26 de setiembre de 2008

Un gol del Boca

Estamos tomando un café en un restaurante en Corrientes y juega el Boca contra Newell's. Uno escucha decir que el fútbol es una pasión para los argentinos e inmediatamente piensa en nuestra pasión por el beisbol. Pero no. En justicia, la pasión por el fútbol acá no tiene parangón. No lo creía, hasta que lo viví. Está ganando el Boca 2 por 1 y faltan alrededor de veinte minutos para que finalice el partido. De repente, Newell's empata. La frustración recorre el restaurante. Hasta entonces no habíamos notado que la mayoría de los presentes seguía atento el partido por la televisión. De hecho, no estaban allí por otra cosa que no fuera el partido. Avanzan los minutos y la frustración aumenta. No alcanzamos a escuchar lo que comentan nuestros vecinos de mesa, pero sabemos que están molestos. Faltan tal vez unos diez minutos, y algunos salen del restaurante. No son buenos los augurios. Nosotros seguimos distraídos, planeando a dónde ir y haciendo uno que otro chiste sobre lo que estamos presenciando. Estamos en eso cuando escuchamos un ruidoso ¡gooooooool! y pronto todo es alegría en el restaurante. César Augusto y yo comenzamos a joder con que debemos ligarle al Boca. Reconocemos que si viviéramos en Buenos Aires seguro le iríamos al Boca. O tal vez no, pero jamás al River. Además, en la mañana hemos estado en La Boca, en el barrio, donde la gente nos preguntaba por Chávez y nos animaba al identificarnos como chavistas. La gente se anima porque el Boca está animada en la cancha. Decidimos concentrarnos en el juego. Ahora estamos ligando en serio. Y la fortuna nos premia: faltan tal vez unos cinco minutos cuando resuena otro ¡gooooooool! y el Boca gana 4 a 2. A diferencia del anterior, este gol me lo he gozado, y he entonado un grito cómplice, como de campeonato, en un restaurante de Corrientes, mientras César Augusto se reía emocionado.

La Bombonera al fondo

Carlitos, Eva, el Diego. En Caminito, La Boca.

17 de setiembre de 2008

Noticias de antier: pitiyanquismo y más sobre el "antitotalitarismo"

Haciendo el seguimiento de noticias más relevantes, había relegado estos breves comentarios sobre un par de artículos que leí el domingo pasado, 14 de septiembre de 2008.

El primero es uno de Manuel Caballero, publicado en el diario El Universal, intitulado De acuerdo, pero... Sí, lo ha hecho de nuevo: «Chávez es como Hitler».

Inicia el artículo con una intro que se supone con rigor "metodológico", y pasa a sugerir "un ejemplo accesible" a los lectores: "Imaginemos a un historiador venezolano del siglo veintidós o veintitrés examinando un texto de dos o tres centurias atrás, que contiene la reseña biográfica de un personaje cuyo nombre se ignora porque alguna circunstancia o voluntad hizo desaparecer sus primeras líneas".

Por supuesto, ya todos sabemos que se trata de Chávez, lo que de por sí constituye un atentado contra la imaginación que invoca.

De allí en adelante se amontonan una sobre otra analogía tras analogía. Mi párrafo preferido es éste, en el casi se atreve a sugerir que los "escuálidos" de Chávez son como las víctimas de los campos de concentración nazis: "No los incitaba sólo al odio social, sino incluso racial: todo aquel que no tuviese el propio, real o supuesto origen del líder, debía ser considerado el enemigo y por tal execrado, excluido, impedido de trabajar y hambreado al punto de que al vérsele en la calle, luciese tan 'escuálido' que ese apelativo fuese el que mejor pudiese calzarle a él y a sus congéneres". Ahora bien, de lo que sí no caben dudas, es que los antichavistas son como los judíos perseguidos por los nazis.

Al final, Caballero por fin nos aclara: "al revés de lo que llegó a pensar mucha gente, el documento no hablaba de la Venezuela del siglo XXI, sino de la Alemania de los años treinta del siglo XX. En otras palabras, de la dominación de un partido (nacional) socialista de bandera roja, de su odio a los gobiernos anteriores 'de Weimar', de su guerrerismo esencial y del desmelenado culto a la personalidad de un hombre de una desoladora mediocridad personal: Adolfo Hitler". Es decir, República de Weimar es más o menos como decir Pacto de Punto Fijo. Vaya.

Hagan el ejercicio, por no dejar: muéstrenle el artículo a alguien. Si alguno es capaz de llegar al final para darse cuenta de que el personaje de la historia es Chávez y no Hitler, envíenme sus números de cuenta bancaria y les deposito un mes de sueldo.

Hace un par de semanas, en ¿Una nueva derecha?, realizaba un análisis parcial de las reglas de construcción de este discurso pretendidamente antitotalitario. Pero más allá del análisis en sí, intentaba interrogarme sobre los efectos prácticos de este discurso, sobre sus efectos de poder. La conclusión: "Contra los totalitarismos están legitimadas todas las violencias".

Algunos cámaras, de muy buena fe, me comentaban luego que no estaban muy convencidos de mi disposición a desperdiciar el tiempo revisando las cosas que escribe Manuel Caballero. Yo les respondía, en líneas generales, que ciertamente yo no sentía ninguna predilección por Caballero. De hecho, podría afirmar que es todo lo contrario. Ahora bien, lo que importa no es tanto el personaje, que es un actor de reparto en toda esta historia. De lo que se trata es de develar el hilo argumentativo de la historia, o tal vez más claro: el entramado discursivo del que Caballero no es más que un agente reproductor.

Para decirlo con Jean Pierre Faye, quien, insisto, es clave para abordar este asunto: "no es un inventario de un corpus finito lo que es esclarecedor, sino la captación adecuada de su máquina de producir... Dicho de otra manera: de la competencia que confiere al locutor, haciéndole capaz de producir, con un número finito de elementos, un número infinito de enunciados... Pero, sobre todo, lo que cuenta es la «competencia» que se otorga al portador, que es independiente de sus cualidades intelectuales, ya se llame Adolfo Hitler o Martin Heidegger. Añadiré que este modelo tiene la ventaja de ahorrarnos las consideraciones sobre «la inteligencia» o el «genio» de Hitler y de ser compatible con mi convicción subjetiva pero bien fundada, de su notable estupidez". No pretendo sugerir, por dios, que debamos comparar a alguien como Manuel Caballero con Adolfo Hitler, mucho menos con Martin Heidegger, ni estoy subrayando "su notable estupidez". Lo que importa es captar cómo funciona la máquina de producir el discurso "antitotalitario" de cierta derecha, cuya competencia no viene dada por el rango académico de sus afirmaciones, sino por su capacidad de repetir de infinitas formas, esta vez desde la academia, el "número finito de elementos" que igualmente está en boca de todos aquellos involucrados en la conspiración para dar al traste con la "dictadura" imperante en Venezuela. Desde esta perspectiva, que nadie dude de la "competencia" de Caballero, que no guarda relación con sus "cualidades intelectuales".

********

El otro es un artículo de Alexis Márquez Rodríguez, publicado en Últimas Noticias, intitulado Pitiyanqui. Ya sabemos que Márquez Rodríguez ostenta el dudoso mérito de reunir en una misma persona corrección política y corrección lingüística, lo que es mucho decir.

Su "método" es más o menos el siguiente: supongamos que la noticia de la semana es que el gobierno bolivariano descubrió un campamento de paramilitares colombianos en una hacienda cercana a Caracas. La hacienda se llama, digamos, Daktari. Se comprueba la participación de militares venezolanos en el traslado de los paramilitares a Caracas. Se descubre que el plan era asaltar el Palacio de Miraflores. Globovisión dice que todo es mentira, porque no se encontraron armas. Sólo unas facturas que dan cuenta de la compra de cachitos y jugos, que consumían los paramilitares. Pues bien, esa semana Márquez Rodríguez escribe un artículo intitulado: Cachito. Tipo entrada de diccionario. Que nadie diga después que nadie cumplió con el deber de decirle cuál es el origen etimológico de la palabra "cachito".

En este artículo, Pitiyanqui, Márquez Rodríguez comienza aclarando lo que ya ha aclarado Mario Briceno Iragorry en su momento: "La palabra pitiyanqui no la he inventado yo. La palabra es puertorriqueña. La acuñó el alto poeta Luis Lloréns Torres. Su origen semántico quizá tenga algo que hacer con la florida imaginación del poeta. La voz piti, como alteración del francés petit, entra en la palabra pitiminí, recogida por la Academia, y con la cual se designa el rosal de ramas trepadoras que echa rosas menudas y rizadas. Lloréns Torres, más que en las rosas, debió pensar en la actitud trepadora de los compatriotas que se rindieron al nuevo colonialismo".

Acto seguido, escribe lo que ya casi toda Venezuela le ha escuchado a Chávez en varias oportunidades: "En Venezuela el vocablo fue introducido por don Mario Briceño Iragorry". Eso sí, Chávez, al igual que en el caso de Manuel Caballero, no aparece por ninguna parte. El tema no son los paramilitares, sino el cachito. (Ya sabemos que Chávez, como el demonio, es el innombrable. Eso sí: decir que Chávez es como el demonio, no es igual a demonizar a Chávez. Por supuesto que no).

Pero el cierre de Márquez Rodríguez... ese sí que no me lo esperaba: el pitiyanqui es Chávez: "El 'pitiyanqui' tiene que ser servil y bajo, rastrero, sujeto que en lo íntimo detesta la cultura propia y por eso imita la de afuera. Tras de ciertos arrestos supuestamente antiimperialistas se esconde muchas veces un verdadero 'pitiyanquismo'".

Insuperable.

Como para proponerle a Márquez Rodríguez varias palabras para este domingo: maletín, descertificación, magnicidio (no, esa no), masacre (no, esa tampoco), injerencia (sólo si es la denunciada por el general Trigo)... maletín...

********

Postdata: Manuel Caballero es individuo de número de la Academia Nacional de la Historia. Alexis Márquez Rodríguez es individuo de número de la Academia Venezolana de la Lengua.

16 de setiembre de 2008

Partes de guerra II: video presentado por Evo Morales ante la Unasur

Presentado por Chávez en rueda de prensa ofrecida a medios nacionales e internacionales, este 16 de septiembre de 2008.
Publicado originalmente por los cámaras de Yvke Mundial.
Tiene fallas de origen.

Haz click en cualquier video para verlo
Puedes ver otros en radiomundial.com.ve

11 de setiembre de 2008

Partes de guerra

A veces las palabras no son suficientes.

1. Bolivia: violencia de los "cívicos". 11 de septiembre de 2008.

Violencia paramilitar en Cobija deja ocho muertos, 15 rehenes y varios heridos.
La Paz, 11 sep (Redacción central de ABI).- La violencia desatada contra campesinos e indígenas, en el sector de Tres Barracas de la localidad El Porvenir (Pando), por parte de paramilitares con armas de fuego y promovidos por la Prefectura y cívicos de ese departamento, dejó el saldo lamentable de ocho muertos, 15 rehenes torturados, varios heridos y un número no determinado de desaparecidos.
...
Rehenes campesinos.
Según la representante Presidencial de Pando, Nancy Texeira, los cívicos de ese departamento tomaron por rehenes al menos a 15 campesinos, 13 hombres y dos mujeres, que fueron torturados desde el medio día de hoy hasta aproximadamente las 17.00 horas. Añadió que este grupo de indígenas fue remitido por los cívicos a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) para iniciarles una investigación. "En el Comité Cívico los golpearon, porque la gente estaba allí gritándoles y les decían de todo, para que digan quien los financiaba, cuando ellos en realidad solo realizaban un movimiento legítimo", explicó Texeira. Sostuvo que existen varios campesinos desaparecidos, además de otros heridos que posiblemente habrían huido al monte para resguardarse de sus agresores.
(Nota completa).

Unionistas se enfrentan con vecinos de Plan 3.000 en su afán de saquear la zona.
Santa Cruz, 11 sep (ABI).- Miembros de la Unión Juvenil Cruceñista armados con palos, bates, piedras, petardos, armas blancas y armas de fuego, desde las 18.45 de este jueves, iniciaron su intento de toma de la populosa zona Plan Tres Mil para saquear el mercado popular y las humildes viviendas del lugar.
...
"Nos han sorprendido, se han adueñado de la Plaza del Mechero, nos están haciendo retroceder porque no estábamos preparados, pero la decisión es no claudicar y vamos a resistir hasta el último vecino, son muchos los unionistas porque han llegado en más de 18 camiones llenos, estamos con un poco de temor por el uso de armas de fuego, pero no vamos a ceder", manifestó el vecino.
(Nota completa).

Gobierno declara duelo nacional de 24 horas por masacre de campesinos en Pando.
La Paz, 11 sep (ABI).- El vicepresidente, Álvaro García Linera, declaró este jueves duelo nacional de 24 horas por la muerte de ocho personas, la mayoría campesinos, en Pando, luego de ser masacrados por funcionarios de la Prefectura de Pando y sicarios contratados para sembrar terror en la población del Porvenir.
(Nota completa).

********

A veces, dicen algunos, las palabras están de más.

2. Venezuela: primeras reacciones de la vocería opositora en torno a la expulsión del embajador estadounidense. 11 de septiembre de 2008.

Julio César Pineda. Internacionalista. Globovisión.
"Desde 1945, cuando se creó las Naciones Unidas, es el lenguaje más duro, menos diplomático que un jefe de Estado ha podido pronunciar en materia de relaciones internacionales".

Juan José Caldera. Partido Convergencia. 90.3 FM. Programa: Espacio.
"Como venezolano me siento avergonzado por el léxico que utiliza el representante del país para referirse al pueblo de otras naciones".

Raúl Arrieta. Abogado constitucionalista. 90.3 FM. Programa: Espacio.
"Puede haber una reacción muy dura por parte del gobierno estadounidense, puesto que el lenguaje que usó para referirse al pueblo y gobierno de Estados Unidos no fue el más apropiado y responsable".

********

A veces todo se resume en una frase.

3. Venezuela: Chávez expresa su solidaridad con Evo Morales y el pueblo boliviano. 11 de septiembre de 2008.

"Evo, tu batalla es la mía, la batalla de Bolivia es la de Venezuela".
(Nota completa).

********

A veces hablan los pueblos.

4. Venezuela: consigna popular coreada por los manifestantes frente al Palacio de Miraflores. 11 de septiembre de 2008.

"El peo no es con Chávez, el peo es con nosotros".

11 de septiembre: Imperio y neoliberalismo armado

Para quienes estén interesados en abordar este acontecimiento desde una perspectiva menos "periodística" y por lo tanto más informada, comparto con ustedes dos artículos del cámara Miguel Ángel Contreras, que se encuentra trabajando en un libro sobre el tema.

El primero, Imperio y fin de siécle. El 11 de septiembre: una perspectiva crítica, "se propone mostrar la estrategia de seguridad y defensa del Gobierno de Estados Unidos, instrumentada tras los ataques del 11 de septiembre de 2001. Primero se exponen los supuestos del «Proyecto para un Nuevo Siglo Americano», sus tácticas y objetivos fundamentales. En segundo lugar se presentan los vínculos entre esta estrategia y el proyecto de reestructuración global, enfatizando los objetivos implícitos del globalismo imperial. En tercer lugar se exponen las justificaciones racionales de guerra justa contra el terrorismo y los dispositivos jurídicos que fundamentan la intervención. Por último, se destacan las efectuaciones prácticas de reordenamiento de los territorios, las economías y las subjetividades, bajo el principio de neoliberalismo armado y retomando la noción de homo sacer de Giorgio Agamben".

Fue publicado en Cuadernos del Cendes, año 24, N° 64, tercera época, enero-abril de 2007. Para leer (o descargar), ir aquí, a la página de los cámaras del Grupo Pensamiento Crítico Latinoamericano.

El segundo, más reciente, se intitula El proyecto neoconservador y el 11 de septiembre: en memoria de Norbert Lechner. Aquí se "establece la relación entre el pensamiento neoconservador y la política exterior estadounidense instrumentada después del 11 de septiembre de 2001. Primero se muestran los orígenes del pensamiento neoconservador en el contexto de la Guerra Fría. Luego se presenta la programática neoconservadora como respuesta a la irrupción de los movimientos contraculturales en la década de los sesenta. En tercer lugar se explica la crítica neoconservadora a la modernidad occidental. Después se analiza la ofensiva neoconservadora desde el 11 de septiembre de 1973 y los procesos de reestructuración que induce. Por último, se establece la relación entre el «Proyecto para un nuevo siglo americano» y la política exterior de los Estados Unidos en el contexto del 11 de septiembre de 2001".

Éste fue publicado en Cuadernos del Cendes, año 25, N° 67, tercera época, enero-abril de 2008. Para leer, ir aquí, a la versión publicada por los amigos de sociologando.org.ve.

Miguel Ángel Contreras estará dictando una conferencia este jueves 11 de septiembre de 2008 a las 5 pm, en el Centro Internacional Miranda (Residencias Anauco Suites, PH. Parque Central). El título: El 11 de septiembre y su doble significado: neoliberalismo armado, reestructuración global y construcción democrática. Desafíos y dilemas.

Epa Miguel, te adelanto mis preguntas (todas apuntan en la misma dirección): ¿cuál es la relación entre el discurso neoconservador y el discurso antitotalitario de la derecha venezolana? ¿Cómo se explica el hecho de que la mayoría de la prensa venezolana (incluída la regional) le dedique la portada del día de hoy a los aviones de combate rusos en la Base Aérea Libertador (Aragua), mientras silencia deliberadamente las pruebas presentadas el día de ayer por Mario Silva, y que dan cuenta de preparativos para un intento de magnicidio? ¿El gobierno venezolano debe ser señalado como culpable de fomentar, irresponsablemente, una nueva guerra fría? ¿Acaso no es el discurso antitotalitario, del tipo Hanna Arendt y Carl Friedrich, característico del ambiente intelectual de la segunda posguerra, y por tanto de los tiempos de la guerra fría? ¿Quiénes pretenden recrear, entonces, el discurso del tipo guerra fría? ¿El amplio despliegue mediático del juicio en Miami a propósito del maletín de Antonini; las críticas contra la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y el protagonismo de personajes como Rocío San Miguel; y las persistentes declaraciones del mal llamado "zar antidrogas" estadounidense, John Walters, no forman parte de una estrategia orientada a declarar a Venezuela como un Estado "paria" o "forajido"?

Ahí te lo dejo.

Salud.