" no esta en wikipedia, no se como vas a hacer buscalo.
    Bueno lo que dices de VTV mas cierto no puede ser, pero ese no es el tema de este comentario, para la próxima.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo del 11 de febrero, 2:59 PM:
    Antes de escribir el artículo hice lo que llaman un "arqueo" de días por la web, para conocer con detalle la opinión de los jóvenes promedio de la clase media venezolana sobre los tukis. La página que enlacé es apenas una pequeña muestra representativa de lo que encontré.
    Todo lo que vi y leí daría para escribir un largo artículo dedicado exclusivamente al tema. Pero como captaste, la intención era hacer una crítica de lo poco que se toma en cuenta, desde el campo revolucionario, el tema de la estética.
    Sobre lo que vi, rayaría en lo ridículo decirte que me sorprendí. Al fin y al cabo, en algunos ambientes, el desprecio que te vale ser chavista lo padeces en carne propia y cotidianamente.
    Fíjate en el mismo caso de metalrules64, que viene a escribir en mi blog pasando por "decente", después de que ha vomitado una montaña de insultos en el suyo.
    Para una parte de la sociedad venezolana, todo lo que huela a chavismo es asqueroso, anormal, patológico, y debería ser extirpado.
    En fin, gracias por tus comentarios. Salúdame a tus hijas. Cuéntales que el apelativo de "monos" ahora es cuando se utiliza. Por ejemplo, no tenemos un Presidente, sino un "Mico mandante". Jeje. Esas cosas que pasan cuando intentas hacer una revolución.
    Abrazo fraterno,
    Reinaldo

    ResponderEliminar
  12. NO quiero pasarme por decente..si critique y muy duro la cultura de los tukis, pero JAMAS meti politica en mi post, si quiero meter politica, me meto con los politicos, a exepcion de la respuesta a este post...y ESO es lo que me molesta, que tu lo tomes con politica...y lo vuelves a hacer diciendo: "para una parte de la sociedad venezolana, todo lo que huela a chavismo es asqueroso, anormal, patológico, y debería ser extirpado"...

    Se que el tuki viene de otra cultura europea no recuerdo el nombre pero tampoco es el punto...aparte que apuesto que la mayoria de los tukis no saben que su cultura es parecida a otra...

    Por ejemplo te digo que uno de los comentarios que dejaron en mi pagina dicen que ellos son "los que tienen las armas"...no se si tendra otro significado, pero como no voy a estar en contra de unos payasitos que dicen eso???...

    ResponderEliminar
  13. Hey para anonimo se me olvido comentarte:

    "El imperio contracultural: del rock a la posmodernidad"

    Fijate que si lo lei aunque no completamente, ese trata sobre la sociedad de consumo y ciertos fenomenos del siglo pasado...en realidad no lo termine de leer, ya sabia por donde iban los tiros, siempre el imnperio maligno que quiere tener una hegemonia cultural...basura socialista...

    Dejame mejor mi serie padre rico padre pobre y novelas de suspenso....

    ResponderEliminar
  14. y otra vez yo... es que leo los comentarios por partes XD

    Lo de Venevision me lo contaron...y te lo repito ya el tuki es una moda como el regueton, aparte que los critico duro quize exponer cual seria la proxima moda basandome en que en Venezuela gustan las vainas malas...como dije en mi opinion de rctv...yo cambio el canal...es mas teengo tiemmpo sin ver venevision..

    Y no no quiero bailar asi...gracias XD

    ResponderEliminar
  15. Por Ultimo XD

    primero te repito la pregunta que no has respondido...si el tuki fuera de alta sociedad hubieras dicho algo?..es mas yo creo que si fuera de alta sociedad y los insulto tu me das un premio...

    Te repito OTRA VEZ, lo que me molesta es que metas la politica donde no deberias...opina lo que quieras pero no le des politica a la cuestion...porque si a ver vamos ya que tu quieres es hablar de "estetica desde la optica revolucionaria" porque no hablas del movimiento "EMO"...hasta los tukis le tendrian arrechera...por mariquitos "suicidas"...pero que pasa: que no hay "EMOS" en los barrios...creo...aparte de que no creo que alli me digan envidioso por quererme suicidar XD ...ni dirias que Chavez es EMO XD XD

    Asi que por favor no vengas con el drama de porque son pobres o chavistas que si hay que eliminarlos o X...que es tipico de ustedes...y si lo sabre yo que mi hermana es chavista...se de eso y de pobreza porque mi familia viene de pobreza DURA..y tu puedes ser de barrio pero no tierruo y alli soy conciente...

    Y te repito no quiero pasar por decente...

    para anonimo: saque el tema de VTV porque RIL me pregunto XD XD

    Pd. no se si blogger da la opcion pero trata de unir todos mis comentarios para q no sean tantos...

    ResponderEliminar
  16. metalrules64:
    Primero que nada, tus opiniones no son las tuyas, son las opiniones de muchos más como tú. No es casualidad que esas opiniones sean las que prevalezcan en tu entorno social, y ese entorno consiste en unas determinadas condiciones materiales de vida. Las condiciones materiales de vida se relacionan con algo que se llama economía. La economía no está desligada de la política. Hay algo que se llama economía política, y ese nombre se lo dieron unos tipos europeos que de revolucionarios no tenían nada. Y también hay algo que se llama crítica de la economía política. Allí es donde entra la gente como yo.

    Tú eres apenas una muestra representativa de un argumento que me pertenece. Y con cada intervención que haces en mi blog (incluyendo mandar a callarme, en tu primer comentario) no haces otra cosa que confirmar mi argumento. Pero coño, cómo ha costado para que te des cuenta.

    El tuyo, no es ningún “blog de libre pensamiento”. Es una ofensa contra el libre pensamiento. Fuiste tú el que escribió sobre los tukis:

    “algunos cientificos creen que son el eslabon perdido entre el ser humano y el mono…”
    “¿Cuanto tiempo tarda una Tuki en sacar la basura?… 9 meses…JA!”

    Eso no es criticar “muy duro la cultura de los tukis”. No me vengas con eufemismos. Allí hay racismo, y del duro. Allí hay desprecio. El racismo no es un fenómeno “social”, sino absolutamente político. No hay que hablar de “políticos” para hablar políticamente. En esos comentarios que escribiste hay odio. Ese odio, ese desprecio hacia los carajitos de los barrios populares, hacia los “monos”, hacia esa “basura”, es común entre los chamos como tú. Es absolutamente frecuente en los chamos como tú escribir frases como aquellas, amparándose en la “libertad de pensamiento”. Esa fulana “libertad de pensamiento” se resume en esto: “Me meto con los demas porque puedo y quiero”.

    De verdad chamín, déjalo hasta ahí.

    p.s. Sobre tu pregunta: es un falso problema. Te dejo como tarea averiguar qué es eso.

    ResponderEliminar
  17. Aqui no vamos a llegar a nada porque tu tienes tus ideas y yo las mias...

    Yo se que mi opinion es una de un amplio espectro tanto a favor como en contra...yo entiendo tu punto desde que lo lei..

    Pero si le vas a meter politica no te quedes estancado en el tuki por ser de abajo...porque hay muuchos otras subculturas que son rechazadas como: el Emo, el punk, el rockero, el reguetonero, el sifrinto (que no se que cultura tendra, los gafos esos), que ya sea por estetica o comportamiento no son bien aceptados...incluso odiados como tu dices...te gusta asi mejor?

    Mi escrito, mas que odio se llama marketing, me ha traido mucha gente a mi pagina y hasta la usan de referencia, es mas funciona tan bien que en mis comentarios he dicho que tengo dos amigos tukis y amigos reguetoneros y nadie se ha dado cuenta...

    Lo de libre pensamiento, existe cuando tu ves que comentan a favor del tuki y a veces hasta me insultan con toda la razon del mundo porque yo tambien los estoy insultando...ademas chico mi blog no solo es contra el tuki alli tengo cualquier vaina que se me ocurra poner..he dicho XD

    ResponderEliminar
  18. Mis hijas de 13 y 16 años me preguntan: "Mamá, ¿qué está queriendo decir con 'Alianza para una Venezuela sin tukis'? ¿eliminarlos? Les respondo más o menos: ese muchacho es el blanco y el medio de la política facista, se apela a sentimientos, a emociones venidas de las tripas, al odio, al temor, para promover la eliminación del adversario. El no va a hacerlo personalmente pero va a formar parte de la base social de una política que relegue y lleve al fondo imaginario y físico a los 'tukis' en este caso. Sigo con mi comentario para este blog: Como si se tratara de una competencia en el mercado para imponer una franquicia sobre otra, esa ha sido la base de la política de la oposición, complementada con la cartelización de las noticias y su contribución a distorsionar el sentido de realidad de las personas. La clase media se moviliza en torno a la defensa de intereses que, aunque no les pertenecen, les alimentan las emociones que mejor le describen de envidia y de odio, de envidia al capital y desprecio al trabajo. El 23 de enero de 2003, por ejemplo, cuando la oposición preparó planes de contingencia ante el advenimiento de que los chavistas incursionaran en las casas de la clase media y alta, fue clasista y racista esa siembra y su cosecha se recoge cada vez que se hace un llamado a la intolerancia y a "ni un paso atrás" cualesquiera sean sus equivalentes.

    ResponderEliminar
  19. Me gusta mucho su pagina...me hace reir...y darme cuenta lo bien que utiliza el tema de "los tukis" para enlazarlo habilmente a lo politico, y crear una suerte de alianza y salvador como chavez para decir, que el esta con el pobre...que todo la gente humilde es Tuki y que chavez esta con ellos...y pude leer el post de la persona con la que discute en todo el articulo...ahora me imagino dira que es un enviado de Bush para espiar su pagina, verdad?, o puede que sea un ultraespia del FBI intentanto derrocar al sumo mandatario...bueno, bueno...me gusto un poco el post de aquel chico, mas entretenida y cultural que la suya.
    Me imagino que mi comentario no sale y si sale me dira un discurso de Dios manda...diciendome de todo lo que usted profesa...mejor lo deja asi...gracias

    ResponderEliminar
  20. Logoloco:
    Ninguno de ustedes dos sería capaz de espiar ni a su vecino.
    Gracias por los comentarios.

    ResponderEliminar
  21. Epale pasaba por aca a ver que habia de nuevo...

    Hey el ultimo "anonimo" fue mas entretenido aun que los dos blog juntos jajajaja XD XD XD XD

    "Mamá, ¿qué está queriendo decir con 'Alianza para una Venezuela sin tukis'? ¿eliminarlos?" XD

    De pana a veces se pasan de paranoicos, mi recomendacion a esa persona es que no le meta esas ideas a sus hijas sobre todo a la menor y que sean ellas propias las que busquen sus respuestas, la real esta mucho mas alla de la compresion paranoica de esa persona y es mucho mas simple tambien, dejala y quiza te salga una opositora en casa XD XD XD

    para RIL te voy a pasar otro logo derivado del de la alianza para una venezuela sin drogas pero que dice en vez: alianza para una venezuela sin BICHAS (lo tiene una amiga en su msn), te lo paso a ver si inventas que los opositores racistas estan buscando la (jejeje XD) eliminacion sistematica de las bichas..todo por orden de los medios privados y de YORYE BUCHE

    Y otra cosa no espio a mi vecino porque no es mi peo lo que el haga, al igual por lo que no empuñaria un fusil para defender un terrorista como Marulanda y tu? XD

    Despues me doy otra vuelta por aca, nos vemos bro, paz

    ResponderEliminar
  22. Epa metalrules64.
    Gracias por tu nuevo despliegue de inteligencia sin par.
    ¿Qué pasó? ¿Como no te he echado a patadas de aquí no entiendes nada, no puedes ir a decirle a tu mamá y a tus amiguitos que todos los chavistas son monos, groseros y malos, que te censuran tus mensajes, porque nosotros no creemos en la libertad de expresión?
    Bueno mi pana, eso es lo que pasa cuando uno se traga completico el cuento de que chavista no es gente.
    Y ponte serio metalrules64, aquí entre nos reconoce que en ninguna circunstancia empuñarías un fusil. Tú no eres un muchacho violento, chico.
    Tú eres un pan de dios que en el nombre de su derecho a decir lo que piensa, insulta escudado en un pseudónimo.
    O eres demasiado cobarde para defender lo que crees, o lo que dices es tan indefendible que te da verguenza dar la cara. Yo creo que es una mezcla de ambas cosas.

    ResponderEliminar